Cuidados de las plantas en el verano

Publicada por Redacción Búscolu el 03/07/2009 00:00:00

Por cortesía de Viveros Madiedo os ofrecemos unos consejos útiles para el cuidado de nuestras plantas en el verano.

 En Viveros Madiedo  en sus instalaciones de La Venta del Pobre pueden encontar todos los complementos y productos necesarios para un buen mantenimiento del  jardín.  
  
RIEGO

Regar abundantemente, muy temprano por la mañana o muy tarde en la noche. De vez en cuando refrescar las hojas, no las flores. El césped y las plantas expuestas al sol requieren riego casi a diario.Las Plantas anuales deben tener la tierra húmeda para lograr una buena floración.

En general, los árboles necesitan un riego profundo al menos una vez por semana. No es bueno un exceso de agua.

ABONADO

Con un abono regular, se mantiene y estimula la actividad vegetativa y la floración de muchas especies que están en plena actividad. Las plantas en macetas y jardineras florecen durante largo tiempo y necesitan fertilizantes.

A finales del verano se puede hacer una última fertilización general de la temporada al césped, árboles y plantas en general, con un fertilizante que los prepare no para crecer, sino para resistir mejor el invierno (los fertilizantes de primavera ayudan al crecimiento). El producto escogido deberá tener menos nitrógeno y más potasio.

Trata las acidófilas con Sulfato de hierro (25 grs. o 1 cucharada por planta grande o 1 cucharadita por cada macetero mediano) o bien con quelatos de hierro (1/2 cucharadita por planta). Luego riega.

Proporciona cada 10 días fertilizante líquido a las plantas en macetas y jardineras; o esparce un poco de abono en la tierra de maceta.

PODA

Los setos necesitan cortes de mantenimiento durante todo el verano.A principios de verano poda de arbustos que hayan pasado la flor, como el berberis, escallonia. Elimina la madera vieja, rota o enferma. Retira las flores marchitas; así se alarga la floración.

Limpia y despunta los arbustos que hayan perdido su forma al crecer, por ejemplo, la abelia.

En las dalias y crisantemos se quitan algunos brotes florales para que los que queden se hagan más grandes.

PLAGAS Y ENFERMEDADES

Aplica regularmente los tratamientos contra parásitos.Uso de insecticida sistémico y fungicidas de amplio espectro. Controla la aparición de pulgones en rosales.Planta Ruda o Artemisa entre medio de las plantas más sensibles al ataque de pulgones porque parece que tienen cierto efecto repelente.

Cuidado con la araña roja, prolifera en verano por el ambiente seco y caluroso.La Mosca blanca y las Cochinillas son otras plagas muy frecuentes.

Captura babosas y caracoles con trampas de cerveza, a mano al atardecer o con cebos especiales.

Aplica un fungicida de amplio aspectro para prevenir hongos como Botritis, Oidio, Roya y Mildiu.

La Negrilla o Fumagina aparece donde hay Pulgones, Cochinillas o Mosca blanca, ya que se asientan sobre la melaza que éstos excretan. Elimina las plagas y no habrá Negrilla.

Tras una tormenta de granizo, trata las plantas afectadas con un fungicida antibotritis, ya que por las heridas del granizo infecta el hongo Botrytis. Tratar antes de 24 horas.

No realices tratamientos químicos en horas de calor. Pulveriza siempre sin viento y sin la presencia de otras personas o animales. Usa vestuario apropiado.Mantén los productos químicos fuera del alcance de los niños.

MULTIPLICACIÓN

En verano es buen momento para esquejar adelfas, geranios, coleos, fucsias, etc. Evita hacerlo con el calor fuerte del pleno verano.

Las matas que han terminado la floración también se pueden dividir.

Siembra bajo sombra anuales y bianuales (ejemplo, viola) que florecen en otoño e invierno.

A finales de verano siembra las especies bianuales que florecen en invierno y primavera.

OTRAS LABORES

Todo tipo de plantas en macetas pueden plantarse durante esta época.

Se retocan los acolchados. Acolcha la plantas de tierra ácida (azaleas, rododendros, camelias) y las que están recién plantadas para proteger sus raíces sensibles de las altas temperaturas y guardar la humedad.

Elimina las malas hierbas a mano. Con constancia cada vez saldrán menos sin necesidad de usar herbicidas. Las trepadoras se atan según van creciendo.

Las plantas que lo necesiten se estacan, por ejemplo, los tallos nuevos de las Dalias, que podrían romperse con el viento.

Atención a las ramas de frutales sobrecargadas de frutos, tal vez de deban apuntalar para que no se rompan. Rellena con plantas de temporada los huecos que puedan existir en los macizos del jardín.

A los bulbos florecidos se dejan hasta que se les sequen las hojas y luego se extraen del suelo y se guardan. Los bulbos de floración veraniega se abonan para que se desarrollen bien.

Recoge las hojas caídas y úsalas para hacer compost.

ROSALES

Las rosas secas se van retirando, por estética y para estimular más floraciones. Los capullos enfermos o defectuosos se eliminan. Cuidado con los ataques de pulgones. El mildiu puede ser también un problema, por lo que lo mejor es comenzar con tratamientos preventivos. Tras la primera floración se pueden abonar.

Los rosales que hayan acabado su floración en junio, se rejuvenecen cortando por la base las ramas viejas, que son aquellas de tonalidad oscura. Conviene dejar tanto las ramas del año anterior como las nuevas.

Es necesario acortar en una tercera parte las ramas de los rosales que vayan a florecer. Un sistema que permite tener una floración continua es la programación y rotación de los cortes, con la intención de que algunos florezcan y otros no.

CESPED

Se riega más y más a menudo, no dejando nunca que se seque la tierra y procurando que el agua llegue bien a las raíces. Riego de media entre 20 y 30 minutos diarios con aspersores.Se puede hacer un abonado ligero mensual para recuperar el verdor.Es mejor un abono complejo de lenta liberación.

Siega con cortes semanales en las horas de menos calor. Si el tiempo es muy seco, deja la hierba más alta de lo habitual; así resistirá mejor la sequía.

A finales de verano es uno de los mejores meses del año para sembrar un nuevo césped, resembrar, para rellenar los espacios donde haya desaparecido o donde esté en mal estado.

Trata con fungicida las manchas amarillas o pardas que aparezcan en el césped si se sospecha de hongos. Así no se extenderán.

En el caso de un sol persistente no debe cortarse el césped muy corto, ya que entonces podría quemarse (amarillear) con gran rapidez.

MACETAS

Las macetas al sol se recalientan y pueden llegar a quemar las raíces de sus plantas delicadas como Rosas miniatura, Buganvilla, Mandarino o Naranjo. Cuando comienza el calor se pueden sacar fuera las plantas de interior delicadas, progresivamente, y manteniéndolas a la sombra.

No pongas bruscamente al sol una planta criada en sombra. Comprueba que el drenaje de las macetas no esté obstruido. En días secos y calurosos pulveriza las plantas de interior con agua.

Limpia con una esponja empapada en agua templada todas las plantas de hoja. Abre con frecuencia las ventanas o procura ventilación, ya que las plantas de interior necesitan aire fresco.

Suelta la tierra de vez en cuando pinchando con un tenedor.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu