PODEMOS Asturias - Podemos Asturies critica la gestión del SESPA ante la carencia de personal sanitario en el Oriente

Publicada por Pressy el 20/07/2019 08:35:01

El Área Sanitaria VI atiende una población bastante envejecida y dispersa, de algo más de 40.000 personas. Durante los meses de verano, con el pico máximo entre el 15 de Julio y mediados de Septiembre, esta población se triplica, puesto que se trata de un Área con gran potencial turístico. A este aumento de población hay que sumarle la celebración de varios eventos deportivos, culturales y festivos, de entidad suficiente como para suponer una sobrecarga adicional en días puntuales, para los servicios sanitarios del Área.

Por los motivos expuestos, tradicionalmente se establecían en el Área Sanitaria, tanto en Atención Primaria como Hospitalaria, una serie de refuerzos de personal de incidencia turística. Este año, a fecha 17 de Julio, esos refuerzos (Llanes, Posada, Ribadesella, Colunga y Cangas de Onís) no se han puesto en marcha, ni previsiblemente se pondrán. Y en el servicio de Urgencias del hospital cabecera de Área (HOA), hay también varias plazas, tanto médicas como de enfermería, sin cubrir.

El déficit de personal en toda la comunidad autónoma empeora aún más la situación. Este déficit es consecuencia directa de la nefasta gestión sanitaria en los últimos años, sin ningún tipo de capacidad para manejar situaciones tan cíclicas y seguras como la sucesión de las estaciones. Como única medida para intentar minimizar el impacto se está intentando reclutar personal, invirtiendo un capital en incentivos aleatorios de última hora, que son una muestra más del pésimo uso que los gestores sanitarios hacen de nuestros impuestos. Ese mismo dinero invertido en contratos dignos hace meses, habría facilitado la permanencia de profesionales en Asturies. De nada sirve lamentar ahora que muchos se hayan marchado y que la única opción del SESPA sea, al más puro estilo de los cuatro últimos años de legislatura, poner parches de última hora. Fortalecer los equipos y fidelizar trabajadores es posible, pero debe hacerse desde el aumento de plantilla estructural, pues con ello pueden ofrecerse puestos de trabajo de mayor calidad y aumentar el número total de efectivos disponibles. Para que esta inversión sea asumible, desde Podemos Asturies señalamos repetidas veces el elevado margen de mejora en el gasto en farmacia y suministros. Optimizando las compras y haciendo frente a los conflictos de interés privados, podrían ahorrarse entre 30 y 60 millones de euros al año que bien servirían para contratar al personal que necesitamos.

La seguridad de los pacientes está garantizada porque todos los esfuerzos de los trabajadores y trabajadoras irán dirigidos a preservarla. Pero es evidente que existirá una serie de efectos colaterales a corto y medio plazo que además repercutirán negativamente en la comarca Oriental:

A la situación extremadamente delicada del Área Sanitaria, viene a sumarse además otra actitud clásica de la legislatura pasada y sus gestores. En algunos de los dispositivos, los trabajadores y trabajadoras comunicaron en carteles los horarios de atención y la organización del trabajo derivados de la falta de personal. La información plasmada no es opinable y se ajusta rigurosamente a la realidad. La respuesta de los responsables de la gestión fue prohibir expresamente, y por escrito, a dichos trabajadores y trabajadoras, divulgar ningún tipo de información sin su expreso consentimiento.

Desde Podemos Asturies consideramos muy preocupante que la incapacidad para gestionar con eficacia haya conducido a esta situación de pre-ruina a nuestro sistema sanitario, potencialmente excelente. Además, es inaceptable que la respuesta de quienes deberían solucionarlo sea amordazar a los trabajadores y trabajadoras implicadas. No se trata de trabajadores mintiendo para conseguir un objetivo. No se trata de personal tratando de evitar su trabajo o su responsabilidad. Se trata de trabajadores sobrecargados, en circunstancias que deberían haberse previsto, informando a los pacientes para ayudarles a entender porque tendrán que esperar más, o ser derivados a otro centro. La respuesta no puede ser callarlos. Los responsables de la gestión deberían escuchar activamente la opinión del personal sanitario, ya que quizá tengan soluciones que proponer. De hecho, deberían haberlos escuchado hace ya tiempo, antes de que la situación se les fuera de las manos.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu