FORO Asturias - Adrián Pumares: “Si acepta nuestras propuestas, FORO Asturias tenderá la mano al Gobierno de Asturias para que haya una reforma integral de nuestra Autonomía, incluyendo su Estatuto”

Publicada por Pressy el 26/10/2021 17:35:01

27.09.2021 (Oviedo).

Intervención íntegra de Adrián Pumares en el Pleno de Orientación Política de la Junta General:

“Gracias Presidente,

Buenas tardes señorías

Buenas tardes, señor Presidente del Principado de Asturias,

Quiero saludar también a todos aquellos que nos están siguiendo a través del ‘streaming’ o de los medios de comunicación. Conviene no olvidar nunca, en nuestros debates, que la sociedad asturiana espera de nosotros, de sus representantes, la capacidad de liderazgo y de diálogo necesarias para poner en marcha políticas y medidas que ayuden a que el Principado de Asturias sea una Comunidad Autónoma más dinámica, más próspera, y también más libre.

Tengo que comenzar, señor Barbón, diciéndole que su discurso de ayer no me gustó. De hecho, me decepcionó, porque desaprovechó una gran oportunidad para mostrar al conjunto la sociedad asturiana su visión (utilizando sus mismas palabras) de Asturias. Sinceramente, desconozco el público objetivo de su decepcionante ‘speech’, pero más allá de darnos el dato de cuántos concejos visita (desconocía que era una competición, yo no los cuento porque procuro pisarlos todos; pero no olvide que los habitantes de esos concejos no quieren visitas, sino políticas concretas), le garantizo que no sirvió para tranquilizar ni dar certezas ni a los numerosos trabajadores de nuestro sector industrial, que viven momentos de zozobra como consecuencia de unos costes energéticos desbocados, ni a nuestros autónomos, que a esos costes energéticos suman un entorno fiscal claramente deslocalizador que dificulta enormemente su competitividad. Tampoco aportó nada su discurso a todos esos jóvenes que no han tenido más remedio que abandonar el Principado de Asturias y que, fruto de la incompetencia de su Gobierno, no van a contar con unas conexiones aéreas dignas ni competitivas. Ni a todos esos asturianos y asturianas que, a pesar de las numerosísimas trabas que su Administración les pone, siguen viviendo en las zonas rurales del Principado de Asturias, o en las alas, careciendo en muchos casos de un sistema público de transportes, de conexión a Internet, e incluso de redes de saneamiento. Todo esto en la Asturias del año 2021.

Quiero empezar por nuestro sector industrial, del que tantas veces hablamos en esta Junta General, como si viviésemos en un permanente Día de la marmota, pero al que ni ustedes ni el Gobierno de España son capaces de apoyar y acompañar a través de medidas y de políticas concretas. Nuestra industria, gran consumidora de energía, cuenta con unos costes energéticos mucho mayores que los países de nuestro entorno, y a esto se suma también una falta de empatía por parte del Gobierno de España escandalosa. Sí, señor Barbón, empatía; eso que la Vicepresidenta Teresa Ribera reclama a las compañías eléctricas repletas de ex políticos del PP y del PSOE, mientras ella, junto con la Ministra de Industria, la señora Reyes Maroto, pone en marcha un Estatuto para los consumidores electrointensivos que no aporta absolutamente nada, más allá de seguir sembrando sobre nuestra industria la sombra de las deslocalizaciones y de los cierres. No es precisamente empatía lo que muestra Teresa Ribera impulsando una transición energética, mucho más ambiciosa que la marcada por la Unión Europea, y que condena a amplísimas zonas del Principado a la precariedad y al paro. No es empatía despreciar a nuestros ganaderos, que sufren también los costes energéticos y de las materias primas desorbitados, sobreprotegiendo al lobo incluyéndolo en el LESPRE, en una decisión que se caracteriza por cualquier cosa menos por el rigor científico.

Su discurso de ayer fue, sencillamente, decepcionante. Ahora que, utilizando sus palabras, la sociedad asturiana logró arrinconar la pandemia, con una responsabilidad digna de elogio y a pesar de mensajes recurrentes e irresponsables contra las vacunas que algún grupo populista intentó colar en esta cámara, esperábamos de usted alguna propuesta para que Asturias pueda crear con fuerza riqueza y empleo, reduciendo así la pobreza.

Porque mire, usted ayer presumía de fortaleza en la recuperación, pero los datos son tozudos y amenazan, por desgracia, nubarrones. El pasado lunes 4 de octubre, el Ministerio de Trabajo hacía públicos los datos del paro registrado de septiembre, y a pesar de que escuchándole ayer a usted pudiese parecer lo contrario, mientras en España el desempleo ha seguido cayendo, Asturias es la Comunidad Autónoma donde este indicador ha subido más, siendo además únicamente cinco las comunidades en las que el paro registrado ha subido. Así, aumentó en septiembre en Asturias un 4,12%, en 2.539 personas, alcanzando los 64.208 asturianos. La afiliación a la Seguridad Social cayó todavía más, en 6.709 personas.

Tengo, naturalmente, que hablar del precio de la electricidad. No sé hasta qué punto le pueden importar los datos, y si lo ve como llorar por la leche derramada, pero conviene hacer un pequeño cálculo de lo que supondría para nuestro país contar con una reserva estratégica de carbón y con centrales térmicas.

-El precio del derecho de emisión en octubre ronda los 60,59 €/t CO2.

-En el CICLO COMBINADO con Gas Natural: el precio del gas natural es de 95 €/MWh. Teniendo en cuenta que el rendimiento de las centrales de Ciclo Combinado es del 55%, y que las emisiones de CO2 de los Ciclos Combinados son de 0,45 t CO2/MWh, la oferta mínima será de 199,98 €/MWh 95/0,55 + 0,45*60,59 = 199,98 €/MWh

-CARBÓN IMPORTADO: el precio máximo del carbón de 6.000 kcal/kg  es de 211,16 €/t, el rendimiento medio de las térmicas de carbón es del 33%, y las emisiones de CO2 de las térmicas es de  1t CO2/MWh. La oferta mínima, por tanto, sería de 152,35 €/MWh 860,421/6.000 * 244,95/1,16/ 0,33 + 60,59 = 152,35 €/MWh

-En relación con el carbón autóctono, la hipótesis sería haber alcanzado un acuerdo a Largo Plazo de compraventa de carbón entre centrales adaptadas medioambientalmente y las minas más competitivas, sin ayudas, a 80 €/t para un carbón de 5.000 kcal/kg.

-Con reserva estratégica autorizada por la Comisión Europea para garantizar 1.500 h/año de esas centrales, consumiendo el carbón extraído, el precio de oferta mínimo sería 102,31€/MWh 860,421/5.000*80/ 0,33 + 60,59 = 102,31 €/MWh

102,31€/MWh frente a casi 200€/MWh del ciclo combinado… Qué error prescindir de nuestro carbón mientras compramos energía eléctrica producida en centrales térmicas de Alemania o de Marruecos. Y no sería porque algunos no lo advertimos: el 14 de noviembre de 2017 escribía en un artículo en el diario La Nueva España “renunciar a las térmicas, y por tanto al carbón, supone renunciar a la producción autóctona en el mix energético nacional, con el consiguiente aumento en el recibo de la luz cuando haya puntas fuertes y con la consiguiente pérdida de empleo que esto acarrearía”. Desgraciadamente, no me equivoqué demasiado…

Nuestros autónomos, nuestras pequeñas y medianas empresas, vienen de una situación verdaderamente difícil como consecuencia de la pandemia, donde tantos se quedaron atrás. Si ahora se ven en la obligación de tener que hacer frente a unos costes energéticos disparados, será verdaderamente difícil que puedan seguir haciendo lo que mejor saben hacer: crear empleo.

Señor Barbón, nuestra industria, nuestros autónomos y los consumidores más vulnerables no esperan de nosotros, ni de usted ni de mí, que debatamos acerca de las ventajas e inconvenientes del sistema marginalista de fijación de precios de la energía (como muestra, permítame recordarle que los países de nuestro entorno tienen unos precios medios más bajos, con el mismo sistema de fijación de precios. Lo que esperan de usted es que articule una partida presupuestaria que evite cierres. Porque mire, la situación de los precios de la energía que vivimos actualmente es coyuntural (aunque al menos hasta marzo del año que viene no se espera una bajada), pero lo que sí va a ser estructural son los cierres que se van a producir como consecuencia de no poder hacer frente a esos costes.

Ayer citaba en su discurso una fecha: el 20 de septiembre, cuando el primer tren de prueba atravesó la cordillera Cantábrica a través de la variante ferroviaria de Pajares. Usted sabe perfectamente que, con ese trayecto, se confirmó que el Principado de Asturias contará con una conexión ferroviaria que nos discrimina, que no es equiparable a la del resto de España. Usted, sin embargo, se muestra satisfecho, anteponiendo intereses partidistas a los del conjunto de la sociedad asturiana. Aunque, bien es cierto, su formación política nunca quiso la variante de Pajares. Conviene no olvidarlo.

Qué decir de la marginación a la que tanto el Gobierno de España como el suyo someten al suroccidente asturiano, sin plazos concretos para la Autovía del suroccidente. Frente al silencio cómplice de la Delegada del Gobierno en Asturias, le vuelvo a reclamar que dé la cara, que reclame a su jefe Pedro Sánchez más recursos para el suroccidente asturiano. Porque no son cuestiones técnicas, es exclusivamente una cuestión de voluntad política: son necesarios más recursos para agilizar los plazos.

Usted decía en su intervención que había que ir adaptando las plantillas de los médicos a la realidad epidemiológica. En este sentido, leíamos estos días en el diario El País esta noticia… Pero curiosamente no hay datos del Principado de Asturias por carecer de ellos. Me gustaría que pudiese concretar más en este sentido, qué cambios en la plantilla va a haber para adaptarse a esa nueva realidad epidemiológica.

Siguen siendo excesivas las listas de espera, también las quirúrgicas, y no percibo de su discurso que la situación vaya a cambiar. Siguen siendo insuficientes también los recursos destinados a salud mental. Es, desde luego, una buena noticia que ahora debatamos tanto en relación con los problemas de salud mental; ahora falta que esas intenciones vayan acompañadas de recursos.

Hablaré también seguro en el turno de réplica de nuestro mundo rural, nuestro sector agroganadero y pesquero, pero resulta imprescindible hacerlo también en esta primera parte del debate.

Ya cité antes el disparate que supone sobreproteger al lobo a través de su inclusión en el LESPRE; algo de lo que hemos debatido en diversas ocasiones en esta Junta General, con el apoyo casi unánime de todos los grupos, con la irresponsable e injustificable excepción de Podemos Asturies, imagino que por cuestiones que tienen más que ver con los intereses partidistas que otra cosa. Quiero, eso sí, dejar bien claro que esta sobreprotección del lobo no puede servir de excusa ni blanquear la gestión del Gobierno asturiano en este asunto. No se está cumpliendo el Plan de Gestión del Lobo, y los daños ocasionados por la fauna salvaje se pagan tarde y mal, con cuantías que son un insulto a la gente del campo.

Por si los problemas de nuestro mundo rural no fuesen suficientes, su Gobierno se ha empeñado en generar nuevos problemas, llevando a una veintena de cotos a no poder cazar. Señor Presidente, la caza en el Principado de Asturias resulta imprescindible para el medio rural, y ustedes, en lugar de aprovechar la reforma del Reglamento para garantizar la supervivencia de esta actividad, lo han dejado como estaba, no aclarando cuestiones reclamadas por los cazadores y siguiendo con una persecución injusta a esta actividad, a la que se aburre a multas. Señor Presidente, una pregunta muy directa: ¿cree que la Administración podría asumir el coste de los daños a los que actualmente hacen frente las sociedades de cazadores que gestionan los cotos regionales de caza, y que actualmente suman alrededor de 700.000 hectáreas?

En este brevísimo repaso a los asuntos de nuestro mundo rural (necesitaríamos de un Pleno monográfico), no puedo olvidarme de la nueva normal del Gobierno de España con la exigencia de una distancia mínima de 500 metros de las cuadras a las poblaciones, cuestión que, parece, está solucionada y no afectará a Asturias. Viniendo de un Gobierno que tiene especial ojeriza a Asturias, más vale que estemos atentos a la redacción final.

Merece la pena detenerse en la desastrosa gestión cultural de su Gobierno. Pero quiero ser justo: no es peor que la realizada por sus predecesores en el cargo, para quienes la cultura parecía ser más una carga que les hacía perder el tiempo que una oportunidad de crecimiento, generación de riqueza y creación de empleo.

Ayer, por fin, tuvo la decencia de decir algo acerca del escándalo en la Fundación Selgas-Fagalde; apenas una frase de su discurso de hora y cuarto, pero por un momento dejó de esconderse detrás de la Consejera Piñán. Porque no debemos olvidar, señor Barbón, que es usted quien ostenta la representación en esa oscura y opaca fundación, aunque delegue esa responsabilidad, como todos los Presidentes, en la Consejera de Cultura. No me alcanza el tiempo para resumir mínimamente la dejación de funciones de su Gobierno en el Patronato de esta Fundación, pero no puedo dejar de señalar que lo realizado a lo largo de esta legislatura por ustedes en este patronato es una muestra clara de lo que es su política cultural: no se enteran de nada, porque no les preocupa, y solo actúan cuando la presión es ya insoportable.

No quiero poner demasiados ejemplos concretos porque no terminaríamos, pero sí que conviene denunciar la infrafinanciación que recibe la Ópera de Oviedo, por parte del Gobierno de España, pero también de su Gobierno. Le reclamo un calendario, con plazos concretos, para volver a los niveles de hace doce años, cuando la Ópera recibía el doble de lo que recibe ahora. Además, le recuerdo que en los dos próximos años la Ópera de Oviedo celebrará su 75 aniversario, cuyos actos presidirá el Rey Felipe VI.

Señor Presidente, le reclamo un cambio profundo en la manera que tiene su Gobierno de entender y gestionar nuestra cultura y nuestro patrimonio, adaptándola al siglo XXI, eliminando trabas innecesarias. Además, aprovechando la reforma que van a llevar a cabo en la Administración, resulta imprescindible contar en la Administración del Principado de Asturias de nuevos perfiles profesionales, tales como historiadores del arte o etnógrafos, así como especialización cualificada de los profesionales ya existentes. Pero, no lo olvide, esto de nada servirá si no se da un giro de 180º a la gestión cultural del Principado.

Se lo he dicho en numerosas ocasiones: solo con nombrar un Consejero de Ciencia no es suficiente. Hacen falta, también, más recursos, y sobre todo estabilidad en esas partidas. No puede ser que, siempre, las partidas que se suprimen cuando vienen mal dadas son las referentes a la ciencia y la investigación.

En relación con las becas predoctorales Severo Ochoa: sigue siendo un número de plazas insuficiente, asegurándose además de que las becas estén concedidas antes de que comience el curso. Es un tema administrativo y de organización.

Mayor estabilidad: en el mundo anglosajón existe el ‘tenure track’. Financiación asegurada por 5 años. En Asturias, investigadores internacionales con 10 años de experiencia tienen dos años asegurados, y con incorporación inmediata. Es insultante.

Dijo usted ayer en su intervención ante esta Cámara que ‘no existen recetas milagrosas o resortes ocultos’. Señor Barbón, puestos a hablar de cosas que no existen, su política en materia demográfica es el mejor ejemplo.

Efectivamente, no existen recetas milagrosas, existen recetas. Recetas que su Gobierno no pone en marcha pese a que algunos, como es el caso de FORO Asturias, llevamos repitiéndole años lo que podemos hacer respecto del declive demográfico y la dramática pérdida de población que nos está llevando a un punto de no retorno. Desde 1985, nuestra Comunidad Autónoma ha perdido más de una décima parte de su población actual. En el mismo período de tiempo hemos mantenido el índice de natalidad más bajo de España, y en 2020 éramos la región de Europa con un menor porcentaje de población menor de 30 años (23,6%). En lo que va de siglo XXI, más de 100.000 jóvenes se han ido de Asturias. Desde 2014, mueren en Asturias más del doble de las personas que nacen.

¿Y usted, lo mejor que puede traer a la Cámara en el debate sobre el estado de la Autonomía, es la frase “no hay recetas mágicas”? Por favor, señor Barbón, que es usted Presidente del Principado de Asturias, que tiene usted 20 Diputados y le han elegido para dar recetas. Mágicas si las encuentra, y si no son mágicas a ver si también nos valen, pero alguna receta.

Yo he traído algunas a esta Cámara. Y no hace falta irse muy lejos. A usted que le gusta mirar a Galicia, mire a Galicia, donde el señor Feijoo (en cuyos mítines el nombre de su partido que figura es ‘Galicia’, al menos para los que no vemos muy bien) ha puesto en marcha una Ley de Impulso demográfico con políticas transversales para revertir la tendencia que llevan, similar a la nuestra. No sé si es mágico incrementar la inversión en políticas de familia para la mejora de la accesibilidad de los recursos de atención temprana y prestaciones y ayudas familiares por nacimiento, adopción o acogimiento preadoptivo y para la mejora de las viviendas, así como el apoyo económico para el transporte y para el acceso a la educación infantil 0-3, pero puede ser efectivo.

No sé si es mágico, señor Barbón, impulsar decididamente el retorno de la población asturiana residente en el exterior y de su descendencia, mediante el afianzamiento de sus vínculos con Asturias, el acceso a programas y servicios en igualdad de condiciones que el resto de la población asturiana y el apoyo para alcanzar su plena integración social y laboral, pero deberíamos intentarlo. No sé si es mágico, pero impulsar las actividades económicas en el medio rural, más allá del ámbito agroforestal y marítimo-pesquero, buscando una modernización y diversificación de su estructura económica que garantice la sostenibilidad social, económica y medioambiental, puede ser un buen comienzo para que la gente no se vaya de allí. No sé, señor Presidente, si es magia la planificación y dotación de las telecomunicaciones, la aplicación de la innovación y de las tecnologías a las actividades económicas, el relevo generacional, el acceso a la tierra y a las actividades marítimo-pesqueras y la dotación de suelo empresarial, entre otras políticas; lo que sí son, de momento, es fantasía, dado que los Gobiernos socialistas de Asturias llevan años negándose a ponerlas en marcha, y así nos va.

Y señor Presidente, no sé si es mágico dar ayudas directas a la natalidad; lo que sí sé es que FORO Asturias se las lleva reclamando al Gobierno del Principado casi una década y ya va siendo hora de bajarse de la burra. Ayudas a la natalidad sí, señor Barbón, pero no sólo. Urge una Ley integral de reto demográfico y nosotros ya le hemos propuesto sus líneas básicas; ahora está en su tejado escuchar y hacer. Para eso no hace falta mucha magia.

Y finalmente, Presidente, permítame que me refiera a la reforma del Estatuto de Autonomía.

Usted ayer volvió a decepcionar. Y se lo digo de corazón: decepción, igual que la propuesta de reforma que usted nos trasladó a los Grupos Parlamentarios hace ya más de un mes y que sólo ha concretado en esta Junta General a preguntas de Ciudadanos y de Vox, cosa que me parece una falta de respeto a quienes le hemos dado un voto de confianza y nos hemos mostrado dispuestos a hablar con usted.

Señor Presidente, Señorías, la reforma del Estatuto de Autonomía es importante. Es de vital importancia. Y nadie de esta Cámara lo puede negar. Cuando la sociedad asturiana nos votó a los diputados de esta Junta General, sabía que este proceso se iba a producir, y nosotros ahora no podemos negarle la importancia que tiene. La reforma del Estatuto es importante.

Y una fuerza política como FORO Asturias, que orgullosamente se define como autonomista y reformista, no puede ser ajena a la reforma de la norma institucional básica de nuestra Comunidad Autónoma. En realidad, ninguna fuerza política debería serlo; ninguna fuerza política debería renunciar a priori, como ha ocurrido aquí, a formar parte de un proceso de este calado.

Pero tan importante como la reforma del Estatuto de Autonomía, señor Presidente, es tener una Autonomía en la que vivan personas. Tan importante como la reforma del Estatuto de Autonomía es tener una Autonomía en la que quede alguien que sufrague los servicios públicos. Y tan importante como la reforma del Estatuto de Autonomía es tener una Autonomía a la que pueda llegar la gente que necesitamos traer.

Ese es el planteamiento de FORO Asturias ante este proceso. Nosotros nos tomamos en serio, muy en serio, este proceso. Y hemos hecho los deberes. Limitarnos a decir que no sin más sería una pobre justificación de haberle pedido el voto a la sociedad asturiana para representarla en esta Cámara durante estos cuatro años. Casi tan pobre como haberle dicho que sí sin más, por cierto.

Señor Presidente, estoy de acuerdo con usted en que después de cuarenta años el Estatuto de Autonomía puede requerir una gran reforma. Pero Asturias, el Principado de Asturias, también la necesita. Y por eso desde FORO Asturias le proponemos no quedarnos en el proceso estatutario; le proponemos ir más allá y en esta misma Legislatura acometer esa gran reforma que necesita Asturias tras cuarenta años de camino que la han puesto a la cola del tren de las Comunidades Autónomas de España.

Necesitamos parar ya la sangría demográfica con una Ley de Impulso Demográfico como la que le acabo de exponer, que incorpore medidas inmediatas y que dé cobertura a toda aquella persona que quiera formar una familia en esta Comunidad Autónoma, y el compromiso de su Gobierno a que Asturias ofrezca ayudas directas a la natalidad, de 150€ al mes, por hijo nacido, y sostenidas en el tiempo para cubrir las primeras etapas de la vida.

Necesitamos dejar de tener un sistema fiscal que constituye un agravio sangrante con las Comunidades de nuestro entorno y que hasta la fecha sólo ha conseguido deslocalizar patrimonios y empresas, y no me diga que hay que sufragar los servicios públicos, porque con la presión fiscal de Asturias actualmente usted ha tardado diez años en poner en marcha la ampliación de Cabueñes y está despidiendo docentes de refuerzo COVID, así que si su Gobierno tiene un problema, permítame decirle que no es de ingresos. Señor Presidente del Principado, FORO Asturias se lo lleva diciendo una década al Partido Socialista y ya no vamos a esperar más: comprométase hoy, aquí y ahora a eliminar de facto el impuesto de sucesiones, bonificándolo hasta el límite de un millón de euros, y liberando las familias asturianas de la humillación que supone tributar durante toda la vida en esta tierra y tener que marcharse a otra. Ábrase a estudiar una reforma del IRPF que evite la fuga de nuestros profesionales y de talento empresarial.

Y necesitamos que usted y su Gobierno se comprometan de una buena vez a que Asturias no sea una región cuasi tercermundista en sus infraestructuras: ponga fin a años de abandono de la red de Cercanías (para eso también sirve asumir competencias), póngase manos a la obra en el Consorcio de Transportes para que éste deje de ser un Consorcio de autobuses y pase a serlo de transportes verdad, y cumplan con su palabra en relación con la llegada del AVE, en la integración ferroviaria de Gijón y en la cobertura de internet en todo el territorio.

Si somos capaces de afrontar esa gran reforma, la del Estatuto de Autonomía no será más que el colofón de un proceso que nos pondrá, esta vez sí, a la altura del resto de España. Más aún si tenemos en cuenta, aunque usted en esta Cámara no lo mencione, que su propio partido piensa iniciar una reforma constitucional, y ha designado al Ministro de la Presidencia para ello. En esa futura reforma constitucional, que incluirá lo que ustedes llaman una ‘España multinivel’, Asturias tiene que llegar con un Estatuto que impida que nos volvamos a quedar en el vagón de cola.

Señor Presidente, con estas premisas le tendemos la mano para que haya una reforma integral de nuestra Autonomía, incluyendo su Estatuto. También para el Estatuto tenemos propuestas. Usted nos dio un documento que no ponía nada más que vaguedades; yo estoy dispuesto a ofrecerle a cambio otro, con propuestas concretas de lo que debe incluir la reforma del Estatuto. Una posición en esa España multinivel que asegure que no nos vamos a quedar atrás. Una actualización del texto legal del Estatuto que lo haga más inclusivo, más abierto y más actual. Una alternativa a su pretensión de recortar a esta Cámara su capacidad de control con los Decretos-Ley. Una propuesta de las competencias que debemos incorporar al Estatuto, que implica el máximo techo competencial porque es lo que queremos para Asturias desde nuestra fundación: no más que nadie, pero tampoco menos que los demás.

Y sí, Señorías, también una propuesta sobre la oficialidad del asturiano. Porque Asturias bien merece que la tratemos como una Comunidad adulta. Cosa que usted no hace: se presentó a las elecciones con una propuesta de oficialidad cuyo modelo sigue sin desarrollar, y esa es SU responsabilidad. Y lo que FORO Asturias le reclama como compromiso irrenunciable en la declaración de oficialidad es, nuevamente, lo que hemos defendido desde nuestra fundación: la voluntariedad y la no imposición. Se trata de una cuestión de derechos, tratémosla como tal. Garanticemos a todo aquel que desee utilizarla ese derecho; respetemos a todo aquel que no quiera hacerlo. Y para eso, establezcamos en el Estatuto de Autonomía que la ley de uso que desarrolle la cooficialidad exija para su aprobación los tres quintos de esta Junta General que se requieren para su declaración, y que esa ley en todo caso respete la realidad sociolingüística de Asturias y el principio irrenunciable de la voluntariedad y la no imposición en ninguna esfera de la vida de los asturianos y asturianas; incluyendo, claro, la vehicularidad de la llingua.

Esta es la reforma que quiere Foro Asturias. Esta es la reforma que desde hoy va a quedar en el Diario de Sesiones. Señorías, incluido usted, señor Blanco, cuando quieran saber lo que propone Foro Asturias ya saben qué hacer: consultar el acta de esta sesión. Le va a salir más barato eso que llenar Asturias con mi cara, señor Blanco. También es más barata la cuota de afiliado, si tanto le interesa el debate interno de nuestro partido.

Señorías, concluyo ya. Concreción y compromiso, señor Presidente. Eso es lo que faltó en su discurso de ayer, y es lo que hoy le pido que remedie. Asturias, ya se lo dije en otra ocasión, bien lo merece”.

Date de alta y recibe cómodamente en tu email nuestro boletín .

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu