FORO Asturias - Pedro Leal: “Los vecinos del Alto Nalón necesitan soluciones urgentes para compensar las pérdidas económicas por el argayo de Anzó como el uso lúdico de los embalses de Redes” - Noticias de Asturias

FORO Asturias - Pedro Leal: “Los vecinos del Alto Nalón necesitan soluciones urgentes para compensar las pérdidas económicas por el argayo de Anzó como el uso lúdico de los embalses de Redes”

Publicada por Pressy el 23/05/2018 20:35:01

Pedro Leal: “Los vecinos del Alto Nalón necesitan soluciones urgentes para compensar las pérdidas económicas por el argayo de Anzó como el uso lúdico de los embalses de Redes”

“Ante las demoras en las obras de restauración de la AS-17, hay que propiciar el uso de los recursos naturales que puedan facilitar que la comarca se recupere de dichas pérdidas”

“Las potenciales posibilidades que ofrece el uso de Tanes y Rioseco son múltiples: baños, pesca deportiva, observación de aves, canoas, piragüismo, remo, siempre en zonas delimitadas y con limitaciones, sin usar embarcaciones a motor”

Intervención del diputado de FORO, Pedro Leal, en la Sectorial celebrada en el Cidan de Pola de Laviana sobre el “Uso Deportivo, Lúdico, Recreativo y Turístico de los Pantanos de Redes”:

Desde el año 1996, año de aprobación de la Ley de Declaración del Parque Natural de Redes, una aspiración del Alto Nalón ha sido conseguir las autorizaciones o habilitaciones pertinentes para que los embalses de Tanes y Rioseco pudieran ser navegables.

También debemos recordar las numerosas iniciativas que se han debatido en Ayuntamientos, en La Mancomunidad del Valle del Nalón, en la Junta General, no sólo la relativa a los embalses situados en el Parque de Redes, sino también de otros como el de Los Alfilorios, entre Morcín y Ribera de Arriba. A título meramente anecdótico mi primera iniciativa defendida en la Junta General fue modificar el vigente IGI para eliminar del mismo la prohibición expresa de del usos Deportivo, Lúdico, Recreativo y Turístico de los Pantanos de Redes.

Como recordatorio, además, me gustaría destacar que la Junta General Consultiva de la Mancomunidad del Valle del Nalón, donde estábamos representados todos los ediles del Valle del Nalón en aquel momento en su sesión celebrada el día 6 de noviembre de 2013, y el Pleno de dicho órgano posteriormente, apoyaron la utilización de los embalses del Alto Nalón a los fines y actividades lúdicos, deportivos, turismo y de ocio, al igual que, como decía anteriormente, lo hicieron previamente los cinco ayuntamientos  del Alto Nalón implicados, y de igual modo, los empresarios y hosteleros de la zona, tanto a nivel individual como a través de las distintas entidades sectoriales que los representan, así lo demandan desde hace tiempo, y también los sindicatos, y uno de ellos vinculado al PSOE, sin embargo, a día de la fecha, aún no se ha tomado medida alguna tendente a la autorización de los citados usos en los pantanos referenciados, a pesar de existir una clara demanda social en aras de su autorización.

Bien es cierto que la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, en el BOPA de 5 de enero de 2015, publicaba el Decreto 162/2014, de 29 de diciembre, por el que se declara la Zona Especial de Conservación Redes, y se aprobaba el I Instrumento de Gestión Integrado de diversos espacios protegidos en los concejos de Caso y Sobrescobio, y en particular, en el apartado, 3.4.9.7. de este IGI, y en lo relativo a Actividades de uso público, y en concreto, en lo que a medios acuáticos se refiere, se establece expresamente la prohibición con carácter general del desarrollo de cualquier actividad deportiva acuática como descenso de cañones y barrancos (barranquismo), aguas bravas, rafting, etc. en los ríos del Parque Natural, y considera igualmente, prohibidos aquellos usos recreativos en lagos y embalses, y en sus márgenes, que requieran el uso de embarcaciones así como el baño, dentro del Dominio Público Hidráulico.

Esta regulación del Gobierno de Javier Fernández daba al traste con una reivindicación histórica que desafortunadamente no contó en las pasadas legislaturas con el apoyo ni de la Consejería correspondiente, ni de los sucesivos gobiernos socialistas, aunque en los once meses de gobierno de FORO se abrió la puerta al proyecto que convirtiese en realidad el uso lúdico y deportivo de los embalses de Tanes y Rioseco. Sin embargo, la llegada de un nuevo gobierno socialista en el año 2012 cercenaba dicha posibilidad sin fundamento objetivo alguno.

Digo esto para que se observe la importancia del voto de cada uno de nosotros en momentos determinados, en este caso en las elecciones autonómicas del año 2012, y que los que siempre han obstaculizado esta pretensión, paradójicamente ha sido el partido que ganaba elecciones en esta comarca.

Respecto a la posibilidad del uso deportivo, turístico y recreativo, hay una cosa que no se puede dudar: Las potenciales posibilidades que ofrece el uso de los pantanos Tanes y Rioseco son múltiples: baños, pesca deportiva, observación de aves, canoas, piragüismo, remo, siempre en zonas delimitadas, con limitaciones y eso sin usar embarcaciones a motor, que ahora con los motores ecológicos que se emplean en Centroeuropa y están homologados, y en la actualidad no habría tampoco problema alguno de contaminación o degradación de la calidad de las aguas.

Todas estas son actividades que me han trasladado los propios vecinos de la zona y que servirían como base para la creación de empresas, por ejemplo de turismo activo y sostenible que lograrían dinamizar el tejido empresarial existente, junto con la hostelería, y que podrían poner en el mapa de España y de Europa a todo el valle del Alto Nalón. No sólo beneficiaría a los municipios que conforman el Parque Natural de Redes. Por tanto, Laviana, SMRA y Langreo también se beneficiarían del impulso que se generaría con el hecho de permitir la navegación. Y ejemplos los tenemos en los Pirineos.

La realidad es más bien triste, y es que desde el 96 se está obstaculizando esta modificación una y otra vez, siempre con la excusa de la calidad del agua. A este respecto, me gustaría hacer referencia a que, si la calidad del agua es tan importante como dijeron algunos de los comparecientes que escuché en la Junta General del Principado de Asturias en el mes de julio pasado, el embalse debería estar perimetrado, y no lo está, evitando que animales salvajes afectados por sarna, por ejemplo, acaben muriendo ahogados, contaminando con su putridez el agua. Tampoco que jamás, desde que yo tengo constancia, por lo menos desde el año 1986, se han limpiado los lodos del fondo, y resulta irónico que no se permita usar embarcaciones a motor y la propia Cadasa utilice una gabarra a motor en sus desplazamientos por el agua. 

Otra excusa es que no contempla el uso de la actividad de navegación, cuando se hace referencia al Plan Hidrológico Nacional, que en los artículos que he consultado, el 2, el 9 y el 10, no hace una prohibición expresa al uso de embarcaciones en las balsas de agua, sino que hace referencia a que esta tiene que combinarse con la calidad del agua y con otros usos, pero jamás prohibiendo.

El Parque Natural de Redes es uno de los parques naturales más bellos de Asturias, y decir de Asturias, es decir también España, esa España incluida Cataluña, aunque algún “iluminado” quiera ponerla en duda que forma parte de esta nación. Redes es un parque llamativo, con una explosión de color en función de las distintas épocas estacionales del año, y de luz auténtica, bosques, ríos, roca, agua, etcétera, etcétera. Por ello, el aprovechamiento lúdico, ocioso y deportivo de los embalses de Rioseco y de Tanes creo que es fundamental como recurso turístico importante dentro del Parque Natural de Redes. No entiendo la cerrazón de algún partido político de negarse a esta circunstancia, e inclusive de alguna persona como la senadora socialista Mª Luisa Carcedo, artífice e influenciadora en su formación de que la prohibición se mantenga hasta hoy. 

Desde FORO entendemos que el uso deportivo y lúdico de determinadas embarcaciones como piraguas, algún que otro kayak, o incluso con motor eléctrico permiten un desarrollo ecológico adecuado, que no afecte a la calidad de las aguas.

Porque, ahora mismo, tanto los lodos que subyacen en el fondo del embalse, como los detritus urbanos o detritus rurales, así como animales muertos, eso contamina mucho más al agua, sin duda. Pero, bueno, lo importante es que los embalses, y sobre todo el de Tanes, con una capacidad de 34 hectómetros cúbicos, es un embalse que en comparación con otros como el de Alcántara en Extremadura, puede considerarse pequeño, pero es adecuado para esa práctica deportiva, lúdica, ociosa y turística. Creo que es vital y fundamental utilizarlos con ese fin, siempre con un uso adecuado, regulado y armónico, que no afecte al ecosistema del parque natural, en cuanto al embalse de Rioseco es mucho más pequeño, con 4,3 hectómetros cúbicos, tiene la dificultad del bombeo, tampoco se debe de descartar para actividades de ribera, y en la cola del embalse.

De igual modo quiero resaltar que los embalses del Alto Nalón han cubierto ya los principales objetivos para los que fueron construidos, siendo necesario establecer otras alternativas al efecto de optimizar al máximo y explotar convenientemente estos recursos. Estos embalses están siendo utilizados para suministro de agua a la zona central de la región y para generación de energía, y en el contexto actual, el uso lúdico, deportivo, recreativo y turístico de los dos embalses ha generado frecuentes debates en los últimos años, pero sin lograrse desbloquear esta situación, situación a que a día de hoy es incongruente con la permisividad de estas actividades debido el actual criterio de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, que sí permite los usos recreativos en el pantano de Arbón (Villayón), que mantiene las mismas finalidades para las que fueron construidos los embalses del Parque de Redes.

Por tanto, los embalses del Parque Natural de Redes sufren una discriminación en Asturias con respecto a otros que sí pueden ser utilizados para uso recreativo, lúdico, deportivo y turístico, y consideramos que estas actividades, con el obligado soporte normativo, son perfectamente compatibles con la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible del territorio.

1.- Ciñéndonos, en primer lugar, al apartado deportivo de las posibilidades estos embalses, la práctica de los deportes acuáticos en el pantano, por supuesto, es un tema que llevan los clubes del Alto Nalón peleando bastantes años. Han presentado proyectos, incluso hacer un Centro de Tecnificación Deportiva Nacional que mejoraría con mucho el ya existente en Trasona, respetando siempre el medio ambiente, la zona y toda la historia de esta comarca. 

Hay en ello un aspecto que conviene destacar, y quedar muy claro, que el agua cuanto más se mueva más se oxigena, menos algas va a haber. Y eso no lo digo yo, lo dicen estudios de la Universidad de Oviedo elaborados desde la Facultad de Biología, y en eso compartirán que saben más que yo sobre el tema. 

Como dato comparativo, hay trece pantanos en España concretamente en que se está navegando y se bebe agua de los trece. Puedo citar alguno: Berducido (Pontevedra), Castrelo de Miño (Orense), Porto de Mouro (Coruña), Castelldefels (Girona), Bañolas, Cuevas de Almanzora, La Cartuja (Sevilla), San Juan y Picadas (Madrid), Villalcampo (Zamora); en sitios como reserva de la biosfera de Puebla de Sanabria, Porma y Riaño. En esos pantanos se está remando, se están haciendo actividades acuáticas, están utilizando barcas..., no barcas, en este caso son catamaranes, con motor, a gasolina todos, y se está bebiendo el agua en todos esos pantanos, y no se ha muerto nadie por consumir ese agua. No entendemos cómo en Asturias se deja remar en Arbón y no se deja remar en Tanes.

Otro dato a destacar es la propiedad de la lámina de agua, ésta, que quede muy claro, es de todos los españoles, no es de ninguna empresa privada, ni de CADASA, ni de EDP. Estas entidades pueden tener el agua para hacer sus energías,  para cobrar por el agua que tratan, depuran y consumimos o lo que quieran, pero la lámina de agua es de todos los españoles. 

A nosotros, como residentes en la Cuenca del Nalón, la posibilidad de uso deportivo y que el pantano sea navegable sería muy favorable. ¿Por qué? Porque se podría crear una escuela, se podrían hacer actividades de verano, campus como en otros deportes, la gente viene a ver el entorno, que es precioso, y no tiene dónde dejar los chavales, no tienen actividades paralelas para que los padres incluso puedan ir al monte y los hijos quedar ahí atendidos. Son recursos que se pueden hacer perfectamente. 

Incluso, y no es soñar demasiado, se podría disfrutar de un campo de regatas para alta competición. Porque es un recurso que nos viene muy bien tanto a deportistas como a hosteleros, como a todos los vecinos, porque es importantísimo, no se pueden imaginar... 

Un ejemplo muy claro, un fin de semana del pasado junio en Pravia: se celebró la Copa España de descenso de ríos, con una inscripción de 1.000 personas. Pues 1.000 personas aportan valor añadido a la zona, cada deportista suele venir acompañado de una o dos personas, son 3.000 personas. Imagínense 3.000 personas en el Alto Nalón, un fin de semana, cómo se pondría. Yo creo que no hay ahora mismo en toda la Cuenca del Nalón y del Caudal sitio para todas esas personas; imagínense las potencialidades.

Son sólo ejemplos.

Para empezar, y como manifestó el campeón del mundo de piragüismo en la Junta General del Principado de Asturias cuando compareció, animaría a todos los aquí presentes a que pinchasen en su ordenador o dispositivo móvil en Google, pusiesen “descenso de kayak en parques naturales”, y verán cómo en todo el mundo, en todos los ríos de cabecera, en todos los parques naturales, se puede hacer descenso de ríos, de barrancos y no hay ninguna prohibición. Nos vamos a Francia, al Ardèche, que es probablemente el río más navegado del mundo, y allí nadie prohíbe navegar en las cabeceras de los ríos. Y aquí, a día de hoy estamos debatiendo si podemos navegar en un embalse, un embalse que bastante, digamos, daño ya hizo al medio ambiente o ya sufrió el medio ambiente a la hora de la construcción del mismo. Entonces, si en los espacios naturales de todo el mundo, desde Costa Rica, los grandes ríos de Costa Rica, el cañón del Colorado, donde se va uno a remar, te bajan en helicóptero, te recogen, te suben al hotel al día siguiente y nadie prohíbe absolutamente ni remar ni que bajen las balsas de raft ni nada, pues lo que nadie entiende es cómo en este embalse se prohíbe totalmente remar. 

En los años ochenta, hubo competiciones de piragüismo. Creo que la preservación de los espacios naturales no puede pasar por ser incompatible con la imposibilidad de uso de los mismos. 

Remar es una actividad no consuntiva, en la que no se emiten ni ruidos ni vertidos contaminantes, no extrae plantas ni animales, ni se afecta a los hábitats objeto de protección por los espacios declarados. El piragüismo, el remo, utiliza los recursos naturales de forma moderada y conservadora, caracterizándose por una baja intensidad e impacto sobre los sistemas naturales y seminaturales. A escala local, por ello, reúne las mismas condiciones que se exigen a los usos tradicionales en cuanto al impacto sobre el medio ambiente. 

En Madrid, en Picadas, que es el embalse de seguridad que tienen para las aguas de la ciudad, e incluso allí el entrenador va en su motora, con su motor a explosión, y allí nunca se prohibió el palear ni el remar.

En segundo lugar,  conviene hablar de los embalses como factor de desarrollo económico y turístico, de modo sostenible. Nadie está pidiendo una invasión de 3.000 embarcaciones como acontece en el río Sella.

En estos momentos, la navegabilidad de estos pantanos es una apuesta por un turismo sostenible, de desarrollo sostenible, donde el factor medioambiental debe respetarse, pero esto es algo que ya está inculcado y forma parte del ADN de los vecinos de estas localidades.

No es comprensible que un embalse como es, en este caso, el de Tanes, estuviese simplemente bajando y subiendo su nivel de agua de acuerdo con la lluvia y con la no lluvia, porque se abastezca la población central de Asturias, cuando hay una depuradora que perfectamente puede garantizar la calidad de agua sin ningún problema. Es un recurso que yo creo que puede traer al concejo una fijación de población, recursos laborales, recursos de todo tipo, implantación de pequeñas empresas que pueden ser de artesanía, pueden ser de gastronomía, pueden ser de hostelería, pueden ser de mil clases, porque las nuevas generaciones de jóvenes que tenemos actualmente está mucho más preparada que hace treinta años, y lo único que se les debe ofrecer es una oportunidad para implantar sus expectativas, vamos a llamarlo así.

La situación de la comarca, comenzando por la situación del sector turístico en la comarca del Nalón es que tenemos infraestructura hotelera, oferta de alojamientos y de restauración, reciente y de mucha calidad, mil plazas, la mayoría de ellas en el parque natural, unas 715 más o menos; pero solo tenemos eso, la infraestructura de base, no tenemos aún un producto turístico. No acabamos de pasar de un destino incipiente a consolidarnos como destino turístico, y hablo en primera persona del plural, porque aunque sea de La Felguera, pertenezco a esta comarca. Una infraestructura hotelera no es destino, es la base de ello, pero camas y restaurantes simplemente no hacen de un territorio un destino. Tenemos una ocupación baja de promedio, y fundamentalmente estacional, no llega al 22%, es más baja que la media en Asturias en lo relativo al turismo rural, y tenemos una evolución negativa de visitantes en los últimos 10 años, con el añadido de que el gasto en turista es básicamente en estancia y en restauración, porque no ofrece el territorio muchas alternativas a que la estrategia y la gente sigan generando gasto en las familias y en las personas que nos visitan, más allá del simple alojamiento o de la simple manutención. Es demasiado escaso el rendimiento que le estamos sacando al sector. Las plazas hoteleras son de mucha calidad, con un esfuerzo inversor por parte los empresarios muy firme, muy importante, y, sin embargo, las empresas del sector turístico no acaban de ser competitivas. No ofrecen la rentabilidad necesaria para que sigan impulsando con fuerza ese sector y para que la comarca se consolide como destino turístico. Tenemos que hacer más atractivo el territorio, no podemos solo competir por precio, y tenemos recursos para ello, tenemos recursos en el territorio que soportan esas actividades que hagan más atractivo al territorio, y esto pasa ineludiblemente por permitir la navegación en los pantanos de Redes.

El derecho al uso de los recursos naturales a nuestro alcance, en aras del bien general de la comunidad. No hablamos de un uso indiscriminado ni abusivo ni lesivo de los bienes comunes, sino de un uso racional y consensuado de determinadas instalaciones naturales cuya explotación empresarial o profesional contribuya a paliar una de las lacras que azotan nuestro concejo, que es la falta de oportunidades laborales y la despoblación.

No es que el aprovechamiento turístico o recreativo de los embalses vaya a ser el centro de la economía local, vaya a ser el pilar de la economía local o vaya a solucionar los problemas con los que cuenta o que tiene la comarca del Nalón o Redes, sino que puede ser un elemento dinamizador de esa economía, un apoyo más en esa economía local que refuerce al sector turístico y que lo haga más competitivo, haciendo así, a la vez, más competitiva la comarca, porque la haga más atractiva y porque genere más posibilidades de gasto en ella, haciéndola tener también más peso en la economía regional, y ello utilizando, que es lo importante, un recurso local propio. Tenemos que lograr coexistir los usos más directamente económicos y tradicionales de los embalses, como el abastecimiento o la energía, con los usos y con esa apertura recreativa de los embalses, en consonancia con la planificación que están haciendo en otros territorios y también en consonancia con las expectativas que tienen depositadas los ciudadanos y los empresarios de la comarca en ese factor lúdico como un factor de reanimación socioeconómica. Por eso, en conclusión, yo creo que deberíamos plantearnos ya ese uso lúdico en los embalses en el Alto Nalón, pero para ello hacen falta más que palabras, no podemos seguir retrasando indefinidamente el debate o manteniendo abiertos y retrasando los estudioso o los análisis sobre esta cuestión. Deberíamos saber, de concluir ya, si la estrategia de desarrollo de la comarca tiene esta posibilidad de la apertura recreativa de los embalses o no, para entonces actuar en consecuencia y dedicarnos a trabajar sobre otras alternativas de desarrollo en la comarca o establecer el marco normativo que regule esas actividades. CREO que ha llegado el momento

El empleo que generaría desde la propia administración, ya sea directamente o subcontratando a empresas, o a través de cooperativas: Para que los pantanos puedan ser navegables y espacios lúdicos deportivos, dentro de un espacio natural protegido, como es el caso, deberá haber una vigilancia y un orden previamente establecido y un personal que lo vigile y haga sostenible esta actividad. Tiene que existir una plantilla, medios humanos, adecuada al trabajo a desarrollar y, sobre todo, medios materiales para poder ejercer con efectividad el trabajo: emisoras, prismáticos y vehículos, en un estado medianamente funcional que nos permita al menos el poder desplazar ese personal. 

Aún estamos esperando por la tan manida reindustrialización y en la que cada día vemos cómo desaparecen más y más empleos en la industria en general y concretamente en la minería del carbón, sin que ninguno de los partidos mayoritarios apueste claramente por el seguimiento de la misma.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu