Método de venta engañoso

Publicada por Redacción Búscolu el 09/02/2007 00:00:00

Últimamente proliferan los timos y estafas a través del teléfono. Una Convecina cuyo nombre reflejamos como María Dolores Camp.. ...nos previene de un timo que se está utilizando últimamente. También hay muchas quejas de gente a la que llaman a las 4 de la mañana por ver si adormilados pulsan la tecla nº 1 con lo cual se desencadena un proceso que seguro acaba perjudicándoles gravemente.

El lunes día 5 de febrero de 2007 acepté la compra de unos libros y varios supuestos regalos por un importe total de 1800 euros.

Todo comenzó con una llamada telefónica ofreciéndome 3 libros de Galdós bien encuadernados, de forma totalmente gratuita. A cambio yo debería de responder a una encuesta de varias preguntas.

Reiteradamente pregunté si había venta de algo por medio. La respuesta fue que no.

Como soy una lectora compulsiva y me gusta tener los libros, acepté a que una persona viniese a mi casa a entregármelos y a hacerme la supuesta encuesta. Me preguntaron si prefería horario de mañana o de tarde. Preferí la mañana.

El lunes día 5 de febrero de 2007 llama por teléfono una persona por la mañana preguntando por mi. En ese momento yo había salido y mi marido le comentó que llamase más tarde.

Cuando estaba preparando la comida hacia la una y media vuelve a llamar. En esta ocasión cojo yo el teléfono. Me dice que me trae los libros según habíamos .acordado que viene en cinco minutos.

A pesar de estar apurada y disponer de poco tiempo, acepto pensando que la cosa sería rápida.

Llega a mi puerta un chico joven, bien vestido, muy amable y sonriente que me da la mano y al que invito a pasar dentro de casa, pues me trae en la mano los tres libros de Galdós envueltos en papel transparente.

Nos sentamos en el comedor e inmediatamente comienza con las preguntas. Me asegura que no se trata de ninguna venta, si no de un sistema de captación de clientes a través del boca a boca, puesto que si yo conozco la “editorial” siempre hablaré bien de ellos y me informaré de sus productos.

Las preguntas estaban dirigidas a conocer mis preferencias lectoras, eran pocas, simples y rápidas. Al final ponía en orden una lista de temas que traía en la hoja de la supuesta encuesta, tales como flora y fauna, medicina, historia y otros dos o tres más.

Cuando terminó con las preguntas yo pensaba que ya estaba todo hecho, pero en ese momento rompe el final del papel de la encuesta y me dice:¡PREMIO! Has ganado un premio.

Me puse como unas castañuelas yo nunca he ganado un premio. Me dice que he ganado una almohada cervical. Yo ya tengo una comprada en la farmacia pero me dije “esta es mejor y así tengo quita y pon.

A continuación me enseña un catálogo con muchas cosas, todas ellas muy atractivas y me va preguntando lo que más me gusta de todo aquello. Se trataba de pantallas de televisor extraplanas, colchones (parecían buenos), D.V.D grabadores vajillas, cristalerías, y más cosas que no recuerdo. Al tiempo me iba preguntando cuales eran mis preferencias.

La siguiente táctica consistía pues gracias al premio te regalamos….

A mi me “REGALÓ “ media vajilla con diseño del Quijote ¿me lo estaba llamando? Un colchón de 135.cm. 2 colchones de 90cm, y un sillón relax con 10 puntos de masaje.

¡YO ESTABA TAN CONTENTA! ¡VAYA SUERTE!

En ese momento mi cabeza no veía más que los regalos. Como además la entrevista se prolongó ya tenía prisa porque se marchara, mi comida no estaba terminada.

Al final me dice que también tengo una enciclopedia de 10 tomos y varios D.V.D , así como otra enciclopedia de medicina natural también con D.V.D. cuyo precio asciende en total a 1800 euros.

,En ese momento no pienso, ya tengo gana de que se marche.,Me propone el pago en mensualidades de 60 euros 30 en total. Acepto todo lo que me dice y firmo el documento. Le doy además mi nº de cuenta bancaria y le pago la primera mensualidad en mano.

Después de que se marcha hago la comida viene mi marido, al que le digo que he comprado varias cosas, sin darle más importancia y me voy a la piscina.

Cuando ya relajada por la tarde noche empiezo a reflexionar sobre lo que me ha pasado y cojo un cabreo, aparte de un disgusto muy pero que muy gordo.

Miro el contrato firmado y leo que tengo un plazo de siete días para derogarlo según la ley.

Llamo a Madrid que es el único teléfono de que dispongo y me sale el contestador que trabajan hasta las cuatro de la tarde.

Busco por Internet y me sale la dirección de Colloto en Asturias también el teléfono, llamo y tampoco contestan. Mi intención era evitar que trajeran lo pedido puesto que no me iba a quedar con ello.

A la mañana siguiente, después de pasar una noche alterada me levanto temprano y hacia las ocho y media llamo a Madrid donde me dicen que me comunique con la delegación de Asturias que abre a las nueve y media. .A las diez menos diez llamo, me cogen el teléfono y me dicen que no lo puedo devolver puesto que ya ha salido el pedido, les insto a que avisen al conductor y que no lo traigan pues no pienso hacerme cargo del mismo. Me dicen que ya he firmado el contrato y que no lo puedo devolver.

Hacia las doce y media llega un furgón a la puerta de mi casa con la mercancía, le digo al operario que no quiero que la descargue puesto que ya he avisado del rechazo del pedido. A toda costa me lo quiere dejar. Llegué al punto de decirle que no lo dejaba entrar en mi casa.

Con esto se volvió y aún no he tenido ninguna noticia por parte de la empresa lo cual me hizo redactar dos escritos uno para Madrid y otro para Colloto que enviaré por fax y por carta certificada. Así mismo iré al banco para que no paguen nada nuevo a pesar de que esté firmado.

Esto me sucedió después de haber hecho la solemne promesa de no comprar nada a través de llamadas telefónicas, ni vendedores en casa.

La reflexión que hago es. que a pesar de estar prevenida y de intentar tener el máximo cuidado, si la persona con la que tropiezas, trae una muy estudiada táctica de venta, como nos gusta consumir y tener cosas, muchas veces superfluas, caemos en la trampa de la manera más tonta. ¿Por qué no pensamos un poco más en esas personas que carecen de todo?.

NR: Lo mejor, más rápido y legal es el BUROFAX que se envía desde Correos, y la denuncia por estafa porque no cumplen los plazos o ponen trabas para cumplirlos. La estafa es un delito público, perseguible de oficio, por lo que la Guardia Civil o la Policíoa deben de actuar inmediatamente y sin coste alguno para el denunciante.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu