El HUCA implanta el marcado del instrumental quirúrgico con un código láser que facilita su seguimiento y aumenta la seguridad de los pacientes

Publicada por Pressy el 19/07/2019 12:05:04

El área de esterilización del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) está implantando un sistema de marcado láser del instrumental quirúrgico con un código electrónico que permite su identificación mediante un lector y facilita su seguimiento, al tiempo que aumenta la seguridad de los pacientes.

Además de la marca, cada una de las tres millones de piezas que se utilizan anualmente en el área sanitaria IV, con cabecera en Oviedo, incluirá un código alfanumérico equivalente a una matrícula única e irrepetible. Esta medida implica importantes ventajas en la trazabilidad del material y aporta beneficios para los usuarios. De este modo, los códigos ofrecen información muy valiosa que permite, por ejemplo, saber con qué personas se ha utilizado una pieza concreta.

El alcance de este proyecto afecta al material quirúrgico del HUCA y del Hospital Monte Naranco, así como al de todas las consultas externas, unidades diagnósticas, servicios centrales, unidades de hospitalización y centros de atención primaria del área IV.

Los registros permiten documentar e identificar inequívocamente el histórico de cada producto esterilizado desde su origen hasta su ubicación en cada momento, y demostrar que ha superado los controles de calidad oportunos. Además de aumentar la seguridad de los usuarios, este sistema constituye una excelente herramienta para la gestión integral del material, pues permite conocer en tiempo real el inventario, el estado de cada pieza y las necesidades de reposición.

También facilita el mantenimiento preventivo programado y proporciona información que resulta útil en la estandarización del material. Asimismo, ofrece datos clave para detectar y optimizar las necesidades del área sanitaria en función de la actividad quirúrgica.

La atención sanitaria implica el uso de miles de dispositivos médicos. En particular, el instrumental quirúrgico es un producto invasivo que rompe todas las barreras naturales protectoras (piel, tejido subcutáneo o tejido muscular). Generalmente, se trata de dispositivos reutilizables y el reto al que se enfrentan los centros asistenciales es lograr su esterilización y conservar los requisitos esenciales del producto para sus sucesivos usos.

La esterilización del material quirúrgico es un proceso complejo y cada fase debe estar sometida a diferentes controles de calidad.

Por la central de esterilización del HUCA, donde trabajan unas 60 personas, pasan cada año cerca de tres millones de piezas, que se corresponden con unos 250.000 kits instrumentales de entre uno y cien elementos. La heterogeneidad de materiales es tal que se alcanzan las 60.000 referencias, con piezas que van desde tornillos implantables que se emplean en maxilofacial, a otras más grandes, como los tubos de casi dos metros de longitud que se utilizan en las endoscopias digestivas.

 

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu