La mejora en el acceso a las pruebas rápidas permite identificar un mayor número de infecciones por VIH

Publicada por Pressy el 30/11/2018 12:05:04

Un total de 82 nuevas infecciones por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) se detectaron en Asturias en 2017, la cifra más alta desde 2012, lo que rompe la tendencia estable de los años anteriores. Este aumento se puede relacionar con la mejora en el acceso a las pruebas rápidas que se realizan fuera del ámbito sanitario y que se pusieron en marcha en 2017.

La Consejería de Sanidad, junto con el Colegio Oficial de Farmacéuticos del Principado de Asturias y el Comité Ciudadano Antisida, extendieron a toda la región el programa que facilita los test rápidos de VIH y que se tradujo en la práctica de 994 exámenes, 850 más que en el año anterior. Con esta medida, Asturias se alinea con los objetivos del el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSida), la organización que lidera el esfuerzo mundial por poner fin a esta epidemia como amenaza para la salud pública para 2030.

Este año, con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el Sida que se conmemora mañana, se invita a las personas a vivir la vida “de forma positiva” y a que “conozcan su estado serológico respecto del VIH” para que puedan empezar los tratamientos, protegerse a ellas mismas y proteger a sus familias y a sus parejas.

Según los datos de la Consejería de Sanidad, la mayor parte de las nuevas infecciones se producen por transmisión sexual, como consecuencia de relaciones homosexuales, bisexuales y heterosexuales sin protección, lo que ha ocurrido en el 94% de los casos y mantiene la misma tendencia que años anteriores. El mayor número se registra en las relaciones masculinas, un 52%, mientras que el 42% responde a contactos heterosexuales, con una incidencia del 56% en hombres y del 44% en mujeres.

El 80% de las nuevas infecciones corresponde a hombres y el grupo de edad más numeroso es el de 35 a 44 años para ambos sexos. Las prácticas de riesgo en el consumo de drogas por vía endovenosa están detrás del 4% de los nuevos positivos, un porcentaje que era muy superior hace años y continúa descendiendo progresivamente.

Los nuevos casos se detectan sobre todo en las áreas urbanas del Principado y cerca de la mitad, el 49%, se corresponden con el área sanitaria V, que incluye los municipios de Gijón, Carreño y Villaviciosa.

La disminución de la percepción de riesgo puede llevar a un menor número de diagnósticos y a que estos se realicen de modo tardío, como ocurre en el 57% de los nuevos casos, lo que supone un gran problema para el individuo y la población en general. Por eso es fundamental que tanto los profesionales sanitarios como la ciudadanía sean conscientes de la importancia de detectar la infección lo antes posible y de que cualquier persona que realice prácticas de riesgo es vulnerable al VIH.

El retraso en el diagnóstico conlleva, además, un mayor deterioro del sistema inmunitario y un peor pronóstico, ya que el paciente no puede beneficiarse de los tratamientos desde el primer momento. También supone que la persona afectada no habrá adoptado las medidas necesarias para reducir la transmisión.

Desde la generalización de los tratamientos antirretrovirales, de gran eficacia, han disminuido tanto la mortalidad como la aparición de nuevos afectados por sida, aunque esta tendencia, en el segundo de los casos, se ha ralentizado en los últimos años. En 2017 se notificaron nueve diagnósticos de sida, lo que supone una tasa anual de 0,9 por 100.000 habitantes. En ese mismo período se registraron en España 406, 1,2 por 100.000 habitantes. El gasto en tratamientos se situó en 15,7 millones y, en total, recibieron tratamiento 2.545 pacientes con un coste de 6.109 euros por persona.

La Consejería de Sanidad ha difundido estos datos con motivo del Día Mundial de Lucha contra el Sida y con el objetivo de incidir en varios aspectos de la infección. En primer lugar, se pretende concienciar a la ciudadanía de que el VIH no es un problema de grupos concretos, sino que cualquiera que practique relaciones sexuales de riesgo puede contraer la infección y contribuir a su difusión.

También se trabaja para frenar su avance, para lo que resulta imprescindible destacar la importancia de las medidas de protección, fundamentalmente el uso del preservativo y el diagnóstico precoz para conocer si se está infectado con el VIH. Combatir el estigma y la discriminación que todavía supone el sida para algunas personas y colectivos es el tercer objetivo que persigue el Principado en línea con el Pacto Social por la No Discriminación y la Igualdad de Trato asociada al VIH, uno de los objetivos del Plan Estratégico de Prevención y Control del VIH y otras infecciones de transmisión sexual del Ministerio de Sanidad, actualmente vigente y prorrogado hasta 2020.

    Programa de actividades (Pdf: 1 Mb )     Iinforme Día Mundial del SIDA (Pdf: 450 Kb)     Evaluación del Programa de Prevención y Atención..... (Pdf: 268 Kb)

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu