¿Por qué llorabas Jesús? - Noticias de Asturias

¿Por qué llorabas Jesús?

Comentar

NOTICIAS RELACIONADAS

Ofertas descenso del sella en oriente de Asturias

¿Por qué llorabas Jesús?

Publicada por Redacción Búscolu el 20/12/2017 18:05:46

César Carús Arnáiz nos felicita la Navidad con este poema.

Hermano  hoy te vine a ver

y te he encontrado llorando.

Grande era tu padecer

y la pena me fue ahogando.

 

Poco a poco la tristeza

su fuerza fue mitigando

y la calma, la entereza

terreno le fue ganando.

 

Nos consolamos los dos,

mutuamente, como amigos.

Del Padre vamos en pos

y nosotros sus testigos.

 

Triste estabas, mi Señor

y te quise contentar.

En mi mente, con amor,

me acordé de aquel cantar:

 

Vamos niños al Sagrario,

que Jesús llorando está,

pero en viendo tantos niños,

muy contento se pondrá.

 

No llores, Jesús, no llores,

que nos vas hacer llorar,

que los niños de este pueblo,

te queremos consolar.

 

Vamos niños al Sagrario,

que Jesús llorando está,

pero en viendo tantos niños,

muy contento se pondrá.”

 

Somos dos almas gemelas

en pos de un mismo destino.

No necesitamos velas,

pues conoces el camino.

 

Llegan tiempos de recuerdos.

Tiempos de contar contigo.

Y decir a tantos lerdos,

que, Tú, hermano, eres amigo.

 

Tú, enarbolaste en Belén

la enseña de Salvación

y en el Calvario también,

por amor, la Redención.

De esa manera alcanzaste

del Padre, en su mismo Nombre…

cuánto Tú le suplicaste:

el perdón para el propio hombre.

 

Un día crudo de invierno

naciste en aquel Portal.

A tu Cuerpo débil, tierno

lo azotaba el vendaval.

 

Los Ángeles, los pastores

prestos fueron a adorar

y los reyes soñadores,

también fueron al lugar.

 

Te llevaron sus presentes

y se cambiaron de ruta;

pues Herodes y sus gentes

atacar querían la gruta.

 

Ellos se vieron burlados

y comenzó la matanza.

El Padre Dios, desdichados,

no bailaba vuestra danza.

 

Y con este Nacimiento

nos llegó la Navidad.

Aquel grandioso portento

fue nuestra felicidad.

 

El Buen Dios, una vez más,

me ha enrolado en este vuelo.

Dijo: no pierdas compás

y me ha colmado de anhelo.

 

Desde esta humilde atalaya

contemplo con alegría,

que la verdad nunca falla,

si es dicha a la luz del día.

 

La alegría que me embarga

me llena a mí de ilusión;

que para todos sea larga

y brote del corazón.

 

FELICES FIESTAS: AMIGOS

GRAN GOZO, DICHA Y BONDAD

A VUESTROS SERES QUERIDOS.

EN COLUNGA ES NAVIDAD.

 

César Carús Arnáiz

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu