Servicios Sociales destinó el año pasado 61,2 millones a políticas de envejecimiento activo y prevención de la dependencia

Publicada por Pressy el 23/04/2018 08:05:02

El Gobierno de Asturias destinó el año pasado 61,2 millones a políticas de envejecimiento activo, un apartado que incluye todos los servicios para prevenir situaciones de dependencia entre los mayores, facilitar su permanencia en el entorno habitual y favorecer la participación social. En este contexto, destacan los apoyos para la atención en los propios domicilios o en centros de día, el programa Rompiendo Distancias, que se desarrolla en el entorno rural; la actividad de los centros sociales y el respaldo al movimiento asociativo.

La consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, ha ofrecido hoy estos datos en la clausura de la jornada organizada para presentar la nueva Estrategia de Envejecimiento Activo Estrena 2018-2021, con la que el Principado pretende promover una longevidad saludable, autónoma y participativa, y promocionar las actividades relacionadas con este sector como fuente de innovación, investigación y oportunidades de desarrollo sostenible. Varela ha insistido en la necesidad de fomentar iniciativas que refuercen la autonomía personal de los mayores y mejoren su calida de vida.

La estrategia, que sigue las directrices establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ONU y la Unión Europea (UE), incluye 103 medidas de actuación en torno a cuatro ejes de trabajo que pretenden dar respuesta a las necesidades de una sociedad con una esperanza de vida cada vez más alta y en la que el perfil de los mayores ha cambiado notablemente respecto a décadas pasadas, como lo refleja el último informe del Observatorio de Servicios Sociales del Principado (Observass). También busca mantener el enfoque integral e innovador en políticas de envejecimiento activo que ha logrado para Asturias el reconocimiento de sitio de referencia (reference site) de la UE.

El texto, que ha sido revisado por agentes sociales, ayuntamientos y el Consejo de Mayores, pretende implicar a toda la sociedad. Por ello, cada una de las medidas detalla los actores llamados a participar en su desarrollo: el Gobierno autonómico, otras administraciones, entidades, asociaciones y agentes del ámbito investigador y empresarial.

Está dirigida a todas las personas de más de 55 años y se ha elaborado en colaboración con expertos de la Universidad de Oviedo mediante un proceso participativo e innovador en el que se ha entrevistado a un centenar de profesionales y mayores.

Los resultados fijaron cuatro ejes de trabajo:

Al acto de presentación han asistido unas 300 personas entre representantes del Principado, la Universidad de Oviedo, ayuntamientos, sindicatos, entidades sociales, y profesionales de los servicios sociales y empresas del sector.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu