El futuro plan de la cultura castreña prevé la elaboración de un atlas de acceso libre de todos los yacimientos asturianos

El futuro plan de la cultura castreña prevé la elaboración de un atlas de acceso libre de todos los yacimientos asturianos

Publicada por Redacción Búscolu el 04/11/2021 10:35:02

El futuro Plan Director de la Cultura Castreña de Asturias, que recoge un paquete de actuaciones para estos yacimientos y prevé la elaboración de un atlas con información detallada sobre cada uno, se presentará al Consejo de Patrimonio Cultural para su aprobación antes de fin de año. Así lo ha anunciado hoy la consejera de Cultura, Berta Piñán, en la Junta General, donde ha destacado la complejidad del proceso de elaboración de este documento por la amplitud del fenómeno en Asturias, donde se han identificado ya cerca de 270 poblados.

“La redacción de un plan director para yacimientos castreños se presenta como la solución idónea para repasar el estado actual de esta categoría singular de nuestro patrimonio cultural, valorando su evolución desde el momento en que cada uno fue reconocido y determinando las actuaciones más convenientes en cada caso”, ha explicado Piñán.

Personal técnico del Museo Arqueológico de Asturias ha sido el encargado de elaborar, a lo largo de este año, el primer plan director, que se concibe como un documento de gestión e incluye un apartado sobre la historia de la investigación en este ámbito, con una valoración de las iniciativas desarrolladas en las últimas décadas. Entre estas actuaciones, la consejera ha citado las impulsadas por el Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres de Gijón, los planes arqueológicos de la cuenca del Navia o del yacimiento de Os Castros, en Taramundi, y las investigaciones sobre los proyectos de Castella, Beriso, Campa Torres, Punta Muyeres o Antrialgo.

Este documento, el primero de estas características elaborado en Asturias, recoge también un análisis de las amenazas para la conservación del patrimonio castreño, relacionadas tanto con su régimen de propiedad como con los usos del suelo, los expolios de bienes arqueológicos vinculados al empleo de detectores de metales o la exhumación de estructuras que se mantienen expuestas desde su descubrimiento, sin medidas concretas de salvaguarda.

“Un problema especial que es objeto de un análisis particularizado es el de los castros amenazados por la dinámica marina o por corrimientos de suelos debido a los desmontes masivos de ladera. También lo es la promoción turística inapropiada o la catalogación dudosa de algunos recintos supuestamente castreños son abordadas en este plan director”, ha indicado la titular de Cultura.

 

El documento parte de los estudios singulares realizados en diferentes yacimientos castreños y recoge una serie de propuestas genéricas de actuación que se resumen en la necesidad de actualizar el inventario arqueológico de los recintos castreños; la verificación de los yacimientos mediante el empleo de nuevas tecnologías como la teledetección, seguida de intervenciones arqueológicas de urgencia que confirmen o descarten la identificación de un lugar como yacimiento castreño; programas de adquisición de terreno y consolidación de ruinas; medidas relativas a la recuperación de materiales y la elaboración de un inventario de fondos con procedencia castreña en el Museo Arqueológico de Asturias y de un atlas, una vez revisado el inventario. Este atlas se concibe como repositorio general, de acceso libre, con información detallada de cada yacimiento y documentación relacionada.

En este sentido, la consejera ha puesto en valor la reciente adopción de técnicas de teledetección que permiten reconocer recintos inéditos, como los castros de Llanera, Somiedo y Soto del Barco, identificados en 2020 y 2021, y que el Consejo de Patrimonio Cultural acordó incluir en el Inventario de Patrimonio Cultural la pasada semana.

Piñán ha incidido también en la importancia de contar con un documento como el plan director que, a su vez, propone la elaboración de proyectos específicos para los conjuntos castreños más relevantes, en los que ya se trabaja actualmente.

“La cultura castreña asturiana es un ámbito de nuestra cultura que está en permanente estudio”, ha asegurado la consejera, quien ha repasado las acciones llevadas a cabo en este último año, como la autorización de labores de investigación en diferentes yacimientos que mejoran el conocimiento científico. Este es el caso de los castros de Peña Castiel-Punta Muyeres, en Valdés, y del de Antrialgo (Piloña). Piñán se ha referido igualmente al visto bueno al plan integral de investigación y mejora física del castro de la Campa Torres, en Gijón.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu