Leyendas del Concejo de Colunga

Comentar

NOTICIAS RELACIONADAS

Publicada por Redacción Búscolu el 03/03/2006 00:00:00

Leyendas del Concejo de Colunga

TRADICIONES Y LEYENDAS (II)

Uno de los mitos más extendidos es el de los tesoros, no hay monte en Asturias donde no se hayan hecho excavaciones para buscar tesoros. Existe la creencia de que hay tesoros dejados por los moros, tales tesoros casi siempre asociados a cuevas, manantiales y yacimientos prehistóricos; están al cuidado de les xanes, que sólo es posible ver la noche de San Juan, tienen larguísimo cabello que peinan con peine de oro, esa misma noche.

Los vecinos de Fano “echaron a rodar la Peñafrellina para sacar un gigante de oro que había debajo de ella”; también intentaron sacar gigantes de oro de las cuevas del Puerto Sueve.

Hay una leyenda recogida por Aurelio de Llano, referente al Castro de la Riera, apunta lo siguiente:”las xanas vivían en él y tenían prendas de oro; bolera, cadexos, velas y una gallina de oro con pitinos”. Parecida leyenda recogemos en la zona de las minas de la capilla, en la “cueva de los moros”, donde se dice había grandes riquezas, bolera, gallinas con pitinos y huevos, todo de oro. También en el castro de la capilla en Villaescusa, se dice que en el lugar conocido como “cueto de les campanes” había una gallina de oro con polluelos.

Hay xanes que conviven con los humanos como ocurrió en Carrandena, lugar de Libardón, donde una xana vivió con un viudo y sus dos hijos; no cumplida la condición impuesta por la xana, ésta tuvo que volver a la cueva del Moru.

Algunas cambian sus hijos por los de las aldeanas, para que les amamanten los xaninos; así lo recuerdan en Bierces. A veces un pan de picos era el objeto pertinente para realizar el desencantamiento, al faltarle al pan uno de sus picos, se frustraba la operación y con ello las esperanzas de riqueza para el hombre que realiza el ritual. Caso semejante, se cuenta que ocurrió en la isla en la fuente de Cambroña; debajo de la cual había un palacio con doncellas que vivían encantadas; su desencantamiento no fue posible por faltarle una pica a uno de los panes.

El cuélebre, serpiente voladora, guardián de tesoros y de encantos, vive en las cuevas y bajo el cristal de las fuentes.

En la Isla relacionado con la leyenda de la fuente Cambroña, cuentan que en 1870 año por el cual se estaba haciendo la carretera de Colunga a Ribadesella, uno de los carreteros decide ir a darles agua a los bueyes, y se acerca a dicha fuente, desde un cerro sale un cuélebre que le ataca ferozmente, seguidamente lo llevan al palacio de Bueño, donde ya no hubo ninguna posibilidad de salvarle la vida.

Otras creencias aluden a seres de sexo femenino, como las sirenas cuyo hermoso y dulce canto atrae a los marinos, a quienes hacen sufrir largo encantamiento u ocasionan otro grave daño.

El diablu burlón era otro de los seres mitológicos de la zona. Se ocupaba de hacer trastadas en las aldeas, también frecuentaba los sitios pedregosos de la orilla del mar, intentaba distraer a los pescadores a toda costa para evitar que su trabajo obtenga buenos frutos... En la isla este ser mitológico era conocido como el “gorretín colorau”, vivía en una cueva que existía bajo la colonia; cambiaba los muebles de un lugar a otro.

Otro de los seres mitológicos de los que se habla en la zona, es el Nuberu, que campeaba por los picos y zonas altas del concejo, provocando las tormentas. La ronda de las ánimas benditas, recogida por Aurelio de Llano en la localidad de la Riera. Se organizaba el primero de noviembre, en casa del cura párroco, estaba formada por los vecinos que llevaban faroles y rosarios, a la cabeza de la comitiva iba el más viejo tocando la campanilla, durante la noche peregrinan por todos los barrios, caminos y quintanas de la parroquia, cantando los lamentos del purgatorio. El cabeza de la comitiva utilizaba el mango de la campanilla para llamar a las puertas, pedían limosna y oración.

Historias de xanas

Otras historias

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu