FORO Asturias - Adrián Pumares: “Los incentivos fiscales para favorecer la inversión en I+D+i son, sin ninguna duda, una herramienta eficaz: por cada euro que se deja de recaudar, la inversión crece hasta en 1,5 euros”

Publicada por Pressy el 09/11/2021 11:35:02

“Es imprescindible incrementar la partida de I+D+i en los Presupuestos asturianos, garantizando además un incremento anual de estas partidas, pero el objetivo de elevar al 3% del PIB la inversión en Ciencia para el año 2030 es imposible sin contar también con el sector privado”

09.11.2021 (Oviedo). El secretario general y portavoz de FORO Asturias en la Junta General, Adrián Pumares, preguntó hoy en el Pleno al Consejero de Ciencia, Innovación y Universidad sobre “las medidas que está tomando el Gobierno asturiano para garantizar y desarrollar la colaboración público-privada en el ámbito de la I+D+i”. Durante su intervención, Pumares reclamó “cambios en la política fiscal del Principado de Asturias”, explicando que “los incentivos fiscales para favorecer la inversión en I+D+i son, sin ninguna duda, una herramienta eficaz: por cada euro que se deja de recaudar, la inversión crece hasta en 1,5 euros”.

Adrián Pumares durante la realización de la Pregunta en el Pleno de la Junta General.

El dirigente forista compartió que “el objetivo de que la inversión en I+D+i alcance el 3% del PIB en el año 2030 es irrenunciable”, pero quiso dejar claro que “este objetivo es inalcanzable si no contamos con el sector privado”. “Es imprescindible incrementar la partida de I+D+i en los Presupuestos asturianos, garantizando además un incremento anual de estas partidas, pero el objetivo de elevar al 3% del PIB la inversión en Ciencia para el año 2030 es imposible sin contar también con el sector privado”, manifestó Pumares.

Entre las propuestas concretas reclamadas por FORO Asturias, Pumares defendió que “para lograr una mayor colaboración entre el sector público y el privado, además de las subvenciones, los créditos blandos, el compromiso con las plantillas de profesionales de la I+D+i, el impulso de la digitalización y la biotecnología y mejoras en los mecanismos de transferencia del conocimiento, es clave una política fiscal que incentive la actividad innovadora”. Por todo ello, y tal y como ya reclamó en la primera reunión de cara a la negociación presupuestaria, el portavoz forista advirtió de que “el Principado de Asturias necesita seguir avanzando en medidas fiscales para atraer y retener talento, e implementar deducciones fiscales para favorecer la inversión o el apoyo en empresas de nueva creación o ‘startups’”.

El único diputado con el que FORO Asturias cuenta en la Junta General hizo también referencia a que “un estudio de la Cátedra de Innovación de la Universidad de Oviedo nos reclama realizar una mayor inversión en I+D+i, pero pone especialmente el foco en el sector privado”. Según Pumares, “este Informe muestra claramente la necesidad de articular mecanismos que favorezcan la colaboración público-privada en materia de Ciencia”.

Intervención íntegra de Adrián Pumares en el Pleno:

¿Qué medidas está tomando el Consejo de Gobierno para garantizar y desarrollar la colaboración público-privada en el ámbito de la I+D+i en el Principado de Asturias?

“Gracias Presidente,

Gracias por su respuesta, señor Consejero,

Muchas veces fijamos como objetivo elevar al 3% del PIB la inversión en ciencia para el año 2030. Yo también me lo marco como un objetivo irrenunciable. Pero en también demasiadas ocasiones nos olvidamos de cómo alcanzar ese objetivo. Obviamos que, para alcanzar ese porcentaje, para llegar a ese nivel de inversión, resulta imprescindible contar también con el sector privado.

Si atendemos al Pacto por la Ciencia y la Innovación que presentó el Gobierno de España, vemos que la propuesta concreta para la Administración es alcanzar el 1,25 % del Producto Interior Bruto en el año 2030, lo que implicaría tener que llegar al 0,75 % del PIB antes del año 2024. Estamos terminando, le recuerdo, el año 2021. Es evidente que para alcanzar esa cifra del 3% resulta imprescindible contar con el sector privado, favorecer la inversión privada en I+D+i.

Precisamente, otro punto al que hace referencia el Pacto por la Ciencia y la Innovación es mejorar la conexión con el sector privado, poniendo en marcha nuevas herramientas que permitan mejorar y reformar los instrumentos de transferencia de conocimiento.

Y para ilustrar precisamente esta cuestión, quiero ponerle un ejemplo que ya hemos comentado en alguna ocasión anterior: el SERIDA. No puede ser, señor Consejero, que el SERIDA esté realizando un trabajo importantísimo en numerosos campos relacionados con la innovación y la investigación, y que sin embargo los productores privados no sientan este trabajo como propio. Y para muestra un botón, un ejemplo que conozco perfectamente. El SERIDA está realizando una labor muy relevante, que resulta obligado resaltar y poner en valor, en la búsqueda de formas de dar valor a los residuos de la sidra. Pero, sin embargo, esta labor de investigación tan relevante el sector privado no la siente como suya, no siente que le beneficie; porque no hay transferencia de conocimiento, señor Consejero. Por casos como ése le planteo hoy esta pregunta, con un objetivo muy claro: hay que articular mecanismos de colaboración público-privada e incentivos para fomentar la I+D+i en el sector privado. Y en el caso concreto del SERIDA, aprovecho además para volver a reclamarle que asuma su Consejería las competencias. Y también reclamo que asuma usted mayores competencias en materia de industria, tal y como le trasladé hace ya varios meses al propio Presidente Adrián Barbón.

Señor Consejero, si queremos que Asturias se sitúe a la cabeza del desarrollo económico y social, resulta imprescindible incrementar la inversión en I+D+i. Debe existir un incremento de la partida de I+D+i en los Presupuestos asturianos, garantizando además un incremento anual de estas partidas; pero resulta imprescindible también una mayor colaboración entre el sector público y el sector privado, con una política fiscal que incentive la actividad innovadora, un compromiso con las plantillas de profesionales de la I+D+i y un fuerte impulso de la digitalización y la biotecnología.

En relación con la política fiscal, dos cuestiones: resulta clave avanzar en medidas fiscales para atraer y retener talento; y aplicar deducciones fiscales por la inversión o apoyo en empresas de nueva creación o startups. Porque el apoyo a proyectos de I+D+i puede realizarse manera directa, mediante subvenciones o créditos blandos, pero también través de incentivos fiscales de diversos tipos. De hecho, la mitad del apoyo público a la inversión en I+D+i en los países de la OCDE se canaliza a través de incentivos fiscales. Y son, desde luego, una herramienta eficaz: según el informe publicado por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (la AIReF), por cada euro que se deja de recaudar, la inversión crece hasta en 1,5 euros”.

Date de alta y recibe cómodamente en tu email nuestro boletín .

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu