La consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, ha invitado hoy a los municipios del área central a liderar un proyecto piloto para dar los primeros pasos hacia una región inteligente (Smart Region) y optar a la primera convocatoria del Programa europeo Interreg Espacio Atlántico 2016-2020, que comprende un total de 37 regiones, entre las que se encuentra Asturias.

Durante una jornada celebrada en la sede de la Federación Asturiana de Concejos (FACC), en compañía de su presidente, Ignacio García Palacios, la titular de Infraestructuras ha dicho que, entre otras oportunidades, la unión en un área metropolitana facilita trabajar de forma conjunta en una propuesta que podría centrarse en cuatro ejes: la edificación y la regeneración urbana integrada e innovadora, el espacio empresarial inteligente, las soluciones de movilidad sostenible y la gobernanza innovadora.

Fernández ha señalado que el éxito del proyecto podría contribuir, por ejemplo, a paliar los problemas asociados a la baja movilidad en los modos de transporte públicos colectivos o a un parque residencial envejecido, que caracterizan al área metropolitana de Asturias (AMA), con las consiguientes desventajas en términos ambientales.

La responsable autonómica ha indicado que, pese a la alta competencia, resulta conveniente presentar proyectos de esta naturaleza, con gran potencial de desarrollo, encaminados a abordar los desafíos de la ciudad desde un enfoque basado en las nuevas tecnologías, la innovación, el ahorro de energía y la sostenibilidad. Unos principios, que en el caso de Asturias, podrían aplicarse de forma experimental en un barrio, un espacio empresarial, un itinerario de movilidad y un edificio o servicio urbano para, posteriormente, ser replicados en otras zonas de la comunidad.

De acuerdo con la convocatoria del Programa europeo Interreg Espacio Atlántico, la expresión de interés debería registrarse antes del próximo día 31 de mayo para, a continuación, en caso de resultar seleccionada, presentar la candidatura entre los meses de septiembre y noviembre. Ya en 2017 se aprobarían las candidaturas y durante el primer trimestre del año se iniciarían los proyectos. El programa, en el que pueden participar las empresas y todas las entidades públicas, privadas con o sin ánimo de lucro, cuenta con un presupuesto total de 185 millones y subvenciona hasta el 75% de los gastos elegibles.

Belén Fernández ha detallado que este tipo de proyectos europeos permiten participar como socio, lo que supone contar con un presupuesto asignado y el compromiso de desarrollar unas actividades determinadas, o como asociado, una fórmula de colaboración que no exige presupuesto ni actividades concretas. Al respecto, ha instado a los responsables municipales a estudiar su adhesión con el fin de constituir un grupo de trabajo para aportar y sustanciar ideas, en colaboración con otras instituciones como la Universidad de Oviedo o la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), que ya han mostrado interés.

Por último, ha recordado que el punto de partida para la creación de un marco de cooperación para el AMA es la propuesta de unas directrices subregionales de ordenación del territorio, actualmente en fase de avance, y cuyo periodo de información pública se ha ampliado hasta el próximo 22 de julio. “Estamos en el punto de partida, con un documento de base que debe ser debatido con las administraciones concernidas y todos los agentes económicos y sociales del territorio. Habrá varias oportunidades para aportar sugerencias, alegaciones y enriquecer el documento, y la pretensión del Gobierno no es otra que la de fomentar el debate social y político, reforzando la participación ciudadana y contando con los Ayuntamientos”, ha destacado.