El consejero de Sanidad, Faustino Blanco, ha presidido hoy la entrega de la X edición de los Premios Plan de Calidad, que el Área Sanitaria V organiza con el fin de reconocer las mejores iniciativas del año pasado en este campo. Al acto han asistido también Montserrat Bango y Laura Muñoz, gerente y directora de Asistencia Sanitaria y Salud Pública del área V respectivamente. El consejero ha subrayado el compromiso, el esfuerzo y la enorme valía de los profesionales que trabajan por la mejora de la calidad asistencial, entendiendo como tal no solo la existencia de un proceso diagnóstico y terapéutico adecuado, sino también aspectos como el balance entre los beneficios y los riesgos, la atención interpersonal, la accesibilidad, el consumo de recursos eficientes, la continuidad y coordinación o la satisfacción de los pacientes.

Igualmente, ha señalado que el Gobierno presentará un presupuesto que permita consolidar e incluso ampliar la cartera de servicios y el empleo estructural, público, y de calidad, que incluirá una partida para licitar en primavera el proyecto de las obras de ampliación y reforma del hospital. “En los próximos días podremos cerrar los trabajos iniciales de planificación, para pasar ya a desarrollar la parte más importante del mismo, el diseño del plan director para cuyo desarrollo es imprescindible la colaboración y aportación de los profesionales de este centro sanitario, colaboración que aprovecho para pediros a todos vosotros y que pronto podremos materializar con la constitución de los diferentes grupos de trabajo”, ha indicado.

 

El Premio a la Calidad Asistencial ha recaído en el trabajo Consulta de Alta Resolución de la Hematuria de los doctores del Servicio de Urología Iván González, Sergio Fernández-Pello y Rodrigo Gil. El proyecto partía de la necesidad de protocolizar y agilizar un proceso diagnóstico, en una patología que tiene un valor predictivo positivo para el diagnóstico de un tumor de un 22% en los varones mayores de 60 años. En este caso, unos protocolos más estrictos han permitido aumentar ese valor predictivo hasta el 28%, además de mejorar la accesibilidad, mejorar la información que reciben los pacientes, la continuidad asistencial, racionalizar la programación de los quirófanos y disminuir en un 80% el coste por paciente.

El Premio a la Seguridad Clínica ha sido para el proyecto ¿Es posible la biopsia prostática sin complicaciones infecciosas? Aplicación de un nuevo protocolo, elaborado de forma conjunta por los doctores Rodríguez Villamil, Baldissera Aradas, Blanco Fernández, Pérez García, Viejo, Alonso Lorenzo, González Rodríguez, Gil Ugarteburu, Mosquera Madera y Cuervo Calvo, de los Servicios de Urología y Microbiología del Hospital y de la Unidad de Salud Pública del Sespa. El nuevo protocolo ha sido capaz de disminuir notablemente la incidencia de complicaciones infecciosas tras la realización de una biopsia de próstata, mediante la implementación de un nuevo protocolo de profilaxis antibiótica.

El estudio Implantación del seguimiento de los indicadores de calidad de los cuidados de enfermería en formato electrónico se ha llevado el Premio Eficiencia en el Uso de los Recursos por su capacidad de concebir el formato electrónico como un escalón más en la madurez profesional de los enfermeros. Los autores del trabajo, pertenecientes a la Unidad de Calidad, la Dirección de Gestión de Cuidados y Enfermería, distintas unidades y servicios de hospitalización, Salud Mental, Consultas externas e Informática, concluyeron que el avance de la enfermería en el uso de las nuevas tecnologías ayudará a progresar en la administración de cuidados. Igualmente, comprobaron que la implantación de un modelo de seguimiento como el que propugnan ha propiciado su cumplimiento e incrementado el interés de los profesionales por la información de la que disponen en sus cuadros de mandos y por los informes emitidos periódicamente por la unidad de calidad.

Por último, el Premio Continuidad Asistencial ha sido para el trabajo Recomendaciones al alta de enfermería: Adecuar una correcta planificación de los cuidados en relación con las necesidades y problemas del paciente anciano tras el alta hospitalaria, de las enfermeras Virginia González, Raquel Magaz y Patricia Vázquez, de la Unidad de Hospitalización de Geriatría del Hospital de Cruz Roja.

El estudio estaba encaminado a conocer, por un lado, el índice de cumplimentación del informe de enfermería al alta hospitalaria por mejoría y, por otro, el grado de dependencia de los ancianos a través de las recomendaciones de enfermería que se entregan adjuntas al informe de alta. Las conclusiones arrojan la necesidad de entregar a todos los pacientes el Informe de Continuidad de Cuidados, así como llevar a cabo mejoras encaminadas a perfeccionar las recomendaciones dadas en el momento del alta hospitalaria, para proporcionar a pacientes y familiares una información más clara y completa sobre los autocuidados que deben aplicarse en su domicilio y que redundarán en una mejora de su calidad de vida.