educacion para el Gobierno

Comentar

NOTICIAS RELACIONADAS

Cultura sidrera asturiana

Publicada por Redacción Búscolu el 10/05/2008 00:00:00

Quienes necesitan una buena educación, para poder aducar a la ciudadanía, son los Ministros/as del Gobierno de España.

“Educación para la ciudadanía”. ¿Objeción de  conciencia?

Una campaña mal llevada

 

La campaña debe ir encaminada hacia la  educación de los responsables y los irresponsables que ocupar el “Banco Azul” y los escaños del Parlamento de España.

 

Han sido nombrados democráticamente y representan a los ciudadanos de esta Nación, bien llamada España.  Pero nadie los ha educado.

 

Es urgente que sean educados en el respeto a la verdad, en el cumplimiento de la palabra dada, en los principios básicos de la “Declaración Universal de los Derechos Humanos”, como son el Derecho a la Vida y la Libertad de los ciudadanos del Mundo en cuestiones de Educación y Religión. 

 

Deben ser educados en el Respeto a la Familia, respeto a las personas y, sobre todo, en el respeto a Dios.

 

Las Ilustres mujeres y los Ilustres caballeros que forman el Consejo de Ministros/as necesitan ser educados por expertos en pedagogía, en cursillos intensivos, para que cambien radicalmente antes de que sea demasiado tarde.  Porque ellos/as deberían dar ejemplo en el respeto a la Constitución que han jurado o prometido defender. Si ellos se olvidan de su contenido no pueden pretender que el resto de los/as españoles/as respeten los Principios Constitucionales.  

 

El único sistema para educar a la “Ciudadanía” es el buen ejemplo.  Si quienes estar en el Poder en estos momentos no respetan la Constitución, están, hoy, dando un pésimo ejemplo, tanto a los niños estudiantes como a toda la ciudadanía.

 

Tanto en Castilla-La Mancha como en el resto de España, deben de suspenderse esas campañas dirigidas a paliar unos efectos. Las Campañas deben hacerse en contra de las causas de los males. Y hoy, en España, la causa del mal está  en Poder, en la cúpula, en su mal ejemplo, en su falta de respeto a los derechos de la ciudadanía. Así no se puede gobernar ni se puede  educar.

 

Déjense de vías judiciales. Es una lamentable forma de perder el tiempo. Quienes no respetan ni a Dios ni a los hombres tampoco respetarán una sentencia de un Juez, en el improbable caso de que fuese libre para dictarla.

 

Carlos Roces

 

Pintor

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu