EL COMERCIO EN COLUNGA A PRINCIPIOS DE SIGLO (XX, claro)

EL COMERCIO EN COLUNGA A PRINCIPIOS DE SIGLO  (XX, claro)

Publicada por PARDO el 19/09/2018 12:00:49

Sobre asuntos del pasado siglo...

Partido Judicial de Villaviciosa, dicen las crónicas de la época, en eso no hay variación, creo – tampoco ando muy al tanto de la cosa judicial esta –

Habitantes de hecho: 7.629, de derecho 7.792, dicen también, aquí si que estamos ante una variación de calado frente a los oficiales 3.440 de ahora, eso sin contar los vaivenes y otras trampejas del padrón con fines electorales y eso que todos ustedes saben muy bien ya – si es que quieren saberlo, claro –menos de 3.000 reales de ahora.

El hecho es más virulento en las parroquias rurales que en los dos núcleos de población principales (En esa época Colunga parroquia tenía 854 habitantes, tal cual que ahora más o menos) Lastres es otra canción, eso también lo saben…

Número de concejales 16, luego 13, ahora 11 – gracias a las trampejas del padrón y demás, ya les dije -

Había en la época (hablamos de 1.904), Oficina de Correos, Telégrafo (limitado), Juzgado Municipal, Notario, dos casinos (El de “La Unión” y el de “Los Señores”), y puesto de la Guardia Civil, aquí excepto los Casinos no hay mayor variación tampoco.

Respecto al mercau de los Jueves, aunque ahora no sea de “ganau” no hay variación, y en lo de la feria de ganau de Loreto tampoco, aunque bueno…

En lo del alumbrado eléctrico sí que se ha mejorado un tanto. La verdad que esas crónicas son un tanto optimistas, ya que en realidad, alumbrado eléctrico en esos años sólo lo tenían Los Pablos y lo que es ahora el Barrio del Cuetín, que era la nueva zona de asentamiento de los empleados de la fábrica anexa Hijos de Pablo Pérez (gracias a esta circunstancia fue un barrio de trabajadores el primero que tuvo luz eléctrica en la localidad, ya ven que contradicción…)

Siguen pasando por aquí los coches que van a Ribadesella, Villaviciosa, Correo para ir a Oviedo, que enlaza en Lieres con el Ferrocarril de Infiestu, aunque si de tomar el tren se trata también se puede tomar el coche que por Pintueles se dirige a Infiestu, aunque la carretera es y sigue siendo muy estrecha y revirada.

Por esta nueva vía Infiestu – Lastres se puede llegar a la villa y Puerto en nada, desde Colunga, puesto que sólo hay 5 Km. (Vial recién inaugurado entonces), donde también hay Oficina de Correos y puesto de Carabineros.

Esta población cuenta con 8 habitantes menos que el núcleo principal, o sea 846 habitantes, lo que nos indica que más de 6.000 habitantes andaban por ahí pululando en el resto de las 11 parroquias locales, ya ven…

Eso suponía evidentemente más servicios para abastecer tal población, aunque los niveles de consumo y necesidades comparadas con las actuales tampoco pueden equipararse evidentemente, así que vamos a tratar aquí de dar un repaso a los servicios con los que contaba tal población, teniendo lógicamente también en cuenta que la movilidad en la época no era la misma que ahora.

Pues a ver:

ABACERIAS:( O sea, establecimientos o puestos en el que se vendían legumbres secas, bacalao, aceite, vinagre, etc.)

.- D. Rafael Caravera en Libardón (La parroquia más poblada entonces de la localidad)
.- D. Ramón Canosa en Lastres
.- D. Ramón Granda García en La Plaza de Colunga.

ABOGADOS:

.- D. Santos Cueto Ruidíaz, natural de Libardón con despacho en La Calle Real (Líos había muchos, pero abogados como ven pocos, no estaba la cosa entonces para tales dispendios, los pleitos populares más comunes sustanciábanse en los Juzgados locales a través de la conocida figura del conocido como “Abogau de Caleya”; esos sí que abundaban en todas las parroquias.

ACEITES Y VINAGRES:

.- D. Pedro Varona, Dª Juliana Rebollar y Dª Ramona Braña en Lastres, D. Manuel Ruiz, en Loja, D. Segundo Peláez en Loroñe, D. Juan Pérez en la Plaza de Colunga y Dª. Perfecta Morán de La Riera en la Calle Real de Colunga.

COCHES:

D. Pedro de Cobián, en la Calle Pidal.

CIRCULOS RECREATIVOS: En realidad de recreativos no tenían más que la denominación, el trasfondo como muy bien saben era muy otro.

Había dos: El Casino de la Unión, en la Calle Pidal, y el Casino Colungués, más conocido por el Casino de los Señores, en la Calle Real y eran los refugios y mentideros de las facciones políticas muy al uso de la época de La Restauración.

COMESTIBLES:

D. Leonardo Montequín, en la Calle Pidal.

CONFITEROS:

D. Jerónimo González en la Calle Pidal.

D. Víctor Manuel Rodríguez Cueli, y Félix González en la Calle Real.

ELECTRICIDAD:

Hijos de Pablo Pérez

FARMACIAS: Viuda de José García Ramos en la Plaza.

FERRETERIAS:

Casanueva en la Calle Real, Hijos de Pablo Pérez en la Calle Pidal D. Braulio Vigón en la Plaza de Argüelles y D. Bernardo Vigón en la Plaza.

GASEOSAS: Fábrica de Hijos de Pablo Pérez

HORNOS DE PAN:

Crédito Colungués en plaza Santa Ana, e Hijos de Pablo Pérez en el Sotu.

HUESPEDES:

Casa de Dª. Victoria Granda en el Solriveru y de D. Gabriel González en la calle Real.

MEDICOS: D. Ricardo Cobián y Junco, D. José Fuentes y Cuétara y D. Manuel Cobián Cañedo.

MERCERIAS:

D. Santo Carús en calle Real, D. José Diego Madrazo en Loroñe, D. Manuel Isla Fuentes en Libardón, y D. José Antonio Lucio Huerta en Lastres.

PRACTICANTES:

D. Mariano Valle en Lastres.

SALAZONES, CONSERVAS Y ESCABECHES:

SOCIEDAD Lucio y CIA, Mateo Mardomingo, Nicolás Quintana, Ricardo Pérez, Antonio Cirera y Gallego y CIA en Lastres todas.

SIDRAS:

SIDRA EL HORREO HIJOS DE PABLO PEREZ

TABLAJERÍAS: (Así llamaban entonces a los establecimientos de venta de carnes)

D. José Alonso en Calle Pidal y D. Celestino Sánchez en la Plaza.

TEJIDOS:

D. Manuel Zaldívar, y D. Santos Carús la calle Real

TOCINOS:

D. Policarpo Ordóñez, y D. Jerónimo González en calle Pidal.

ULTRAMARINOS:

D. Isidoro González en el Solriveru, D. Miguel Martínez en Calle Pidal, D. Gregorio Sierra García en C. Real y D. Potamio Sierra García en Plaza de Argüelles.

VINOS:

D. Dionisio Cabal Granda en Loroñe, D. Eugenio Lucio Fuentes y D. Manuel Bustos en Lastres. D. Cándido García en Libardón, D. Manuel Valdés y D. José Duyos en La Isla.

Así que ya ven que actividad. Ahí pueden observar que Colunga núcleo es el centro comercial por excelencia que provee en un porcentaje muy alto a las pobladas parroquias colindantes, Lastres incluida, estando concentrados la mayor parte de los establecimientos en las entonces Calles Pidal y Real, que para que se aclaren luego fueron, Avenida del 18 de Julio y en la actualidad Avda. de La Reconquista, en el caso de La Calle Pidal y D. Luis Montoto y Cobián y Dr. Grande Cobián ahora en el caso de la Calle Real.

Esa fotografía que pueden ver ahí al inicio de este “post”, es una antigua libreta de uno de estos comercios, a la antigua usanza que en cierta manera aún pervive, que no es otro que el Bar Tienda de La Nava en Libardón. En ella se iba anotando el gasto y solía liquidarse dentro de un plazo establecido, normalmente mensual, era un comercio más personalizado, más cercano, más acorde, claro, con otra mentalidad y otra época que incluso en algunas ocasiones tenía en cuenta ciertas circunstancias que ahora denominaríamos “sociales”, dentro de un entorno un tanto más humanizado que en los tiempos actuales, aunque me da que lo de “humanizado” quizá no sea el término más correcto, ya que si con tal aserto queremos hacer referencia a lo que hacemos los humanos, me parece a mí que de benévolo tiene más bien poco, pero en fin, para entendernos que es de lo que se trata sirve.

Bueno, pues ahí tienen ustedes datos suficientes para refrescar un poco la memoria, muchos de esos personajes les resultarán conocidos de oídas, en incluso pudieran haber sido parientes suyos, así que ya saben, no estaría de más que aportaran ustedes alguna referencia más concreta a esta simple lista de establecimientos locales de principios de siglo, seguro que tienen mucho que decir.

Más fácil no se lo puedo poner ya, así que ya saben…

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu