FORO Asturias - Sostres: “El vendaval económico y político de estos años deja muchas secuelas y no bastan promesas de última hora, buscando los votos”

Publicada por Pressy el 25/02/2015 15:05:01

Sostres: “El vendaval económico y político de estos años deja muchas secuelas y no bastan promesas de última hora, buscando los votos”

“Señor Rajoy, no le escuché aún en esta cámara por qué la mayoría de sus promesas electorales y de investidura no se han cumplido”

“Asturias, gestionada por el PSOE con el apoyo del PP, es una de las comunidades más agredidas en recortes sociales, y transita peligrosamente hacia una ruina económica y social”

“Señor presidente, antes de marchar, pague lo que debe a Asturias y a las zonas mineras, según sentencian los tribunales de justicia”

“Rajoy, en su réplica, omite referirse a pagar los fondos mineros, pero sí habla de que todo el mundo está sometido a los tribunales”

“El presidente deja la puerta abierta a utilizar el Plan Juncker, si lo pide el Gobierno asturiano, para el proyecto del corredor Palencia-Gijón”

El diputado de FORO en el Congreso, Enrique Álvarez Sostres, fue hoy la voz de Asturias en el último debate sobre el estado de la nación del Gobierno de Mariano Rajoy. Durante la segunda jornada del debate más importante del año, Sostres planteó a Rajoy los problemas que sufre el Principado y le pidió: “antes de marchar, señor Presidente, pague lo que debe a Asturias y a las zonas mineras, según sentencian los tribunales de justicia”.

 

El diputado subrayó que “Rajoy, en su réplica, omite referirse a pagar los fondos mineros, pero sí habla de que todo el mundo está sometido a los tribunales”.

 

Álvarez Sostres centró la primera parte de su intervención en hacer un balance general de las políticas de Rajoy durante los tres años de legislatura, y en reflexionar sobre la crisis de valores en la que está sumido el país.

 

Sostres se hizo estas preguntas: “¿Estamos mejor que hace tres años y medio? ¿Ha cumplido usted con la confianza que le han dado los votantes?” Tras calificar de “demasiado optimista y electoralista el análisis del presidente”, le reprochó que “la gran mayoría de sus promesas electorales y de investidura no se han cumplido. El vendaval económico y político de estos años deja muchas secuelas y no basan promesas de última hora, buscando los votos”.

 

“Creo, señor Presidente, en la necesidad de superar el presente alicorto e inmediato de penurias, hipérboles y aduladores, y pasar a  pensar en un país renovado en ideas, proyectos y comportamientos de una mejor ejemplaridad pública”, añadió el diputado de FORO, que censuró al presidente el haber dedicado “sólo dos minutos de un discurso de hora y media a la corrupción”.

 

El único diputado asturiano que subió a la tribuna de oradores se refirió a la situación del Principado, que “gestionado por el PSOE con el apoyo del PP, es una de las comunidades más agredidas en recortes sociales, y transita peligrosamente hacia una ruina económica y social”.

 

“Asturias se aleja de España en crecimiento y empleo”, explicó Álvarez Sostres. “El diferencial del PIB en el periodo 2011-2014 es de -6,5 puntos. El paro se incrementó más en Asturias que en España hasta 2012, y se redujo menos en 2013 y 2014, con más de 100.000 asturianos en paro y de ellos, 47.000 sin ninguna cobertura. El diferencial de la tasa de actividad se sitúa en 8,14 puntos, ocupando además el primer lugar en envejecimiento demográfico”.

 

Tras preguntar a Rajoy si “no cree que otra Asturias es posible con otros objetivos, otras prioridades y por supuesto otras mayorías”, le pidió que “antes de marcharse, pague lo que debe”, en alusión a la sentencia que obliga al Gobierno central a pagar los fondos mineros.

 

En el turno de réplica, Álvarez Sostres pidió al presidente que “incluya el corredor ferroviario Palencia-Gijón entre los proyectos que puedan acceder a financiación europea a cargo del denominado Plan Juncker”, y añadió que “el presidente deja la puerta abierta a utilizar el Plan Juncker, si lo pide el Gobierno asturiano, para el proyecto del corredor Palencia-Gijón”.

 

            Ésta es la intervención de Enrique Álvarez Sostres, esta mañana en el Pleno del Congreso de los Diputados:

            “Señor Presidente, Señorías:

          

Hoy celebramos, quizás, el más importante debate político de esta Cámara. Es el último debate de la nación para este Gobierno y para esta oposición. Señor Rajoy, también ha aplicado aquí sus tesis sobre la austeridad y su espíritu de ahorro, al acumularlo con su informe pendiente sobre el Consejo de Europa del 18 de diciembre,  que para España y Asturias resulta tan importante.  En fin, tengo poco tiempo y aquí debe llegar uno llorado

 

Dibujemos honradamente a los ciudadanos un esquema de dónde estamos y qué ha hecho el Gobierno hasta aquí. ¿Estamos mejor que hace tres años y medio? ¿Ha cumplido usted con la confianza que le han dado los votantes? Su opinión es muy optimista y propia de tiempo electoral, aunque reconoce cuando menos que este tiempo bueno no ha llegado aún a los ciudadanos. En ese caso, ¿qué pensaran los que nos escuchan?

 

Mi opinión de partida es que el panorama político, social y económico tiene poco que ver con el de hace cuatro años. Le admito los logros, le hago mis advertencias y le pido que no más promesas y engaños. Toca parar esa máquina.

 

Escribía no hace mucho un brillante ensayista y sociólogo vasco, Joseba Arregui,  refiriéndose a la fuerza de la Historia, que “la negación u omisión de lo que aprendemos de la Historia, si es que la dejamos hablar y no se recurre a adulterarla con un presentismo  desvirtuador, produce el efecto perverso de no detectar lo nuevo. Logramos repetir los errores por no aprender de ella”.

 

Creo, señor Presidente, en la necesidad de superar el presente alicorto e inmediato de penurias, hipérboles y aduladores, y pasar a  pensar en un país renovado en ideas, proyectos y comportamientos de una mejor ejemplaridad pública que usted despachó ayer en un discurso de hora y media, con dos minutos escasos y alusiones de réplica a sus opositores vecinos de ciénaga.

 

Tenemos un presente de explicación multicausal, en el que han aparecido líderes visionarios, educados en las consecuencias de un capitalismo radical y con un objetivo fácilmente vendible como Gobierno: la venta de lo imposible.

 

Los nuevos predicadores y comunicadores de marca marxista–leninista de corte  latinoamericana, de este tiempo, prometen alcanzar la utopía con la bandera del  manifiesto ”Indignados del mundo, uníos”, en una  reedición modernizada del manifiesto comunista de Marx y Engels de 1848. Han contado con la irresponsabilidad, la desidia, la apatía y el culto desmesurado al becerro de oro, de un sector  de la clase política  que se baña en el estanque dorado de la adormidera de la mayoría absoluta y de la cómoda oposición del edificio bipartidista.

 

El vehículo utilizado es la emoción sentimental; el irracionalismo de corte  romántico que fundamentó las políticas del siglo XIX; el sentimiento de rebelión hacia los gobiernos títeres del neocapitalismo salvaje  y del neonacionalismo desintegrador. Yo creo que es preciso hacer pedagogía política activa y no solo gestión tecnocrática. Y esa es mi advertencia.

 

En este paisaje, hace unos días el famoso noticiero del CIS nos trasladaba a todos cuál era el escenario de las tres  grandes preocupaciones de nuestra sociedad, a cuyo servicio estamos  los presentes y los que van a estar: el paro, la situación económica, la corrupción.

 

Pues entremos  en ellas someramente, tanto en España como en una comunidad como Asturias

 

Yo le reconozco medidas a las que usted dedicó más de 40 minutos de su discurso, que empiezan a prosperar  y quiero reconocerle  la bondad de algunos indicadores sobre disminución del paro, crecimiento hasta casi el 2.5%, mayor recaudación y fortaleza del consumo y del crédito, mayor cantidad de renta disponible en manos de los ciudadanos o el acuerdo sobre el terrorismo islámico que FORO  y otras fuerzas políticas suscribieron porque era necesario, aunque usted ni lo citó.  Pero señor Rajoy, el vendaval económico y político deja muchas secuelas  y no bastan promesas de última hora como las escuchadas, buscando el favor del ciudadano, aunque suponen el incumplimiento de los PGE apenas con dos meses de vigencia.

 

Yo aún no le escuché en esta Cámara justificar por qué sus promesas electorales y  de investidura, como en el apartado de Educación, no se han cumplido. No se engañe porque yo no le miento. Porque escuché y leí promesas de bajada de impuestos, subidas con el IPC de las pensiones; no quebrar el estado de bienestar en sanidad, educación y servicios sociales; mantener la independencia judicial; cambiar la financiación autonómica; la primacía en la lucha contra la corrupción, la falta de transparencia y la ejemplaridad de los gobernantes.

 

Pero los casos de corrupción y enriquecimiento de individuos y grupos ocupan ya todas las letras del abecedario , incluyendo más que presuntamente, la financiación ilegal del propio partido y de otros, y  lo que es más importante, de muchos líderes y dirigentes .Asturias también es colíder avanzado en el tema, pero aquí van todos al alimón: Marea, Niemeyer, Villa, El Musel, Pokemón.

 

Éste es el estado de la nación tal como yo lo veo. Y en esta silueta de España, usted, señor Presidente, tiene una buena cuota de responsabilidad en este estado de cosas, con su ‘indiferentismo reduccionista’ y del ‘conviene esperar’, que se ejemplifica en alguna  frase  que le recuerdo porque ayuda a comprender cómo se ha llegado a esto. ‘Si no tomo ninguna decisión estoy tomando una decisión’, o  ‘después del año 2014 viene inevitablemente el 2015’.

 

Si lo vuelco en  mi Comunidad, veo que todo incide en ella con mayor negatividad aún. Y voy a darle algunos datos porque si no lo hago yo, aquí no lo hace nadie.

 

Asturias se aleja de España en crecimiento y empleo. El diferencial del PIB en el periodo 2011-2014 es de -6,5 puntos. El paro se incrementó más en Asturias que en España hasta 2012, y se redujo menos en 2013 y 2014, con más de 100.000 asturianos en paro y de ellos, 47.000 sin ninguna cobertura. El diferencial de la tasa de actividad se sitúa en 8,14 puntos, ocupando además el primer lugar en envejecimiento demográfico.

 

Asturias, gestionada por el PSOE y el apoyo de su partido en esto años, como decía las pancartas de cualquier inauguración: ‘Qué guapo ye querese’, es una de las comunidades más agredidas en recortes educativos,  sanitarios y de servicios sociales y eso muestra su verdadera cara. La sociedad asturiana, olvidada y engañada, está padeciendo una ruina económica y social que conduce peligrosamente  a la desmoralización como pueblo, en una atmósfera envilecida y decadente, pasto fácil de las demagogias salvadoras y frentistas. ¿No relaciona usted esto con  el estancamiento en infraestructuras en Asturias y el aislamiento con el resto de España y Europa? ¿De verdad, señor Presidente del PP, que no cree que otra Asturias es posible con otros objetivos, otras prioridades y por supuesto otras mayorías? Me gustaría escuchar su opinión al respecto.

 

No quisiera terminar sin una petición especial. Señor Presidente: pague lo que debe por sentencia de los tribunales sobre los fondos mineros. Estudie los convenios, pero pague lo que debe antes de marchar o terminar la legislatura que con esta medida comenzó, porque las declaraciones del señor Soria, sencillamente provocan. Termino

 

En lo que ha acertado le felicito, pero en lo que he descrito, le demando un nuevo modelo de gobierno y especialmente un nuevo modo de dirigirse a los electores con la verdad por delante, y sin más promesas mendaces, en Asturias y en España. Gracias.”

 

RÉPLICA:    

 

“Señor Presidente, yo le expresaba dos puntos de especial relevancia: el aislamiento en las infraestructuras y los fondos mineros. A uno me ha contestado con un manojo de datos que doy por buenos, pero sigue siendo la pregunta: ¿seguimos en el aislamiento o no? Y hablamos de tres años largos de Gobierno.

 

Y en cuanto a los fondos mineros, ni citarlos. Estamos hablando de una sentencia judicial. Por tanto, díganos si antes de acabar la legislatura, va a pagarlos o no.

 

Aprovecho esta réplica para contestar también a su intervención sobre el contenido de la Cumbre habida en los pasados días 18 y 19 de diciembre.

 

Parece claro que uno de los objetivos fue dar impulso al plan de inversiones, absolutamente necesario para el crecimiento. Ya no sólo se habla en Europa de austeridad y mucho menos, a diferencia de usted, de recuperación, sino de algo muy previo: el crecimiento.

 

En Europa necesitan movilizar capital público y privado para crear empleo. Lo hacen inyectando  con el plan Juncker, más de 300.000 millones de euros hasta 2017 y una base de partida de 21.000 millones. Es ésta una oportunidad que España no puede desaprovechar y Asturias menos por su precariedad en infraestructuras.

 

Su Gobierno, señor. Rajoy, a pesar de que Europa preveía aportar fondos para el crucial corredor de ancho internacional Palencia-Gijón, lo ha excluido y eso condena a prolongar, quizás para siempre, las carencias de Asturias, con el agravante de que el proyecto fue acordado como básico y respaldado por  seis Comunidades Autónomas –entre ellas Asturias- en el denominado ‘Protocolo de Alianza de las Autonomías del Noroeste Ibérico’, a favor  de las infraestructuras del Arco Atlántico.

 

A la hora de desvelar ante la Comisión Europea cuál es la prioridad de su gobierno en materia de infraestructuras, esta no está contemplada dentro de los sesenta proyectos presentados y, aunque a última hora se presentan proyectos que afectan a la variante y a los accesos  al Musel y Avilés, dejan sin opciones el tramo Lena-Gijón  y se frustra una de las claves para el transporte de las mercancías en el tercio norte peninsular, a través del nudo de conexión multimodal de los puertos de Avilés y El Musel, en el que los españoles junto con la variante de Pajares, han invertido miles de millones  lo que resulta inexplicable e inaceptable.

 

Usted, en su intervención manifestó, que el plan era vivo y dinámico. Yo le pido encarecidamente que, como aún faltan 24  horas para finalizar el plazo de recepción de proyectos, lo envíe o envíe un burofax de urgencia a Bruselas para cumplir los plazos del procedimiento. Lo que usted quiera, pero hágalo. Mañana así lo verá en mi propuesta de resolución, para que el PP vote afirmativamente, así como el resto de los grupos de esta Cámara. Muchas gracias”.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu