El Principado vuelve a autorizar mas arranque de ocle a pesar de sus impactos

El Principado vuelve a autorizar mas arranque de ocle a pesar de sus impactos

Publicada por Redacción Búscolu el 13/06/2019 21:27:57

El Principado vuelve a tramitar sin información publica la resolución que permite el arranque de ocle para 4.300 toneladas este año, autorizado a 28 embarcaciones en esta nueva campaña para esta lesiva práctica, un año más sin atender las peticiones de sostenibilidad que le venimos haciendo desde hace años. 

Las actividades de extracción de algas de fondo del género Gelidium, deberán someterse a una adecuada Evaluación de Repercusiones sobre los espacios incluidos en Red Natura 2000, que podrían verse afectados tal como obliga la normativa europea traspuesta en España, evaluación que el Principado no realiza a pesar de afecta a numerosos espacios naturales:

  • ZEC Ría de Ribadesella-Ría de Tinamayor (ES0000319)
  • ZEPA Ría de Ribadesella-Ría de Tinamayor (ES0000319)
  • ZEC Cabo Busto-Luanco (ES1200055)
  • ZEPA Cabo Busto-Luanco (ES0000318)
  •  ZEPA Cabo Peñas (ES0000494)
  • ZEC Peñarredonda-Barayo (ES0000317)

No hemos visto ningún documento aportado por el Principado que acredite que el arranque de algas sea sostenible en las zonas donde se haya llevado a cabo, sea ventajoso para un recurso limitado como es este. Más sorprendente en esta zona del Oriente entre Cabo de Mar y Tinamayor donde tiene carácter experimental, no se aporta los resultados que demuestra la viabilidad del arranque en la campaña pasada.

Hay que recordar que las praderas de algas marinas son fundamentales como hábitats marinos, zona de asentamiento larval y refugio contra la depredación para diversos invertebrados, de ahí su importancia en el crecimiento y desarrollo de los peces en su primera etapa. En nuestra plataforma costera hay una significativa disminución de la biomasa forestal marina por el efecto del cambio climatico, que se acrecienta con el arranque de las algas en cuanto que no es un método selectivo.

No se ha tenido en cuenta el impacto que conlleva la desaparición de las praderas de algas que afecta a la dinámica costera y a la estabilización de perfiles de playa, ya que hacen de espigón submarino natural, disipando la fuerza del oleaje y reduciendo así la potencia erosiva del oleaje sobre la costa. Si se destruyen las praderas se podría afectar gravemente a las playas y  la costa asturiana.

No se especifica que medios, planes o normas son los aprobados por la administración para   imponer la obligación de no arrancar el 30% de biomasa en los campos de algas donde se estará arrancando o se haya arrancado ocle durante la campaña.

El arranque de ocle pone en peligro la recogida del ocle de arribazón que es una actividad sostenible y genera mucho más empleo que el arranque, ya está teniendo graves problemas con la caída del precio de las algas recogidas en las playas, que está en mínimos como se comprobó este año que tuvieron que tener guardado meses lo recogido, peor este año con los precios del mercado.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu