Fiesta de La Consolación de Caravia, por Javier de Montini y programa de fiestas

Comentar

NOTICIAS RELACIONADAS

Ofertas descenso del sella en oriente de Asturias
Patrocinio Cogersa

Fiesta de La Consolación de Caravia, por Javier de Montini y programa de fiestas

Publicada por Redacción Búscolu el 04/09/2015 21:34:30

Año tras año, la festividad de la Virgen de la Consolación o de Nuestra Señora de la Consolación me trae recuerdos de mi niñez en Carrandi/Colunga (Asturias). Romería en Caravia Alta. Caravia es concejo colgado en la sierra del Sueve hacia la hermosa Costa Verde, entre Colunga y Ribadesella

Pequeño, de los más pequeños del Principado de Asturias, y sin embargo, dividido en dos parroquias: Caravia Alta y Caravia Baja. La Baja con su templo dedicado a Santiago Apóstol. La Alta, con su iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, esa imagen de la Virgen María protegiendo a todos sus devotos en los tiempos del apocalipsis. A últimos de los 40 y en los 50, he disfrutado de esta romería de la Consolación, yendo a pie a Caravia Alta desde Carrandi, atravesando por atajos Gobiendes, la Espasa y Caravia Baja. La iglesia de entonces era muy sencilla,pero muy coqueta, una sola nave con capilla adosada. Se decía que había sido construida a mediados del siglo XVIII. La explotación de unas minas de espanto flúor acabaron con aquel templo. El de ahora es de 1982. Eso sí, se mantiene la dedicación a Nuestra Señora de la Consolación. Tierras de montaña y mar las de Caravia con un pintoresco Mirador de El Fitu en el Sueve y recoletas playas como la Espasa o Beciella. Tierras de indianos, emigrantes que hicieron grandes fortunas en Cuba, México, Argentina... Y tierra - Caravia Baja- de escritores siempre dignos de leer: Aurelio del Llano Roza de Ampudia (1868-1936), ingeniero de minas, pero gran estudioso del folclore, los mitos, las supersticiones y las costumbres de Asturias; José María Uncal (1902-1970), a quien tuve la suerte de conocer y entrevistar, poeta que vivió la aventura de emigrante en La Habana y volvió para afincarse definitivamente en Madrid, autor de poemarios como "Flores silentes" y "Tajamar" y también de novelas cortas; y María Balbín (1877-1961), maestra ejemplar y escritora de "Añoranzas" y otros textos recogidos en sus "Obras completas". Caravia es Caravia, bien lo sé, pero yo siempre lo tuve, tengo y tendré dentro del marco del paraíso de Colunga en el que he vivido los años maravillosos de mi infancia y adolescencia de los que jamás podré olvidar las romerías de Nuestra Señora de la Consolación. 

 

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu