Adios a Isidoro Álvarez, por Javier de Montini

Publicada por Redacción Búscolu el 18/09/2014 18:59:17

Asisto a la misa funeral por Isidoro Alvarez que se oficia, "córpore insepulto", en la parroquia de San Ginés (calle Arenal, a unos pasos de la Puerta del Sol, de Madrid), en donde ha quedado enterrado.

 La iglesia a tope de familiares, empresarios, políticos y gente del mundo de los negocios que acompaña al presidente de El Corte Inglés en este momento crucial del "tránsito a la otra vida", a la vida eterna, como de saludo nos dice el párroco. María José Güil, su viuda, las hijas, Marta y Cristina con sus maridos y los cuatro nietos. También de la familia, el sobrino de Isidoro, Dimas Gimeno Álvarez y su mujer Mónica Esteban. Y primos de Marta y Cristina, Juan Manuel y Armando del Rey (de El Corral de la Morería) con su madre Blanca del Rey.


A las puertas del atrio, muchos compañeros periodistas captan con sus cámaras a personalidades que puedan interesar a los medios: La alcaldesa Ana Botella, el ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, Cristina Cifuentes, Manuel Pizarro, Jaime Botín, Alberto Cortina y Elena Cué, Ana Gamazo, Nuria González, Tomás y Pilar Pascual Gómez-Cuétara (Calidad Pascual) con su madre Pilar Gómez-Cuétara (aquí tiene a su esposo Tomás Pascual Sanz, fundador de Leche Pascual), Lucio Blázquez (Casa Lucio), Arturo Fernández (grupo Cantoblanco), Pedro Trapote y Begoña García-Baquero, Agatha Ruiz de la Prada, Fernando Onega, José María García, Paloma Gómez Borrero y la abogada Teresa Bueyes, Cari Lapique...


Hace 25 años, en esta misma iglesia, despedíamos al fundador de El Corte Inglés, inolvidable Ramón Areces. El, asturiano, quiso ser enterrado en San Ginés. Ahora, ya le acompaña su querido sobrino, también asturiano, Isidoro Álvarez.


La iglesia, de las más antiguas de Madrid, con el cuadro del Martirio de San Ginés (de Arlés) en el altar mayor, es un museo de gran interés que vale la pena visitar con calma. Aquí fue bautizado Francisco de Quevedo (1580), aquí se casó Félix Lope de Vega con Isabel de Urbina (1588), aquí se celebró el funeral del músico Tomás Luis de Victoria (1611)... Y ya de nuestro tiempo, aquí está la pequeña tumba de Pilina Cimadevilla (María del Pilar Cimadevilla y López-Dóriga), una niña, ahora "Sierva de Dios", que va para santa por lo maravillosamente bien que vivió sus diez años de "enferma misionera" (Madrid, 18/02/1952- 6/03/1962). Mucha y rica historia en esta iglesia de San Ginés.


Isidoro Alvarez Alvarez, presidente de El Corte Inglés, puede que el empresario más poderoso y a la vez más discreto de España desde que agarró el timón de estos grandes almacenes en 1989, a la muerte de su tío Ramón Areces, el hombre que creó la empresa en 1935 a partir de la compra de una sastrería que, en 1940, llevó a un local de la calle Preciados número 3 de Madrid, se nos ha muerto con 79 años, la misma edad de Emilio Botín, banquero que convirtió al Santander en uno de los grandes bancos del mundo.


Ramón Areces, a quien más adelante, ya en los años 60, trataría muy de cerca, era asturiano (La Mata, 15/09/1904- Madrid, 30/07/1989), pero había aprendido muy bien el negocio de las tiendas en su estancia en Cuba y en los Estados Unidos de América. Al igual que Pepín Fernández, otro asturiano triunfador, el creador de las inolvidables Galerías Preciados, Ramón Areces volvía a España con la fórmula de los importantes almacenes El Encanto, de La Habana, que con acierto fue adaptando a la vida española hasta poner en marcha lo que ahora es el "imperio" de El Corte Inglés.


Afectado por una hemiplejía en 1973, pudo seguir dirigiendo la empresa hasta su muerte y, a falta de hijos, se había ocupado de preparar a su sobrino Isidoro Alvarez (n. Borondes/Grado, Asturias, en 1935) para que que le relevara al timón de las tiendas.


Con 23 años, terminados los estudios de Economía, Isidoro Alvarez, "asturiano universal", comenzó su andadura en El Corte Inglés con un cargo directivo. En 1959 pasó a consejero y en 1989 sucedía en la presidencia a Ramón Areces. Admirable, yo diría que asombrosa, la expansión de El Corte Inglés en estos 25 años de bonanza, pero también de larga y tremenda crisis económica que, por fin, parece que vamos superando.


Casado con María José Guil, viuda del empresario Alfonso del Rey (popular Alfonso Camorra) de quien tiene dos hijas, Marta y Cristina, a las que Isidoro Alvarez crió y educó como suyas, ha venido incorporando a El Corte Inglés, con altos cargos, a un sobrino y sobrino nieto de Ramón Areces: Dimas Gimeno Alvarez. El es el nuevo presidente que, lógicamente, contará con la experiencia de Manuel Pizarro, reciente y último fichaje de Isidoro, para llevar adelante la expansión internacional de El Corte Inglés, más allá de Portugal, que ha quedado diseñada.


La inesperada muerte de Isidoro Alvarez el 14 de septiembre, a muy pocos días del fallecimiento repentino de Emilio Botín, ha conmovido no sólo al mundo empresarial y económico sino también al mundo político, muy interesado en que El Corte Inglés, con más de noventa mil empleados, vaya siempre a más y siga creando trabajo y riqueza para España.


Muy afectado, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lo veía como "icono de credibilidad y confianza".


Admirable el desfile de personalidades que, hasta proceder al sepelio, ha pasado por a capilla ardiente instalada en la Fundación Ramón Areces: La Infanta Elena, los ministro de Economía Luis de Guindos, de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, de Empleo, Fátima Báñez, de Industria, José Manuel Soria, y de Justicia, Ruiz Gallardón, José María Aznar con Ana Botella, Esperanza Aguirre, Angel Ron (Banco Popular), César Alierta (Telefónica), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), Juan Roig (Mercadona), Borja Prado (Endesa), Florentino Pérez (Real Madrid), Pepe Barroso y Mónica Silva, Rodrigo Rato, Elena Salgado, María Teresa Fernández de la Vega, Baltasar Garzón, Carlos Solchaga, Pablo Isla (Inditex), María Dolores de Cospedal, Rita Barberá, Juan Luis Cebrián, Pedro J. Ramírez, el actor Arturo Fernández, Luis del Olmo, Enrique Ponce y Paloma Cuevas, Marina Castaño, Ana Rosa Quintana, Los del Río...


Se ve muy claro en este adiós: Isidoro Álvarez era un empresario muy poderoso, sí, pero a la vez muy querido.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu