Ruta de los molinos de Cueves

Comentar

NOTICIAS RELACIONADAS

Ruta de los molinos de Cueves

Publicada por Redacción Búscolu el 05/07/2020 13:00:02

El oriente de Asturias es mucho más que playas, y este es el caso del concejo de Ribadesella, donde el pasado fin de semana tuvimos la oportunidad de recorrer la ruta de los molinos que une las localidades de Cuevas y Tresmonte.

Características de la ruta:

  • Itinerario: Cueves – Tresmonte - Cueves
  • Dificultad: baja.
  • Recorrido lineal (existe variante circular).
  • Duración: 4 horas (incluyendo paradas para tomar fotos, ver los molinos y una parada larga para comer).
  • Distancia: 12 kilómetros (aproximadamente ida y vuelta).
  • Fecha de realización: junio de 2020.
  • Concejo / Municipio: Ribadesella

Información de utilidad:

  • Bicicleta: Parte de la ruta se puede realizar en bicicleta pero habrá que dejarla aparcada para visitar los molinos. El último kilómetro y medio tiene una pendiente que no creemos que se pueda realizar en bicicleta debido a la pendiente y al tipo de firme.
  • Niños: ruta no recomendada para niños pequeños.
  • Señalización: PR AS-58.1 "Ruta de los Molinos. La ruta cuenta con un panel informativo al inicio y varias señales que indican las ubicaciones de los molinos.
  • Firme: tramos de tierra, empedrado, hormigón y asfalto.
  • Otros datos: durante el recorrido no encontraréis fuentes, por lo que se recomienda llevar suficiente agua.
  • Aparcamiento: el punto de inicio de la ruta cuenta con un aparcamiento donde podréis dejar el coche justo antes de cruzar La Cuevona. Si no, podéis dejar el coche en el pueblo de Cuevas, justo al otro lado.

Descripción de la ruta:

Comenzamos a caminar a través de la Cuevona de Ardines. Os recomendamos que hagáis este tramo con precaución y si es necesario encendáis las linternas del teléfono móvil. Disfrutad del recorrido. Es uno de los lugares más visitados del Oriente de Asturias y una visita obligada si vas de turismo a Ribadesella. Tras salir de la Cuevona llegamos al pueblo de Cuevas del Agua, punto de inicio de La Ruta de los Molinos de Cuevas.

Atravesamos el pueblo siguiendo las indicaciones de la ruta. No hay pérdida posible. Durante este tramo encontraremos la Ermita de Santiago. Una vez salgamos de Cueves, seguimos caminando hasta encontrarnos con las vías del tren que debemos cruzar antes de continuar por una pista asfaltada.

Nos encontraremos con el río y con varias plantaciones de kiwis. En este tramo tendremos siempre las vías del tren a nuestra derecha hasta que iniciemos un descenso que hará que pasemos por debajo de ellas.

Continuamos la ruta por la pista forestal siempre con el río a nuestra izquierda. Nos encontraremos con una portilla que debemos abrir para pasar. Tal y como decimos siempre, cuando vayas al monte déjalo todo como lo has encontrado y guarda tus residuos hasta que los puedas depositar en el lugar adecuado (nos da mucha pena comprobar cada vez que salimos de ruta que hay personas que no están para salir de casa…)

Seguimos caminando, comenzamos a sumergirnos en la frondosidad de los bosques de Ribadesella e iniciamos la parte más bonita de esta ruta. Nos encontramos con la primera señal que indica la existencia de un molino. De este primero solamente queda una pared cubierta de musgo y helechos.

Seguimos la ruta y a los pocos minutos llegamos al segundo de los molinos del que solo se conserva, o al menos solo pudimos distinguir, el canal que llevaba el agua a la maquinaria.

A 10 minutos aproximadamente nos encontraremos con el tercer molino de la ruta. Este molino se encuentra en muy buenas condiciones al estar parcialmente restaurado. 

La puerta estaba sin cerrojo y pudimos “fisgar” un poco en su interior.

El cuarto molino seguro que lo reconoceréis con facilidad, ya que es la imagen más famosa de esta ruta. Se encuentra al otro lado del río, por lo que habrá que cruzar el puente de madera que nos encontraremos al descender.

Este molino se encuentra en muy buenas condiciones y tiene el mecanismo prácticamente intacto.

El último molino está prácticamente destruido y nos encontraremos solamente parte de su construcción inicial. Tras pasarlo, comenzaremos a ascender hacia el pueblo de Tresmonte. Esta es la parte de la ruta que requiere más esfuerzo, ya que la pendiente es bastante pronunciada.

Llegamos a la carretera y giramos hacia la izquierda siguiendo las indicaciones de la ruta que nos llevarán a Tresmonte. Al llegar al pueblo nos encontramos con una señal que indica el fin de ruta.

Podréis descansar en los soportales de la Ermita de San Agustín de Hipona. De no ser por un tendejón que se ve al otro lado de la carretera la estampa sería completamente idílica desde aquí.

La vuelta la podréis hacer a través de la carretera ascendiendo hasta el Monte Moru. En nuestro caso realizamos la ruta lineal volviendo a Cueves por el mismo camino.

Si queréis ver más fotos de la ruta no dejéis de pasaros por nuestro facebook y buscad entre los álbumes :)

Curiosidades:

Tresmonte fue el lugar de nacimiento de D. Manuel Fernández Juncos, periodista, poeta y pedagogo de ideología conservadora que fue defensor del español en Puerto Rico frente al avance del inglés.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu