Impacto de la pandemia al solicitar un préstamo

Impacto de la pandemia al solicitar un préstamo

Publicada por Redacción Búscolu el 09/06/2021 10:44:21

Miles de personas han perdido su empleo o se han visto envueltas en ERTES teniendo dificultades para llegar a fin de mes o hacer frente a gastos imprevistos. Muchas de ellas encuentran la solución en la solicitud de préstamos bancarios, pero nuevamente se vuelven a encontrar con el hándicap de estar desempleados.

La crisis del coronavirus ha supuesto la muerte de miles de personas en el mundo, pero no es este el único efecto devastador que ha traído consigo. Son muchas las familias que están sufriendo los efectos de la pandemia desde el punto de vista económico, viéndose ahogados por los recibos, los pagos de hipotecas y en algunos casos teniendo que hacer frente a gastos imprevistos (médico, averías, multas de tráfico…)

La mayoría de los bancos requieren de la domiciliación de la nómina para poder conceder préstamos personales, y en caso de estar en situación de desempleo, los requerimientos para optar a estos créditos se recrudecen, teniendo que responder con tu propio patrimonio (en caso de tenerlo).

La realidad es que puede ser muy difícil para las personas desempleadas ser aceptadas para obtener préstamos bancarios o créditos de prestamistas convencionales, y por norma general, este tipo de préstamos pueden causar más dificultades de las que resuelven.

¿Qué requisitos se solicitan normalmente para conceder préstamos personales?

Dependiendo del tipo de entidad a la que se vaya a solicitar el préstamo se deberán cumplir varios de estos requisitos y presentar los siguientes documentos:

- Ser mayor de edad

- Contar con un documento de identidad en vigor.

- Ser explícito con el motivo por el cual se solicita el préstamo (en algunos casos)

- Demostrar solvencia

- Presentar la nómina o justificante de ingresos

- Garantizar que puedes devolver la deuda (contar con patrimonio que el banco o prestamista pueda tomar como garantía, ya que este tipo de préstamos no requieren avales de terceros)

- Presentar escrituras de pisos, propiedades, fincas…

- No estar incluido en listas de morosos.

- Fotocopia de la declaración del IRPF

¿Qué otra problemática puede aparecer cuando solicitas un préstamo personal?

Normalmente si la solicitud del préstamo se realiza a un banco o caja de ahorros no es de extrañar que “aconsejen” u “obliguen” a contratar algún otro producto o domicilies allí tu nómina o lleves allí tu dinero a fin de conceder el préstamo.

- Domiciliaciones de nómina

- Domiciliación de recibos

- Contratación de seguros (hogar, coche, amortización de préstamos)

- Plan de pensiones

- Contratación de tarjetas

- …

Una persona que justamente se encuentra solicitando un préstamo para hacer frente a pagos que no puede asumir lo último que necesita es acumular más deudas o recibos.

Las trabas y requisitos impuestos por los bancos, solamente empeoran la situación de estas personas, ya que, en caso de no poder hacer frente a los pagos mensuales de devolución de esos préstamos, terminan por perder sus bienes o endeudándose aún más al tener que pedir ampliaciones de esos préstamos generando tasas de interés más altas.

¿Es posible entonces obtener un préstamo estando desempleado sin necesidad de cumplir tantos requisitos previos?

Existen diferentes alternativas de financiación, y una de las más destacables reside en los préstamos rápidos, los cuales permiten conseguir crédito de manera urgente sin tener que indicar cuál es el motivo de solicitud, sin tener que presentar nóminas o avalar con el patrimonio.

Gracias a los préstamos rápidos se puede obtener dinero de una manera rápida y sencilla, pudiendo afrontar un gasto inesperado sin tener que emplear días en gestiones y contratando servicios adicionales innecesarios.

Este tipo de préstamos garantizan la disponibilidad del dinero en unas horas y en la mayoría de casos pueden contratarse vía telefónica o a través de internet.

¿Qué se debe tener en cuenta cuando se solicita un préstamo rápido?

Cuando se solicita un préstamo de este tipo se adquiere un compromiso de devolución del importe solicitado en un plazo previsto, por lo que se debe ser realista a la hora de fijar la fecha tope para haber devuelto la totalidad del dinero, ya que de no cumplir con los plazos estipulados la deuda se irá incrementando y pueden aplicarse mayores tasas de interés a modo de penalización.

Al no tener que avalar con propiedades o presentar una nómina, los intereses de este tipo de préstamos son más elevados pero, aun así, son la mejor alternativa para hacer frente a gastos imprevistos.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu