Al rico helado, por José Antonio Fidalgo

Comentar

NOTICIAS RELACIONADAS

Asturias Recicla
Ofertas descenso del sella en oriente de Asturias

Al rico helado, por José Antonio Fidalgo

Publicada por Redacción Búscolu el 24/05/2014 23:54:20

Hace un par de días (22 de mayo) Marta Delgado, en la página de F.B. "Adictos a Oviedo", publicaba una foto, que aquí reproducimos, relativa a los "pozos de nieve" construidos en las cercanías de Oviedo para asegurar el suministro de hielo y nieve a la ciudad.

Según Marta, ya en 1640 el Ayuntamiento ovetense fijaba el precio de venta y contrataba el suministro a un particular; labor que según mis datos, en 1666 correspondió a Juan Francisco Bárcena; en 1667 a Juan de Lago; en 1669 a Juan Simón de Sandobal; en 1671 y 1679 a Cathalina Albarez de Bandujo... 


Marta nos documenta que en los finales del siglo XIX existían en la Sierra del Aramo varios pozos-almacén de nieve.- Se sabe que chinos y persas, hace de esto muchos siglos antes de Cristo, ya usaban de nieve y hielo para enfriar bebidas y zumos de frutas; costumbre y técnica que los árabes llevaron a Italia (en Sicilia usaban nieve del Etna mezclada con zumo de limón como "sorbete") y que de Italia se expandió por toda Europa.

¡Cuántas veces hemos visto el rótulo de HELADERÍA ITALIANA como título y reclamo publicitario !.- En Madrid, en tiempos del reinado de los Austrias, aflora la afición a los sorbetes y helados y, claro, con ella , la necesidad del abastecimiento de nieve y hielo a la corte. Es durante el reinado de Felipe III (1578-1621) cuando surge en Madrid "el negocio del hielo" con nieve que se traía desde la Sierra de Guadarrama, se almacenaba en grandes depósitos ubicados en, hoy, Soto del Real , y después se distribuía a pozos de nieve sitos en la ciudad, como el existente en la actual Glorieta de Bilbao, antes llamada Calle Alta de Fuencarral.

Ah!, dirán ustedes, ¿y quién fué el emprendedor-beneficiario de tan suculento negocio?.- Pues, ¿quién iba a ser? ¡¡¡ Un catalán !!!.- Se llamaba Pedro de Xarquíes.- Y como de sorbetes se trata, preparen uno con helado de limón, añádanle un chorrito de buen cava brut y un toque de orujo de Galicia. 

Quedarán sorprendidos del éxito.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu