El Principado habilitará en 2021 una tarjeta monedero sin caducidad con ventajas para los usuarios del transporte público en todo el territorio

Publicada por Pressy el 18/09/2019 12:05:01

 

-        Asturias contará esta legislatura con un plan de conectividad aérea 2020-2030

 

-        La Consejería de Infraestructuras elaborará un proyecto estratégico de mantenimiento y conservación de la red de carreteras autonómicas

 

-        El Gobierno presentará una Ley de Puertos en la Junta General  

 

-        El vicepresidente anuncia una Ley de Calidad Ambiental  que derogará el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas de 1961

 

 

La Consejería de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático transformará a lo largo de 2021 el actual billete único, que cada año se utiliza en más de 18 millones de viajes en el transporte público, en una tarjeta monedero sin caducidad. La futura tarjeta permitirá desplazarse por todo el territorio y en todos los modos de transporte. Además, ofrecerá la mejor tarifa en cada momento, con descuentos progresivos en función del uso, por lo que se convertirá en una herramienta fundamental en la promoción de este tipo del transporte. Las ventajas del nuevo billete sin caducidad se extenderán a toda la población, con lo que Asturias volverá a convertirse en una comunidad pionera tecnológicamente en el transporte público.

 

El vicepresidente del Gobierno y responsable de esta consejería, Juan Cofiño, ha comparecido hoy en la Junta General para exponer las principales líneas políticas de su departamento para esta legislatura. Según has destacado, su gestión tendrá como fin último “contribuir al progreso económico y sostenible, así como al incremento de la calidad de vida de la ciudadanía”.

 

El titular de Infraestructuras ha anunciado la elaboración de un plan de conectividad aérea 2020-2030 que aspira a desarrollar las potencialidades del aeropuerto de Asturias y mejorar su conectividad e intermodalidad. Este proyecto recogerá las necesidades y propuestas de las principales administraciones y de actores económicos y sociales. Se fijará como objetivo a corto plazo la internacionalización de destinos y el refuerzo de la red de rutas transversales ya existentes, que verá recortado su tráfico tras la puesta en servicio de la variante ferroviaria de Pajares, una obra que permitirá que los trenes de alta velocidad con destino al Principado tengan doble tráfico: mixto y de mercancías. La llegada del AVE se producirá en este mandato y el ministerio se ha comprometido a que las pruebas para garantizar la seguridad comiencen a principios de 2021.

 

A juicio del consejero, la puesta en servicio del AVE “no puede ocultar las importantes insuficiencias de la red de cercanías ferroviarias, algunas de ellas inaceptables, como el deficiente funcionamiento de Feve, consecuencia del abandono en las inversiones durante muchos años por parte de los diferentes gobiernos centrales”.

 

En este sentido, con el fin de mejorar el tren de vía estrecha, en octubre se constituirá una comisión mixta entre el ministerio y el Principado, copresidida por el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, y por el vicepresidente asturiano, para elaborar un plan de choque que evalúe las necesidades más urgentes. “Será un plan realista en el corto plazo y las actuaciones inmediatas se centrarán en aquellos puntos en los que un mayor número de personas puedan salir beneficiadas”, ha explicado Cofiño.

 

Por otro lado, Infraestructuras elaborará un plan estratégico para el mantenimiento y conservación de la red de carreteras de titularidad autonómica, integrada por unos 4.200 kilómetros. “Esta medida conllevará un incremento presupuestario que permita revertir las carencias inversoras de los últimos años, motivadas principalmente por el azote de la crisis económica”, ha precisado el vicepresidente.

 

En el ámbito portuario, la consejería presentará en la Junta General una Ley de Puertos adaptada a las necesidades de las instalaciones asturianas. La normativa establecerá los regímenes de planificación, ordenación, explotación, construcción, ampliación, mantenimiento y reforma, así como los de prestación de servicios portuarios, y el acceso y uso de los mismos.

 

El departamento que encabeza Cofiño también continuará con el trabajo de revisión y  adaptación  del Reglamento de Ordenación del Territorio y Urbanismo del Principado al nuevo modelo legislativo estatal, con el fin de superar las insuficiencias y dificultades interpretativas detectadas. Tras esta decisiva reforma, la consejería tramitará una Ley del Suelo “más ágil, con un modelo de urbanismo adaptado al cambio climático y las necesidades de la población”, ha agregado el consejero.

 

Medio Ambiente y Cambio Climático

 

Cofiño ha resaltado que, por primera vez, el cambio climático se ha incorporado en la denominación de una consejería y cuenta con una viceconsejería propia. De este modo, se da visibilidad a la apuesta del Gobierno por combatir uno de los principales desafíos a los que se enfrenta la humanidad y que afectará de manera singular a Asturias, más allá de la variable estrictamente ambiental. “Ya no caben debates de índole ideológica respecto al cambio climático y toca posicionarnos con audacia ante el enorme reto que, para Asturias, supondrá dar la vuelta, en buena medida, a nuestro tradicional modelo económico”, ha subrayado el vicepresidente.

 

Para asegurar la acción conjunta en esta materia transversal, se creará una comisión de coordinación para la acción por el clima en Asturias, en la que se integrarán varias consejerías y direcciones generales, llamadas a intervenir, desde diferentes ópticas, en el diseño e implementación de una transición ecológica justa para la comunidad.

 

Por otra parte, el responsable Infraestructuras ha reconocido “el creciente compromiso de las empresas con el medio ambiente” y su contribución a la mejora de los indicadores regionales. Sobre este aspecto, ha anunciado medidas de simplificación administrativa en relación con los complejos trámites ambientales a los que se enfrentan las compañías para su puesta en marcha y ha precisado que esto no supondrá merma alguna en las exigencias de la Administración. En este sentido, la consejería presentará en el Parlamento esta legislatura una Ley de Calidad Ambiental, que derogará el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas de 1961.

 

El vicepresidente ha expresado su compromiso con la mejora de la calidad del aire en Asturias mediante la creación de un servicio específico en la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático. Asimismo, ha informado sobre el próximo inicio de los trabajos para la elaboración participativa de un ambicioso Plan estratégico de Calidad del Aire, con horizonte 2025, que abarque toda la zona central de Asturias y todos los contaminantes que se evalúan. “Pretendemos converger hacia los exigentes niveles que recomienda la Organización Mundial de la Salud”, ha añadido.

 

La consejería elaborará, asimismo, una estrategia regional de economía circular para avanzar en la prevención de la generación de residuos en todos los ámbitos de la sociedad y en el uso eficiente de los recursos, en línea con las orientaciones europeas.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu