Transición Ecológica destina 2,15 millones, a través de la Agencia Sekuens, a apoyar nuevas inversiones empresariales

El Bopa publica hoy la convocatoria, orientada a mejorar la competitividad y la productividad de pymes y grandes empresas. Esta línea de ayudas ha inducido inversiones por valor de 190 millones y la creación de 450 nuevos empleos en cinco años.

El Gobierno de Asturias destinará 2.154.118 euros a apoyar la puesta en marcha y el desarrollo de proyectos de inversión empresarial este año. La Agencia de Ciencia, Competitividad Empresarial e Innovación Empresarial (Agencia Sekuens) acaba de publicar en el Boletín Oficial del Principado (Bopa) la convocatoria de ayudas más importante para este tipo de actuaciones, dotada con fondos que aportan la Consejería de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). El plazo de solicitud finalizará el 3 de julio, a las 14:00 horas.

La partida, dirigida a autónomos, pymes y grandes empresas, tiene como objetivo favorecer la inversión productiva, a través del impulso de actuaciones intensivas en capital, tecnología y empleo, y de procesos que permitan incrementar la competitividad y productividad de las compañías asturianas en los mercados globales.

Las subvenciones financian la compra de terrenos, edificios, instalaciones, maquinaria y otros equipos. También sufragan gastos en aplicaciones informáticas, el registro de la propiedad industrial o las concesiones administrativas. La inversión mínima subvencionable debe ser igual o superior a los 50.000 euros.

Los sectores empresariales beneficiarios son la industria y los servicios de apoyo industrial, aquellos destinados al desarrollo de la sociedad de la información y la innovación, el catering para centros de gran consumo, las plataformas logísticas, los laboratorios de ensayo de productos, el reciclaje y algunas iniciativas vinculadas con la actividad turística.

Esta línea de subvenciones ha beneficiado durante el periodo 2019-2023 a 172 empresas, que recibieron 18,2 millones para financiar proyectos de inversión. Las actuaciones ejecutadas impulsaron la creación de 405 nuevos puestos de trabajo y la inversión inducida se elevó a 190 millones.