Reinhold Messner y Krzysztof Wielicki, Premio Princesa de Asturias de los Deportes, Premio Princesa de Asturias de los Deportes

Publicada por Pressy el 16/05/2018 12:35:02

Los alpinistas Reinhold Messner (Italia) y Krzysztof Wielicki (Polonia) han sido galardonados con el Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2018, según ha hecho público hoy en Oviedo el jurado encargado de su concesión.

Los alpinistas Reinhold Messner (Italia) y Krzysztof Wielicki (Polonia) han sido galardonados con el Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2018, según ha hecho público hoy en Oviedo el jurado encargado de su concesión.

El jurado de este Premio –convocado por la Fundación Princesa de Asturias–estuvo presidido por Abel Antón Rodrigo e integrado por Alberto Borregán Rodríguez, Vicente del Bosque González, marqués de Del Bosque, Emilio Butragueño Santos, Marisol Casado Estupiñán, Cristina Cubero Alcalde, Isabel Fernández Gutiérrez, Joaquín Folch-Rusiñol Corachán, Ernest Folch i Folch, Andrea Fuentes Faché, Patricia García Rodríguez, Joan Llaneras Roselló, Edurne Pasabán Lizarribar, Alfredo Relaño Estapé, Juan Antonio Samaranch Salisachs, Theresa Zabell Lucas y Julián Redondo Pérez (secretario).

Esta candidatura ha sido propuesta por Pedro Miguel Echenique Landiríbar, Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 1998.

Reinhold Messner y Krzysztof Wielicki encarnan, a través de sus trayectorias deportivas, la esencia del alpinismo, un deporte en el que ambos, a través de sus numerosas expediciones al Himalaya, han protagonizado grandes gestas y han marcado nuevos hitos, convirtiéndose en ejemplo e inspiración para nuevas generaciones de escaladores.

Reinhold Messner (Funes, Bolzano, Italia, 1944) se convirtió, en 1986, con su ascensión al Lhotse, en el primer hombre que conquistaba las 14 cimas de más de ocho mil metros que hay en el planeta. Su primer ochomil fue el Nanga Parbat (1970). A este le siguieron el Manaslu (1972), el Hidden Peak (1975 y 1978), el Gasherbrum II (1978), el Nanga Parbat (1978), el Everest (sin oxígeno, 1978), el K-2 (sin oxígeno, 1979), de nuevo el Everest (1980, en solitario) y el Sisha Pagma, Kangchenjunga, Annapurna, Broad Peak, Cho Oyu, Dhaulagiri, los dos Gasherbrum en los primeros años de la década de los 80, hasta que en 1986 coronó el Lhotse, hollando el decimocuarto ochomil. Fue el encargado de realizar unas de las primeras fotografías a la momia conocida como “el hombre de los hielos”, encontrada en el ventisquero de Similaun, en la zona fronteriza entre Italia y Austria en 1991. Messner ha atravesado también la Antártida (1991-1992), el desierto del Bhután del Takla Makán y Groenlandia (1993) y el desierto del Gobi (2004).

Entre 1999 y 2004 fue diputado en el Parlamento Europeo por Los Verdes. Ha escrito medio centenar de libros, traducidos a una docena de idiomas, y participa en la realización de documentales. Fue fundador de la organización no gubernamental Mountain Wildernerss, dedicada a la conservación de los espacios naturales, y a través de la Messner Mountain Foundation ayuda a los habitantes de las zonas montañosas de todo el mundo. También ha puesto en marcha el Messner Mountain Museum, proyecto al que ha denominado su “decimoquinto ochomil”, dedicado a la historia del montañismo. Con sede central en Bozen, en el Tirol italiano, cuenta con otras cinco sedes en la región.

Krzysztof Wielicki (Szklarka Przygodzicka, Polonia, 1950) comenzó con su afición a la montaña con 14 años en los montes de Tatra, en su Polonia natal. Reconocido como uno de los más destacados alpinistas del mundo y símbolo del alpinismo polaco, el nombre de Wielicki está asociado en el mundo del montañismo a hitos históricos como haber sido el quinto hombre en el mundo que ha conquistado los 14 ochomiles del planeta o haber realizado las primeras ascensiones en invierno a tres cumbres de más de ocho mil metros de altura: en 1980 ascendió al Monte Everest (8848 m) junto a Leszek Cichy, en 1986 junto a Jerzy Kukuczka al Kangchenjunga (8586 m) y en 1988 en solitario al Lhotse (8516 m). En 2018 organizó y dirigió la expedición al K2 (8611 m), único ochomil sin conquistar en invierno, que se tuvo que suspender por mal tiempo. Durante este intento, la expedición de Wielicki protagonizó una de las denominadas gestas del himalayismo en las que la solidaridad y el compañerismo surgen como puntales de este deporte: la operación para rescatar en el Nanga Parbat a Elisabeth Revol, a la que lograron poner a salvo, y a Tomek Mackiewicz, por el que no pudieron hacer nada. Wielicki realizó en 1984 la primera ascensión en un solo día a un ochomil, al coronar el Broad Peak, y ese mismo año abrió una nueva vía para subir al Manaslu. En 1993 ascendió al Shisha Pangma en solitario por una nueva ruta.

Además de sus logros como alpinista, sus colegas deportistas destacan de él sus valores como ser humano, su compañerismo y su capacidad de liderazgo para afrontar retos en la montaña. A sus casi 70 años, Wielicki dedica gran parte de su tiempo a divulgar los valores del alpinismo y a orientar a aficionados a este deporte sobre técnicas y estrategias a seguir en la montaña. Es autor o coautor de varios libros. Es miembro de The Explorers Club, sociedad internacional con sede en Nueva York y fundada en 1904 con el objetivo de promover la exploración y la investigación de campo, y que en 2006 le entregó el premio Lowell Thomas.

Los Premios Princesa de Asturias están destinados, según señala su Reglamento, a galardonar “la labor científica, técnica, cultural, social y humanitaria realizada por personas, instituciones, grupos de personas o de instituciones en el ámbito internacional”. Conforme a estos principios, el Premio Princesa de Asturias de los Deportes se concederá a “la labor de fomento, desarrollo y perfeccionamiento del deporte de manera que esta labor constituya además, a través de la solidaridad y el compromiso, un ejemplo de las posibilidades que la práctica deportiva conlleva en beneficio de los seres humanos”.

En esta edición concurrían un total de un total de 21 candidaturas procedentes de 12 países. Este ha sido el cuarto de los ocho Premios Princesa de Asturias que se conceden este año, en que cumplen su trigésimo octava edición. Anteriormente fueron otorgados el Premio Princesa de Asturias de las Artes al cineasta estadounidense Martin Scorsese, el de Comunicación y Humanidades a la periodista mexicana Alma Guillermoprieto y el de Cooperación Internacional a Amref Health Africa. En las próximas semanas se fallarán los correspondientes a (por orden) Letras, Ciencias Sociales, Investigación Científica y Técnica y Concordia.

Cada uno de los Premios Princesa de Asturias está dotado con una escultura de Joan Miró –símbolo representativo del galardón? un diploma, una insignia y la cantidad en metálico de 50.000 euros. Los galardones serán entregados en otoño en Oviedo en un solemne acto presidido por SS.MM. los Reyes.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu