El centro público de investigación agroalimentaria "se gestiona como un chiringuito socialista más, con connivencia entre los particulares y el Principado para enriquecerse", afirma el portavoz de Agroganadería

Luis Venta, diputado regional del Partido Popular de Asturias y portavoz de Agroganadería en la Junta General del Principado, ha criticado con dureza a la consejera del ramo, la socialista María Jesús Álvarez, por "no haber hecho nada por aclarar, atajar ni evitar" el caso de presunta corrupción que la Fiscalía investiga a raíz de una denuncia por irregularidades en la gestión del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida), dependiente de la citada consejería.

El parlamentario recordó ante el Pleno de la Cámara legislativa asturiana que el Grupo Popular "ya pidió hace siete meses explicaciones por la investigación que entonces la Guardia Civil". "Sólo defiende a quien ya está en el punto de mira de la justicia", insistió. Además subrayó que cuando la consejera compareció, el pasado 27 de febrero, "nos ocultó que ya había esa denuncia por malversación". "¿A quién protege?", le preguntó.

Una cooperativa privada constituida por trabajadores

Para Venta, la denuncia presentada ante el juzgado de Instrucción de Luarca por parte de la Fiscalía "confirma cosas que este Grupo ya denunció". Esto es, que en las instalaciones que el Serida tiene en Illano se habría dado una confusión interesada entre los bienes, en cuanto a reses, del centro público de investigación y los de una cooperativa privada constituida por parte de los trabajadores del Serida. "A la cooperativa no le costaba nada ni cebar ni llevar a los animales al matadero; los animales buenos se los quedaban ellos y los malos eran del Serida. Todo era beneficio para esta cooperativa, porque todo lo pagaban los asturianos", denunció.

El diputado popular  aseveró que el Serida se gestiona "como un chiringuito socialista más, con connivencia entre los particulares y el Gobierno regional para enriquecerse mutuamente".