La incidencia de la tuberculosis en Asturias sigue la tendencia descendente iniciada en 2010, con 169 casos en el último año revisado

Publicada por Pressy el 24/03/2017 12:05:02

   - El Principado ocupa el noveno puesto del país por afectación, con una tasa ligeramente superior a la media nacional

- El factor de riesgo más frecuente es el tabaquismo (30,8%), seguido de la diabetes (14,2%) y la silicosis (10,7%)

Asturias registró 169 casos de tuberculosis en 2014, último año completo revisado por los técnicos de Salud Pública, lo que representa una tasa de 15,9 casos por 100.000 habitantes. Estas cifras confirman la tendencia descendente que se inició en 2010, cuando se registraron 22,5 casos por cada cien mil personas.

El Principado ocupaba en 2014 la novena posición entre las comunidades autónomas por incidencia de la enfermedad, con una tasa ligeramente superior a la media nacional. De los casos confirmados ese año, el 94,7% fueron nuevos, mientras que el porcentaje de recidivas, es decir, aquellas situaciones en las que la enfermedad reaparece tiempo después de padecida, se situó en el 5,3%, lo que indica que se está produciendo un adecuado manejo y seguimiento de esta patología. No obstante, esta enfermedad continúa siendo un problema de salud pública en Asturias y podría sufrir fluctuaciones en los próximos años.

La incidencia de la tuberculosis sigue siendo más notable en los hombres (59,2%) que en las mujeres (40,8%), especialmente en las personas mayores de 65, y ofrece diferente perfil según la edad y el sexo. La afectación pulmonar es la predominante, con o sin otra localización, y de estos casos, el 43,5 % son bacilíferos (transmisores).

El factor de riesgo más frecuente es el tabaquismo (30,8%), seguido de la diabetes (14,2%) y la silicosis (10,7%). Sólo un 0,65% de los casos presentan infección por VIH.

En el 90,5% afecta a personas nacidas en España, frente al 9,5% de los que provienen del extranjero. De estos últimos, el 75% se infecta aquí.

El 78,7% de los enfermos reaccionan satisfactoriamente al tratamiento, ya que una vez completado se constata por diagnóstico microbiológico que se han curado.

En 2014, un 12,4% de personas afectadas por esta patología fallecieron durante el tratamiento, la mayoría por motivos atribuibles a la propia infección.

La Consejería de Sanidad ha hecho públicos hoy estos datos coincidiendo con el Día Mundial de la Tuberculosis, que se celebra cada año el 24 de marzo con el propósito de aunar voluntadas y avanzar en el objetivo de poner fin a la enfermedad. El Principado se une así a la campaña de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Unidos para poner fin a la tuberculosis, que subraya la necesidad de luchar contra la estigmatización, la discriminación y la marginación de los enfermos.

La tuberculosis es una enfermedad transmisible, fundamentalmente por vía aérea, producida por un tipo de microorganismos denominados mycobacterias. Esta patología, que se puede curar, afecta básicamente a los pulmones, aunque también puede localizarse en otras partes del organismo. Aunque forma parte del grupo de enfermedades de declaración obligatoria, en Asturias el 31,4% de los casos no se declara al Sistema de Vigilancia Epidemiológica

El diagnóstico precoz, el tratamiento, la detección de los contactos y su profilaxis, especialmente en las personas con más riesgo de desarrollar la enfermedad, constituyen los principales medios para evitar su difusión, tal y como se recoge en el Estrategia de la OMS El fin de la tuberculosis, que persigue eliminar esta epidemia mundial en 2035.

Para poder lograr estos objetivos, es necesario seguir ejecutando medidas de control para disminuir su incidencia en los grupos de mayor riesgo. Asimismo, es fundamental llevar a cabo estudios de contactos y seguimiento de los mismos, para lo que resulta imprescindible contar con una información completa de los casos de tuberculosis.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu