D. Hernan Pérez Cubilas recupera su placa en el parque de su nombre

Comentar

NOTICIAS RELACIONADAS

Cultura sidrera asturiana

D. Hernan Pérez Cubilas recupera su placa en el parque de su nombre

Publicada por Redacción Búscolu el 15/03/2016 20:15:40

Dicen que fue el mejor alcalde de Colunga de todos los tiempos. Quizás sea verdad, o uno de los mejores seguro. Tras las obras que se realizaron en el entorno del parque estos años, desapareció la placa que daba nombre al parque, terreno que él había donado al pueblo de Colunga. Hoy, por orden del actual alcalde, se ha procedido a colocar, nuevamente, la placa que identifica este céntrico parque colungués, con lo que se hace justicia con este colungués de bien.

HERNÁN PÉREZ CUBILLAS

Don Hernán, nació en Colunga en 1905, viviendo entre Madrid y Colunga desde su infancia. Estudió y cursó la carrera de Derecho allí y en Oviedo, donde obtuvo la Licenciatura. Muere en Bilbao en 1988.

El ambiente familiar donde se forma le hace vivir desde muy joven la política, participando en la formación de la CEDA. Pasa gran parte de la Guerra Civil preso en un barco del puerto de Bilbao.

Alcalde de Colunga desde 1948 a 1958 tuvo una destacadísima y brillante actuación, dotando al Concejo de importantes mejoras de todo orden para lo que, ayudado siempre incondicionalmente por sus hermanos, contó siempre con gente de muy distinto signo político, atendiendo únicamente a su valía. Fue destacado y avanzado precursor del turismo asturiano, fundando la famosa “Cabaña del Mar” en la playa de la Griega, de Colunga, original restaurante municipal que señaló nuevos caminos a la actividad del Ayuntamiento y atrajo la atención del movimiento turístico provincial. Impulsó, también, la denominación y colaboración de las “Siete Villas de la Costa Verde” asturianas, feliz idea hoy desaparecida. A su celo se debe también la creación de un parque en pleno centro de Colunga, hasta entonces propiedad familiar, y que hoy lleva su nombre.

            D. Hernán Pérez Cubillas con D. Juan Carlos

En 1958 fue nombrado Gobernador Civil de Huelva, cargo que desempeñó durante diez años, siendo meritísima la ingente labor desarrollada en aquella provincia en los más diversos aspectos. Por su gran importancia destaca la importantísima industrialización alcanzada durante su mandato – fue él quien consiguió el “Polo de Desarrollo” para Huelva- el nuevo puerto de grandes calados y la notable promoción turística hasta entonces incipiente.

La gran Ciudad Deportiva por él construída lleva su nombre, así como barriadas, calles, jardines y parques en la capital, ciudades y pueblos que han querido así honrar y agradecer al ilustre asturiano lo logrado en toda la geografía onubense: viviendas, vías de comunicación, puentes, traídas de agua, escuelas, centros culturales, mancomunidades, cooperativas, guarderías infantiles, Paradores de Turismo, mercados, investigaciones en Doñana, etc,etc.

       

Está en posesión de la Gran Cruz del Mérito Civil, Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort, Orden del Mérito Agrícola, Mérito Naval, Alfonso X el Sabio, Cisneros,Mérito Deportivo, Medalla de Oro de Huelva (capital y provincia) y de múltiples ciudades onubenses, así como Medalla de Oro de la Universidad de la Rábida, entre otras.

 

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu