El Ayuntamiento de Peñamellera Alta se suma a la concentración de ganaderos prevista para el jueves 28 de noviembre en Oviedo

Comentar

NOTICIAS RELACIONADAS

Ofertas descenso del sella en oriente de Asturias
Patrocinio Cogersa

Publicada por Redacción Búscolu el 29/11/2013 00:00:00

El Ayuntamiento de Peñamellera Alta participará en la concentración que tendrá lugar el próximo jueves en Oviedo en defensa de la adopción de medidas por parte del Principado de Asturias para hacer frente a los daños ocasionados por el lobo en los municipios asturianos.

A la concentración acudirán en representación del Ayuntamiento, la Alcaldesa, Rosa Domínguez de Posada y el Teniente de Alcalde, José Antonio Roque Llamazares,  acompañados de un nutrido grupo de ganaderos del Concejo.

A lo largo de este año 2013, la Alcaldesa de Peñamellera Alta mantuvo una reunión con la Consejera de Agroganadería  y, entre otros asuntos, se  trató el tema de los daños ocasionados por ataques de lobo en el concejo  y la posibilidad de realizar batidas controladas para frenar los daños ocasionados por los mismos.

El pasado mes de octubre de 2012 el Grupo Municipal de FORO  en el Ayuntamiento de Peñamellera Alta presentó una Moción al Pleno que fue aprobada para instar al Consejo de Gobierno del Principado de Asturias a autorizar batidas de lobo a fin de garantizar la posibilidad de los ganaderos de subir con sus reses a los pastos en unas condiciones de mínima seguridad.

El teniente Alcalde y concejal de Agricultura, José Antonio Roque Llamazares, señala que “el equipo de gobierno de Peñamellera Alta apoya esta manifestación, como no podía ser de otra forma, al ser un municipio gravemente afectado por el lobo. Por ello, mi obligación de asistir a esta concentración para reivindicar medidas contra los daños causados por el lobo que están perjudicando gravemente a los cultivos y a la ganadería del concejo”.

Roque Llamazares señala que  “los ganaderos de Peñamellera Alta, están sufriendo continuadamente la acción del lobo sobre sus ganaderías ovinas y caprinas y también sobre la ganadería  bovina, la más abundante y que más repercute en la economía de nuestro concejo. Estas pérdidas en la cabaña ganadera local traen  consigo una importante alarma que no solamente debería preocupar a ganaderos, sino también a todos los sectores económicos y productivos de nuestro municipio.

En estos momentos en los que el ganado  regresa de las   brañas y puertos, tras su aprovechamiento durante el período estival, queda patente de un modo más preocupante la acción del lobo, bien por pérdidas o bien por la amenaza constante que supone tener expuestas las reses, en definitiva,  la economía familiar, a los ataques del lobo”. “No queremos que el lobo se extinga, pero no queremos que sea él quien mande y gestione el territorio y la economía de nuestro concejo”, concluyó el edil.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu