Colunga. Apuntes históricos para el Escudo Municipal. Por Omar Pardo

Publicada por Redacción Búscolu el 20/11/2010 00:00:00

Grandísimo trabajo de nuestro colaborador Omar Pardo Cortina, que se anexionó al CD que acompaña el libro Lastres Pueblo Ejemplar de Asturias 2010.

… Y todo eso    ¿Crees de verdad que le interesa a alguien?

.- Pues no.

.- …  y  ¿entonces?

.- y entonces, que me da igual…

.-  ¡Hombre! buen razonamiento, sí.

.- … y  ¿puedes decirme si le interesa a alguien el emparejamiento en la temporada estival tardía  de los insectos himenópteros  preadolescentes … por ejemplo?

.-  … pero  ¿existe eso?

.- No lo sé, pero me da igual, es sólo  un ejemplo.

.- Ya … ya… no sé a que viene ahora tontería tal…

,. Tú contéstame…

.- Pues supongo que no… como es natural…

.- Pues entonces estamos en la misma, con la salvedad claro está de un grupo de investigadores de alto nivel que llevan años y miles de horas de trabajo  investigando el apareamiento de los susodichos, con el fin de buscar algo que les falta, digamos… para una vacuna que luego salvará miles o millones de vidas… quien sabe… total… nada, cosas que no interesan a nadie tampoco.

¡Hombre! visto así… bueno, pero  a ver si me aclaro yo… ¿Esto no pretendía ser una paliza de esas  tuyas sobre el escudo municipal?

Paliza según tú, claro está, pues para mí es un tema muy interesante…

.- Bueno sí… según yo… pero  ¿que tiene que ver eso con los himenópteros o como se llame eso?
.- ¡Que eso es un ejemplo! y que yo tampoco sé como se llaman…

.- Sí… sí, pero que narices tiene que ver…

.- Pues tiene que ver y mucho… y más en estos tiempos donde el nihilismo campa a sus anchas…
 
.- ¡Oh, no! ya empezamos, ahora me espetarás  lo de Nietzsche y todo ese rollo… que te veo venir… desde luego ¡qué obsesión!

.- ¡Que no!  ¡que no! esta vez no, tranquilo… quiero decir con esto que si lo de la vacuna es importante, no lo es menos perder la identidad de los pueblos que es lo mismo que decir de sus habitantes, que acaban siendo meros “recursos humanos”  como dicen ahora de ningún sitio…  y además “recursos humanos muy cabrones haciéndose la puñeta unos a otros de continuo, pues es a lo que el sistema les enseña ahora ya desde la cuna.

Si pierdes tu identidad, tu lugar, tus  raíces, pues miel sobre hojuelas, pero ¿Para quién?  pues para quienes les interesa llevarte a esa dinámica perruna – aunque mal símil he buscado, pues los perros son bastante buena gente, mucho mejor que nosotros , donde va a parar-  por llamarla de alguna manera en la que no da tiempo a vivir, sino a competir ¿es que no ves ya la consecuencias?... 

.- ¡Hombre! algo de eso hay, negarlo sería tontería…

.- En efecto, y además es un sistema tan tonto como las tragaperras de los bares, a la larga siempre se pierde, quizá compita con éxito  una generación con buenas condiciones, o con malas artes aún sin tenerlas. A lo sumo dos, aunque alguno se quedará en el intento de forma irremediable  y no habrá piedad para él,  pero bueno, lo que no se ve o no quiere verse con la esperanza de la salvación individual, no pocas veces a base de un  desmedido esfuerzo  que acaba dejando huella,  es que al final de una u otra manera te acaba pillando el toro… directa o indirectamente, como que dos y dos son cuatro.

Vamos que en lugar de optar por vivir siendo algo menos cabrones- porque del todo no  parece posible, pues viene incrustado en la placa base de una forma que no hay manera – pues no, máxime con los adelantos técnicos nada desdeñables que ya poseemos. Resumiendo…  que  si no fuéramos tronco y extremidades ausentes de cabeza, a la larga sería mejor para todos, al menos nos daría tiempo a vivir, y más relajados sin duda  y  no con el estrés de mantenerse a flote, a la defensiva de todo el mundo  que por otra parte anda  “afalándote” valga la lengua vernácula, por todos lados, pues es que eres su competidor… así de cruel… o sea que bonita evolución habemus.


.- Así que es eso, debemos conocer nuestra propia historia, para aprender de nuestros errores como dicen…y formatear ese presente “perruno”…

.- Eso es y agarrarnos a nuestras señas de identidad como un náufrago a una tabla… sino estamos listos.

.- Puede ser… puede ser…

.- Pues claro, no es ninguna tontería…

.- Visto de esa manera parece que no.

.- Aunque  como dice el refrán popular nadie escarmienta en cabeza ajena… y quizá sea así… no obstante algo ayudará…

.- Digo yo que sí… aunque, la verdad no me entero demasiado de lo que quieres decirme si te digo la verdad.


.- ¡Hombre!  ¿tu sabes que le pasa a un árbol por alto,  fuerte y poderoso que sea si las raíces que no se ven se le van deteriorando hasta límites insoportables?

.- Pues sí, que se cae…  supongo.

.- Efectivamente, eso es  ¿lo pillas ahora?

.- No.

.- Bueno… pues vale… y si te digo que no estoy seguro de que si la Pantoja ama o no ama… y eso me preocupa  ¿qué?

.- Bueno… pues que estás “pallá”… efectivamente y no puedo decir que no me lo habían advertido.

.- Pues no, amigo mío, porque si yo estoy  “pallá” como tu dices por esa lógica preocupación, entonces están “pallá” millones de personas que están pendientes de los programas y revistas del corazón… que  no sé si sabrás que son un verdadero chollo… según dicen… y si son un verdadero chollo es porque hay millones de personas preocupadas como yo, sobre si la Pantoja ama o no ama…  ¿que te parece?

.- Una señora con más edad de la debida, algo rancia, poco agraciada, siendo ya benevolente  y para más “inri”  con bigote, eso me parece… por preocupados que tú y tanta gente estéis…

¡Qué barbaridad… desde luego!  pero yo me refería  a que te parece del razonamiento… no de la señora en cuestión, hombre.

.- Que quieres decir supongo, que estas cosas son bastante más serias que el “pantojeo” y no le interesan a nadie sino a cuatro gatos y  no a millones de personas…

 ¡Vaya! parece que se te ha iluminado algo la neurona, así como de momento…

.- Que no me marees más… que si pretendes justificar este rollo no lo conseguirás… ¡suéltalo ya!  pero no me quieras hacer comulgar con ruedas de molino… vamos ¡La Pantoja y no sé que insectos! … peor de lo que me habían dicho…

.- ¿Qué dices por lo bajo?

.- No, nada… nada…

- Te he oído

.- Entonces ¿para que preguntas?

.- Pues mi última cosa de esas dice…

.- ¿Qué cosa?

.- Es que no recuerdo el nombre técnico, pero espera, quieto, que en este sobre me parece que  está… sí, esto es,  “evaluación psíquica” pone.

.- ¡Ah!... tu última evaluación psíquica… claro hombre, sí… tu última evaluación psíquica, eso es muy corriente hombre, sí, muy corriente, a todo el mundo le hacen una cada semana, sí, sí… tu última evaluación psíquica, sí, sí, claro… claro… ¿como no había caído?

.- Oye… ¿qué es lo que pretendes decir?

.- No, no nada… nada… ¡Dios me libre!  nada… nada… no.

.- Aquí dice claramente que no soy nada violento y…

.- Sí… sí… ya lo veo ya… entre otras cosas…

.- ¡Bah!  cuatro tonterías de nada

.- Claro… claro, por supuesto cuatro  tonterías de nada… no, pero dejemos el tema… hagamos que estoy convencido de que eso del escudo es algo muy interesante… y  ¡ala!  a tu paliza… que quizá como terapia pues…

Bien, ignoro si estaré al día sobre el asunto, pero aunque parezca chocante, lo primero que hemos de decir, es que no tenemos escudo,

¡No me digas!

.- Sí te digo… al menos reglamentario, vamos… que se viene utilizando una propuesta de hace dos siglos que continúa  aún sin hacerse  “oficial”, a no ser que últimamente se hayan llevado a cabo los trámites administrativos necesarios que lo ignoro…

.- Vaya… vaya… quien lo diría…

.-Pues sí, de lo único que tengo constancia es de que al menos provisionalmente se ha aprobado una bandera municipal… aunque ignoro si se halla el trámite definitivo concluido, aunque yo nunca la he visto… lo que no quiere decir que no exista…

.- No pretendo interrumpirte, pero ¿no sería mejor empezar por el principio, es que sino lo vas a liar todo y…

Bien, bien, puede que sí… a ver. Bueno pues el principio del empleo de la Heráldica comunal se remonta a la Alta Edad Media, Alfonso II de Aragón, por ejemplo concede ya a  algunas villas el uso de su propia bandera que por tradición la villa transforma en escudo concejil, o sea que es lógico que una gran proporción de municipios cuente con blasones o armas heráldicas que los distinguen.

Heráldicamente las concesiones de armas a los municipios solían efectuarse por los monarcas, al  concederse la carta puebla, fueros o posteriormente para recordar algún acontecimiento digno de tal galardón, así pues en origen  las armas de nuestros Ayuntamientos eran de concesión real, posteriormente adoptaron algunos de ellos las de sus señores y otros las crearon propias basadas en muy varios y diferentes motivos.

Además, no es posible acometer el estudio histórico de la sociedad durante los períodos medieval y moderno sin tener un buen conocimiento de las estructuras y las mentalidades nobiliarias, por haber sido la Nobleza el estamento rector de aquellas sociedades. Por eso la Heráldica y la Genealogía son dos disciplinas imprescindibles.

Si buceamos un poco en la historia de nuestro solar podemos ver que hasta principios del siglo IX, no se tienen noticias históricas de Colunga (año 803), en el que un magnate ( Dª.Fakilo), dona al monasterio de Santa María de Libardón (Sancta María in Liverdonem) la quinta parte de sus bienes “in villas prenominatas Fanum, Colunca, Camauca in Priemeo siue el in Liunattam”…

Aproximadamente un siglo más tarde (año 921), Ordoño II, confirmó los privilegios y donaciones que sus antepasados hicieron a la iglesia de Oviedo, añadiendo otras nuevas entre las que se encontraba “in Colunga, villam que dicitur Orres” y varias parroquias de las actuales.

Colunga, estuvo representada en la asamblea convocada por el obispo Pelayo en 1.115 y el actual término municipal de Caravia, estaba integrado en el territorio de Colunga, como lo prueba el documento fechado en 1.176 por el que Fernando II otorga a la Iglesia ovetense el Monasterium de Caravia, “quod in regno meo est apud Asturtias in valle de Colunga”.

La fundación de la puebla, tuvo lugar en el siglo XIII antes del año 1.294, en tiempo de Alfonso X  de Borgoña o  probablemente Sancho IV.

Aunque hasta principios del siglo IX como hemos dicho no se tienen noticias históricas de Colunga, todo parece indicar que el Concejo de la Edad Media se levantó sobre las ruinas de la organización romana.
De este concejo formó parte como ya hemos indicado el territorio de la actual Caravia  hasta el siglo XIII, en el que bajo Alfonso IX, pasó a ser señorío de la Iglesia de Oviedo. (1.215).

La fundación de la puebla tuvo lugar antes de 1.294 , en tiempos de Alfonso X o Sancho IV con su administración y régimen y así gentes colunguesas estuvieron representadas por sus diputados en las hermandades de concejos.

Por entonces, la puebla de Colunga, fue dada por el Rey a Alonso Beltrán, que allí tuvo señorío y puso el característico rollo. Por cierto que existe al respecto un trabajo de Braulio Vigón bajo el título “El rollo de Colunga”, publicado en “La Opinión de Villaviciosa” en el número correspondiente al 13 de Febrero de 1.895. A su pie se celebraban las reuniones concejiles.

Alzábase esta insignia jurisdiccional delante de la denominada “Casa del Rollo” - la que habitó en vida Dª. Rufina Covián , siendo derribada aquella insignia el año de 1.882, debido a tensiones políticas entre liberales y conservadores - como señal de jurisdicción , que vendió a D. Rodrigo Alvarez de las Asturias.

Este prócer en su testamento otorgado en Lillo (1.331) encarga a los testamentarios “que sepan del Rey si el tovier a bien comprar estas mis poblas de Gijón y de Ribadesella y de Nava y de Colunga, que las vendan a él por tanto antes que a otro”.

Pero Colunga debió pasar al Conde de Trastámara, después Enrique II, hijo adoptivo de D. Enrique que a su vez la donó a su turbulento hijo natural D. Alonso Enriquez, levantisco, turbulento, violento y codicioso conde de Noreña y Gijón cuando le enriqueció de una manera increíble (Testamento de Burgos, 1.374).

Sabidas son sus revueltas e insurrecciones contra los reyes de Castilla D. Juan I y D. Enrique II su hermano y sobrino, cuando aquel le confiscó los bienes que dio a la iglesia ovetense en escritura de 1383 y testamento de 1385, el segundo le devolvió primeramente en 1391 las villas castillos y tierras de Asturias, suyas antes de ser preso, propiedades y señoríos que volvió a quitarle y tomó para la Corona en 1.394 por nueva insurrección del conde. La jurisdicción señorial  pues la abandonó definitivamente en el año 1394, en que pasa a ser concejo de realengo.

El desempeño del gobierno concejil durante el antiguo régimen es muy similar al que se desarrolló en otros municipios de Asturias. En el siglo XVI, por ejemplo, seis regidores gobernaban el Concejo, elegidos por los estados de hijosdalgo y general, con un juez para cada uno de ellos elegidos por los vecinos.

A mediados de siglo se produce la venta a perpetuidad de los regimientos y otros cargos concejiles, entre los que estaban el de Alguacil Mayor, Alcalde de Ronda y Montero Mayor del Puerto del Sueve.

Caso aparte es El Coto y villa de Carrandi,  que pertenecieron durante la Edad Media a la Mitra ovetense hasta que con autorización pontificia pasaron a la Corona de la que fueron adquiridas en tiempos de nuestro señor el Rey Felipe II por D. Gonzalo Ruiz de Junco en (1.586), Alférez Mayor del Coto de Carrandi cuya morada no era otra que el “Palacio de Gobiendes” .

Posteriormente pasaron a los Bernaldo de Quirós y hasta 1.827 no fueron agregados al Concejo con lo que se completa el actual “puzzle”.

 Efectivamente, el Rey D. Felipe II, vende a D. Gonzalo Ruiz de Junco la villa de Carrandi con su jurisdicción, rentas y vasallos según había pertenecido a la dignidad episcopal por la suma de 675.375 mrs.
Está confirmada por Carlos IV a favor de D. Antonio Vicente Bernaldo de Quirós en 1790 (por matrimonio). De la venta del señorío jurisdiccional del Coto de Carrandi en el siglo XVI al que hemos hecho referencia, se puede leer: “ y podéis hacer y tener horca, picota, cuchillo, cárcel, cepo y azote y las otras insignias de jurisdicción que quisieredes todo ello libremente a vuestra voluntad”.

En esta ilustración se observa claramente el croquis de situación del Coto jurisdiccional de Carrandi (Castrastro de Ensenada)


Ojeada esta  síntesis histórica a fin de aclararnos un poco, debemos pasar ahora ya a lo que es la propia génesis del escudo que se remonta a finales del siglo XIX, cuando a propuesta del entonces Regidor Síndico - que no era otro que el infatigable Braulio Vigón Casquero, referencia básica aún después casi ciento cincuenta años para acometer cualquier tipo de investigación con ciertas garantías sobre nuestro solar-  el Ayuntamiento adopta las armas de los linajes Colunga e Isla para el Escudo Municipal.

.- Vaya, así que este señor también era historiador, yo tenía entendido que su fuerte era la investigación filológica por aquello del famoso diccionario dialectológico del Concejo de Colunga que editó el C.S.I.F.

.- Bueno, Vigón era un hombre con amplia cultura y sobre todo un trabajador infatigable, y abordó infinidad de temas…ignoro sus estudios “reglados”, y claro, al abarcar mucho se supone que no era especialista en todo lo que hacía o investigaba, pero no debemos en absoluto infravalorar su labor por ello, pues consultaba con minuciosidad cualquier detalle, incluso mantuvo correspondencia con el famoso epigrafista alemán Hübner nada menos  (Erns Willibald Emil Hübner – Dusseldorf 1.834, Berlín 1.901-) cuando empezó a encontrar vestigios romanos, o sea que se supone que para adoptar las armas del escudo, estoy seguro que investigó con minuciosidad dichos linajes y se asesoró técnicamente con rigor, no olvidemos que como buen masón lleno de inquietudes formaba parte de varios grupos de trabajo, entre ellos el famoso “Grupo de la Quintana” del que fue fundador junto con Julio Somoza,(Xulín de Xixón) Fermín Canella, Fortunato Selgas (Fortún de Cudillero) y demás… o sea que … lo que ignoro es si el expediente está documentado y demás, porque el acuerdo tengo entendido que aún se conserva.

.- ¿Braulio Vigón masón?... no me lo creo.

.-  ¡Hombre! andas así a estas alturas…pues nadie lo ignora, otra cosa es que no se cacaree demasiado… maestro masón (grado 3º) perteneció a la logia ovetense “Juan Gonzáles Río”  republicano además y colaborador entre otros periódicos del ramo del conocido “La República Española”

.- Vaya… vaya…

.- Pues sí, pero a lo que vamos… sea lo que fuere, a partir de 1.882  el escudo de nuestro solar aparece


.- Medio partido y cortado:

1º.- En sinople, tres flores de lis de oro.

2º.- En plata un cuervo, de sable.

3º, En azur, sobre ondas de plata y azur, tres ánades, de plata sumados a las ondas

.- Y al timbre, aunque siempre se anda jorobando con la corona mural de tres torres, pues que  no…
y así lo dice claramente: “CORONA REAL, CERRADA”

.- Sí, se puede decir más alto desde luego, pero no más claro…

.- En efecto pero…

.- Lamento  interrumpirte…

.- No te puedo decir que me parezca bien, pero, a ver ¿qué? procura no ser cansino o no terminaremos nunca…

.- Pues hombre, digo yo, que ¿en qué se basó D. Braulio para escoger esos linajes -los Alvarez de Colunga, e Isla-  y no otros?

.- No es mala pregunta, desde luego, pero eso a no ser que conste en el expediente si es que existe, nunca podremos saberlo, pero como te he dicho supongo que estará basado en hechos de armas, no me extrañaría nada que los apuntes de Octavio Bellmunt y Traver y su inseparable Fermín Canella y Secades tuvieran algo que ver, pues tienen que ver en no pocos escudos municipales,  de Asturias, al menos, máxime cuando estos en el tomo III de su famosa obra enciclopédica, hacen referencia a los blasones que ganaron en la lucha contra el sarraceno entre otros los Alvarez de Colunga, a pesar de haberse publicado después de la adopción del acuerdo a propuesta de Vigón en 1882… pero aunque los datos pudieran extraerse de un borrador anterior, hay algo que no cuadra…

¿y que es ello si puede saberse?.

.- Bueno, pues que en el citado “Bellmunt y Canella” habla de un escudo cortado, pero dice “el primero de plata con tres flores de lis”  al contrario que el propuesto por Vigón que decía claramente como hemos visto:

“1º.- “En sinople, tres flores de lis, de oro.”

Y no sólo eso ya que además indica “partido de sinople y un cuervo negro andante” en contraposición a la aprobada propuesta del Sr. Vigón que especificaba claramente 

2º.- “En plata, un cuervo, de sable”    en plata, no sinople

.-  Y entonces  ¿cúal sería el origen de todo este lío?

.- Pues quizá algo más sencillo de lo que  pudiéramos imaginar, como que el dibujo que se hizo para el Ayuntamiento cuando se adoptaron estas armas, y que aún se conserva contiene un error en sus esmaltes…

.- Y todo este lío sólo por eso… por negligencia de cambiar un color al pintar…

.- Pues ya ves amigo mío, parece que sí… pues si nos fijamos bien lo descrito por Bellmunt y Canella coincide con lo dibujado y no con lo escrito en el acuerdo de adopción y a partir de ahí sumando negligencias y artistas continuados así se fue liando la cosa hasta hoy… ya ves que simple.

.- Bien… y ¿en que consistió el error del artista entonces?

.- Bueno, pues en que simplemente en vez de colorear el primer cuartel en sinople que sería lo correcto, lo hizo en plata con lo cual se producen dos consecuencias no deseadas

 .- 1ª.- Se falsean las armas atribuidas tradicionalmente a los Isla, pues el blasón se deduce claramente en esta famosa estrofa:
     

 


En campo verde excelente.
     vi unas olas y tres flores,
     amarillos sus colores, 
 de la Isla dice aqueste,
 son las olas y las flores

 .- 2ª.- Se viola la Ley Heráldica que prohíbe el metal sobre metal (oro sobre plata en este caso)

.- Parece que se va aclarando un poco la cosa, pero entonces según lo que me estás contando las armas de los Alvarez de Colunga, no son mayoritarias en este emblema, pues veo que “ocupan” o como se diga en vuestra jerga bastante más espacio las de los Isla que  las suyas…
 
.- Sí, efectivamente, me satisface que aprecies ese detalle, pues en efecto siempre se habla de que el escudo de los Alvarez de Colunga es el emblema y la ubicación de la Casa Consistorial y demás y por un efecto dominó de volver a decir lo que los demás, resulta que las mayoritarias armas de los Isla en este caso apenas se mencionan, otra cosa sería que siempre se dijese “Los Alvarez de Colunga e Isla”, eso ya sería otra canción, pero como te digo no es el caso.

 De ellos se dice que aparte de los de Santoña (Santander).   ”En Asturias hubo otra casa en el lugar de La  Isla, concejo de Colunga. Probó su nobleza en las Órdenes de Santiago y Carlos III, en la Real Chancillería de Valladolid, en la Real Compañía de Guardias Marinas y en la Real Audiencia de Oviedo”

.- Y  ¿que se opina actualmente de la adopción de esos linajes?.

.- Hombre, no puedo decirte de los demás pero yo creo que tienen buen fundamento sin duda, además conociendo la meticulosidad de Vigón que bien se refleja a través de sus obras que  más o menos conozco, no me caben dudas máxime si se dice que

“habían enviado sus mesnadas al servicio de los reyes y ya en el cerco de Baeza pelearon los colungueses entre las fuerzas asturianas bajo la insignia de sus principales nobles que ganaron codiciado blasón entre ellos los Alvarez de Colunga”, aunque sí que creo que perfectamente otros linajes  destacados de nuestro solar pudieran haber ocupado un lugar preferente también en el emblema, pues méritos probados tienen y de sobra, tales como las casas armeras de  los Frera de Sales, o de los Cobián o Covián, sin olvidarnos de los Poladura de San Juan de la Duz,  o los Rivas también de la Isla … y algunas más, aunque ya que me das la oportunidad yo echo de menos una cosa…

.- ¿Y puede saberse que es?...

.- Hombre, pues sí, echo de menos en el emblema, algo que haga referencia a un acontecimiento  tan destacado como la incorporación al Concejo del Coto jurisdiccional de Carrandi, que es lo que completa el puzzle.

.- Algo así como la granada del escudo nacional…

.-Bueno ya que lo dices pudiera valer el símil, sí una cosa así… sí.

.- Bien, pues dicho queda…
 
 Bien es cierto, que con anterioridad a Vigón es necesario citar a un ilustre vecino de Lastres,  el coronel Juan Antonio Suárez Victorero y Robledo que en su conocida obra    “Descripción geográfico histórica… y me niego a poner más porque es un título demasiado largo” haciendo referencia al cronista Guerra y Villegas dice textualmente:

“Se divide en tres cuarteles desiguales en la parte superior: tiene el de la derecha por divisa un cuervo en campo verde -lo que pudo también inducir al error posterior del que hemos hablado- el de la izquierda tres flores de lis en campo de plata con perfiles negros –no dice aquí nada de oro por otra parte, aspecto importante pues no se violarían en este caso las leyes heráldicas- y en el cuartel que ocupa toda la parte inferior del escudo, nadan tres ánades en aguas de azul y plata”

“ Sentado este principio y el de que con el transcurso de los años no sólo se pierde la memoria de muchas cosas, sino que aún aquellas que se conservan y llegan hasta nuestros tiempos se ven tan desfiguradas que apenas dan señales para conocer lo que fueron; no sería extraño conjeturar y aún afirmar que el escudo de armas del linaje de Colunga, padeció estas vicisitudes y alteraciones, perdiendo en el principal cuartel de la derecha, la primitiva divisa de una paloma torcaz o agreste que sustituyeron erradamente los heraldos y cronistas por un cuervo, divisa a la verdad muy admitida en los escudos de armas de otros linajes, cuyos primeros progenitores conservaron la memoria histórica de los corvinos romanos y del hecho que dio motivo al nombre de esta familia, admitieron esta ave por uso de sus blasones recibiendo asimismo de ella el apellido; tales son el cuervo, corvera y corvo”.

.- Si estoy oyendo bien este hombre dice que en principio de un cuervo nada, que una paloma agreste… ¿o me equivoco?

.- No, no… estás en  lo cierto, sí, pues este caballero lo que está tratando de decir es que se trata de armas parlantes como muy bien indica Dalmiro de la Válgoma.

.- Y eso de armas parlantes en cristiano ¿qué es?

.- Bueno, pudiéramos decir que se trata de una clasificación heráldica de las denominadas “tropológicas”, o lo que es lo mismo formadas por elementos heráldicos  de sentido alegórico una de cuyas subdivisiones es la “parlante” que más o menos quiere decir alusiva a la denominación.

.- Pues no veo la relación…

.- Es posible, pero quizá si me respondes a esta pregunta…

¿Qué  pregunta?

¿Cómo se dice en latín paloma?

Pues a ver si lo recuerdo que ya hace mucho que… bueno creo que “Columba”  o algo así ¿no?

En efecto… en efecto…  observo que para algo te ha servido el seminario… y  ¿eso a que te recuerda?

Pues….

Pues a Colunga, hombre ,Columba-Colunga… el hombre se refiere a que el origen del nombre de nuestro solar pudiera derivar de ahí, de esa relación, aunque comparto la opinión de Braulio Vigón de que no es esa la hipótesis correcta, pero en fin era la hipótesis de Victorero, otra referencia nuestra muy respetable…

 Entonces ya veo más o menos el sentido de lo de “armas parlantes y todo eso• sí… pero lo que no me queda muy claro es que versión se usa en la actualidad, .

.- Pues con este follón nadie se aclara, que lises de oro sobre plata, otros los dibujan sobre sinople, que si un cuervo erguido, otro andante, sobre sinople unos, sobre plata otros, que si  corona mural de tres torres en los sobres, y real en los contenedores de basura… un verdadero lío… vamos,  sobre lo que no hay duda es sobre los ánades  de plata sobre ondas de plata y azur, pero en lo que es todo lo demás…

.- Y entonces ¿se le vislumbra solución a eso?

.- No.

.- ¿Así de rotundo?

.- Así de rotundo, ¿que quieres? si no se ha solucionado en ciento y muchos años va a solucionarse así de repente…

.- ¿Y tan difícil seria eso?

.- ¡Que va! pero nadie va a hacer caso de nada, o sea que… mientras siga esta indefinición…

.- ¿Indefinición?

.- Hombre evidentemente, pues lo único que hay claro que yo sepa es una aprobación por la corporación de finales del XIX  la ya citada de 1.882, ahora bien cinco años después en 1.887 cuando Ciriaco de Miguel Vigil publicó su conocida “Asturias Monumental, Epigráfica y Diplomática” a la que tanto debemos todos, dice que los autores de heráldica y blasón no distinguen al municipio de Colunga con uso de escudo de armas, pero pueden adoptar en sus comunicaciones y asuntos oficiales el propio de la provincia, aunque sí hace referencia al escudo aprobado, de lo que se deduce que el trámite administrativo, legal o como se quiera no debió completarse, no obstante en los años 60 el Ayuntamiento intentó de alguna manera “legalizar” su escudo y como era preceptivo se pidió informe a la Real Academia de la Historia que publicó su dictamen en el boletín nº 157 del año 1,965 (pag. 271).

Basa su proyecto en una antigua certificación de blasones, extendida por el rey de armas de Felipe IV, Carlos II y Felipe V, don José Alfonso de Guerra y Villegas para gentes de este nombre y cuyo “despacho” diera pie, en 1.882 al erudito local D. Braulio Vigón para razonar un escrito en el cual definía como heráldica de Colunga la que correspondía a este apellido, aunque no se estableciese entonces documentalmente relación alguna de este señorío con el pueblo y la familia denominada con igual nombre, poderosa razón para que hoy, al pretender blasonarse Colunga, lo hiciese trayendo a sus nuevos cuarteles las empresas del apellido solicitado.

La circunstancia de carecer Colunga de especiales acentos históricos, traducibles hoy en unos símbolos heráldicos ya en la Memoria del Ayuntamiento interesado se circunscribe a exhumar el acta municipal citada del siglo XIX en el que consta como sabemos el criterio del Sr. Vigón hecho propio por la Corporación de la época, así pues teniendo en cuenta la discreción de Vigil parece que la Real Academia de la historia emite un informe que aconseja no alterar el viejo acuerdo que creaba dicha armería en cuanto a que su uso ya  se halla consagrado por muchos años, por lo que propone el uso del escudo aprobado en el acta original o sea este;

.- Medio partido y cortado:

1º.- En sinople, tres flores de lis de oro.

2º.- En plata un cuervo, de sable.

3º, En azur, sobre ondas de plata y azur, tres ánades, de plata sumados a las ondas

.- Y al timbre, aunque siempre se anda jorobando con la corona mural de tres torres, pues que  no…
y así lo dice claramente: “CORONA REAL, CERRADA”


aunque sólo consigue liarla más aún, pues luego en la concreción vuelve la burra al trigo otra vez  con los tres lises de oro sobre plata y demás, vamos de risa ya… o sea una de dos : incompetencia manifiesta del organismo informante, cosa que dudo mucho en institución de tal prestigio, o que el asunto  se trata con desinterés y negligencia evidente.

Así que mientras no se diga lo contrario seguir con las flores de lis de oro sobre plata  y demás con todo lo expuesto sería cabezonería carente de sentido…

.- Bueno eso lo dices tú…

.-Claro,claro… no es un dogma de fe, es lo que yo opino, pero no arbitrariamente, con conocimiento de causa al menos como se ve.

.- Bueno pero entonces ¿qué se decidió por fin en esa época?, porque esto ya pasa de culebrón…

.- Pues para llorar, ya… resulta que coincidió con una renovación de la Corporación a lo que parece, cambio de secretario y demás, con lo cual al andar todo manga por hombro, no se le hizo más caso al expediente, claro que yo alcanzo hasta los años 90, pero a partir de ahí no me hagas mucho caso, aunque me temo lo peor.

.- y ¿eso no puede cambiar?

.- Hombre, sí, todo es voluntad, ya que según las vicisitudes históricas, todo puede cambiar en un santiamén, de hecho a partir del año 1.939 con el nuevo régimen político surgido de la guerra civil española,  al escudo existente se le acopló sin más trámite -no andaba tampoco  la cosa   para muchos trámites de esa naturaleza-  el águila de San Juan, vamos, lo que popularmente se llamaba “la gallina” acompañada como era preceptivo del yugo y las flechas como símbolos del nuevo régimen que luego fueron  suprimidos  nuevamente al cambiar éste como se sabe, así que como ves los vaivenes de la historia quedan reflejados aquí también como en todo.

.- Vale, dejémoslo…ya es más que suficiente, sólo una cuestión por curiosidad ¿tú que crees que debiera hacerse?

.- Hombre, si es que  el expediente sigue  incompleto como creo que es el caso, debería concluirse ¿de qué manera?  pues encargando un informe a personal especializado en Heráldica, pero claro, para hacerle caso, pues suele ser habitual que los informes técnicos no sean vinculantes y ya se sabe de la arrogancia, por no decirlo de otra manera de los cargos políticos de turno… aprobar el escudo que acabe con actual indefinición, y luego la bandera conforme al mismo, pues si no tenemos concluido el trámite del escudo y aprobamos sin más ni más una bandera que para más “inri” lleva  un escudo en el centro que no se sabe muy bien como es, entonces la casa por el tejado ¿no crees?

.- Sí… sí de acuerdo… pero ¿a quien se suele recurrir para estas cosas?

.- Pues hombre, teniendo en cuenta que afortunadamente contamos con una  Academia Asturiana de Heráldica y Genealogía bueno sería dirigirse a ellos que para eso están y dejarse de tonterías…

.- Y  ¿al cargo de quien está eso?

.- Pues actualmente la dirige D. Manuel Rodríguez de Maribona y Dávila, cronista Rey de Armas del Principado de Asturias, que es además de historiador, diplomado en Genealogía,  Heráldica y Derecho Nobiliario, y Secretario General del Colegio Heráldico de España y de las Indias…

.- Pues no sabrá nada ese hombre… y la gente de esa Academia…

.- No… nada… nada… así que…

.- ¡Ale! sí pero no te ansies  que nadie te va a hacer  caso.

.- ¿y qué? eso ya lo sabía yo de antemano… pero bueno, como dice el del Telediario, así son las cosas y así se las hemos contado… que no es poco.

.- Amén.

.- Amén Jesús.
.
BIBLIOGRAFIA:

 .- www.buscolu.com el portal del concejo de Colunga

 .- Archivo histórico municipal de Colunga

 .- Suárez Victorero y Robledo, Juan Antonio : “Descripción geográfico histórica del Concejo de Colunga” 1.837. Edic. preparada por J. Antonio Fidalgo Sánchez.
 .- Monumenta historica Asturiense Gijon 1.985
 .- Gran Enciclopedia Asturiana
 .- Notas manuscritas de Dalmiro de la Válgoma.
 .- de Miguel Vigil, Ciriaco: Asturias Monumental Epigráfica y Diplomática.
 .- Bellmunt y Canella: “Asturias” tomo III  1.887
 .- Periódico “La Opinión de Villaviciosa” (siglo XIX)
 .- Cadenas y Vicent, Vicente: “Fundamentos de Heráldica”.- Madrid Ediciones Hidalguía, 1.994

 .- Torres Solanot Garcia de Bustelo, Ignacio “Barras de Aragón” .- Zaragoza, Gorfisa 2.002
 
 .- http:// www.misapellidos.com

 .- http: // www. Heraldaria.com

 .- Boletín Oficial del Principado de Asturias (B.O.P.A.)

 .- Boletín Oficial del Estado (B.O.E.)

 .- Historia General de Asturias (Silverio Cañada editores) Gijón

 .- Historia de Asturias (Editorial Ayalga) Salinas (Castrillón)
 
 .- Heráldica del Principado de Asturias – Colección del Diario “La Nueva España” – (entrega nº 20)
  
 .- marginadosocial: “Bibliografía y notas para la historia de un Concejo” –buscolu.com-
 .- marginadosocial “El coto jurisdiccional de Carrandi” “Revista de Derecho Foral” Vitoria (Alava)     abril 1.994”
  
 .- Vigón Casquero, Braulio (Toda su obra)
 
 .- Madoz “Diccionario Geográfico-histórico de Asturias” Tomo 9
 
 .- Capellán Pérez, Manuel, coordinador de la Obra “Sociedad de fomento de Libardón 1907-2MIL7 “    
 
 .- Capellán Busto, D, y Cobo Arias, F. “El Palacio de Gobiendes”
 trabajo inédito.

   Agradecimientos:

Quiero agradecer la amable colaboración prestada para la elaboración de este trabajo a D. Manuel Rodríguez de Maribona y Dávila (Heraldista) a D. Angel Carbajo (Heraldista) a la Biblioteca municipal de Colunga, a la Biblioteca municipal de Villaviciosa, al diario “La nueva España”, a www.buscolu.com, a la Sociedad de Fomento de Libardón, a mi familia por el tiempo derrochado   y a  todos aquellos que de una u otra manera ayudaron no poco a la elaboración del mismo.  

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu