10 Consejos para mejorar tu empleabilidad

10 Consejos para mejorar tu empleabilidad

Publicada por Redacción Búscolu el 23/06/2021 21:21:19

El mundo se mueve cada vez más rápido. En cuanto nos descuidamos un poco, enseguida nos quedamos atrás.

Ante esta situación, y con cada vez más competencia laboral, ¿cómo podemos aumentar nuestras oportunidades de conseguir trabajo?

Hoy te descubrimos los consejos que necesitas para hacer tu perfil más apetecible para las empresas y dar el paso definitivo para mejorar tu empleabilidad.


1. Define tu objetivo

Primero, antes que nada, piensa cuál va a ser tu objetivo o target. A partir de ahí, investiga todo lo que puedas sobre los puestos de trabajo que te atraen, y las competencias que buscan las empresas.

Una vez hayas estudiado el mercado y hayas definido tus metas, podrás trazar tu estrategia de búsqueda para tener más éxito. No se usan los mismos canales para todos los sectores, ni es lo mismo hacer un CV o una carta de presentación para una pyme, un startup o una multinacional.


2. Identifica tus puntos fuertes

Lo siguiente es conocerte a ti mismo. Antes de lanzarte a hacer tu currículum, y después de determinar tu target, toca identificar tus puntos fuertes.

Tus puntos fuertes pueden ser tus estudios, el tiempo de experiencia que poseas, los idiomas que dominas, el manejo de herramientas específicas e incluso tus soft skills (proactividad, compromiso, adaptación al cambio, etc.) 

Tú mejor que nadie sabes cuál es tu especialidad y qué es lo que mejor sabes hacer, así que solo te queda plasmarlo en el CV para que los reclutadores puedan ver por qué eres el candidato perfecto para ese puesto de trabajo.

 

3. Fórmate

La experiencia no lo es todo. Hoy en día cada vez es más importante la formación profesional. Y no hablo sólo de formación profesional, grados o masters, sino de formación continua a través de cursos online o dentro de la propia empresa. 

Como ya hemos dicho, todo cambia, también la forma de trabajar, por eso no debes dormirte y es importante que estés al día de las últimas tendencias de tu sector y que aprendas nuevas competencias digitales.

Por supuesto, también los idiomas te pueden abrir muchas puertas en algunos empleos. De hecho, no contar con idiomas puede ser motivo de descarte en muchos casos. Así que si tienes tiempo libre, nunca está de más aprender inglés.


4. Crea un CV diferenciador

Un buen currículum es tu mejor herramienta de búsqueda de empleo. Si de verdad quieres encontrar trabajo en el mercado actual necesitas tener un CV con un diseño más visual y atractivo, que marque la diferencia frente a otros candidatos. 

Al fin y al cabo, el CV es el primer contacto que tendrás con el reclutador. Por lo tanto, la forma de tu CV es clave para causar una buena primera impresión. 

Aquí tienes varios ejemplos de diseños de currículums profesionales que te pueden ayudar a crear un impacto positivo.

Recuerda: con una buena presentación y un buen contenido (relevante en cuanto a la oferta y tu trayectoria profesional), tendrás ese empujón que necesitas para captar la atención del empleador.


5. Mejora tu perfil en redes sociales

Ahora mismo las redes sociales como LinkedIn están reemplazando otras formas tradicionales para encontrar trabajo, como los portales de empleo o los CVs físicos. 

¿Por qué no aprovechar para hacerte visible online en las redes sociales? Si las trabajas bien, algún reclutador / empleador se acabará fijando en ti. 

Puedes publicar novedades acerca de tu sector, subir tu CV, compartir tus experiencias, unirte a grupos, o conectar con gente con tus mismos intereses, etc Lo importante es que las mantengas orientadas al uso profesional. 


6. Súmate al Networking

Ahora mismo el networking es la base de todas las redes sociales como LinkedIn. Crear una buena red de contactos profesionales te abrirá muchas puertas y será de gran ayuda a la hora de acceder a mejores oportunidades. 

Así que saca a relucir tus habilidades de comunicación y relaciones públicas, y empieza desde hoy a crear y consolidar relaciones profesionales. Puedes empezar por añadir en Linkedin a tus compañeros de Universidad o de trabajo, gente de tu sector o que trabaja en las empresas que te interesan, o incluso reclutadores.

Después busca la manera de conectar y ¡relaciónate! 

7. Adquiere competencias digitales 

Hoy en día más del 80% de los puestos requieren herramientas digitales específicas. 

Casi en cualquier entrevista te preguntarán por tu nivel de manejo de herramientas digitales. Por eso es imprescindible que conozcas nuevos programas para poder trabajar virtualmente o de forma colaborativa. 

Entérate de qué competencias se requieren en tu sector y cuáles son las más demandadas por tus empresas diana, y ¡súbete al carro de la transformación digital!


8. Valora la posibilidad de hacer prácticas o voluntariado

Si no tienes experiencia laboral, también puedes aumentar tu empleabilidad. Plantéate hacer voluntariados, prácticas, o incluso trabajar en negocios familiares. 

De esta manera, aunque no sea una experiencia en tu área, o, aunque sean trabajos no remunerados, los reclutadores podrán ver tu nivel de compromiso, polivalencia y aptitudes en general que puedas aportar.

9. Diseña tu plan de búsqueda de empleo

Esto es algo básico.

Nuestra recomendación es que te organices un horario y que intentes dedicar al menos 30 minutos al día a ver ofertas de empleo, inscribirte a las que te interesen, actualizar tu perfil, y en general, a buscar activamente. 

Pero sobre todo, intenta aplicar sólo a las posiciones que realmente te interesen, y que sean acordes a tus estudios y experiencia. Si mandas el CV a cualquier oferta sin leer todos los requisitos primero, perderás el tiempo y es muy posible que te rechacen automáticamente.

 

10. Pide ayuda profesional

Por último, si necesitas asesoramiento, puedes consultar con profesionales de RRHH, expertos en empleabilidad, para que te apoyen en tu búsqueda de trabajo. 

Ellos se encargarán de estudiar tus capacidades y las necesidades de las empresas, y te ayudarán a crear un currículum más eficiente, a preparar tu entrevista, y a optimizar tu perfil de Linkedin. 

Artículo en colaboración con Currículum y Trabajo

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu