Tita Cervera volvió a Lastres

Publicada por Redacción Búscolu el 27/09/2009 00:00:00

El pasado jueves llegó nuevamente a Asturias la baronesa Thyssen y como en su anterior y primera visirta volvió a pernoctar en Lastres.

El jueves por la tarde asistió a una espicha en El Gaitero de Villaviciosa  y el viernes se fue de gala al hotel Abba Tits para la recepción del premio del Lions Club de Gijón de manos de la alcaldesa de la ciudad, Paz Fernández Felgueroso,  galardón que destaca su promoción de la cultura y que agradeció tras el atril en una cena a beneficio de Cruz Roja.

En la noche del jueves pernoctó nuevamente en el Hotel Eutimio de Lastres, no sin antes salir de copas en compañía de Henar Ortíz, tía de la Princesa Letizia,  al Azor, donde departieron con los allí presentes y con sus amigos propietarios del local, los hermanos Forascepi.

Por cierto, en fechas próximas protagonizarán un corto dirigido por Antonio Forascepi junto a Blanca Romero.

El viernes por la mañana visitó Covadonga acompañada por su amigo  el llastrín José Antonio Olivar. director adjunto de la revista ¡Hola!.

José Antonio Olivar

Por la tarde comió unas exquisitas viandas en el Restaurante de Eutimio acompañada de sus amistades y a las cinco de la tarde se retiró a dormir una pequeña siesta para recuperar fuerzas.

A las 20,30 tenía una recepción en el Ayuntamiento de Gijón y aún seguía en el Hotel Eutimio amte el nerviosismo de sus acompañantes que veían que no llegarían a tiempo.

Un hermoso cochazo color crema la esperaba a la puerta del Hotel, rodeado de muchísimas personas que deseaban verla de cerca.

Tita con Aida y Eutimio

Al bajar de la habitación, y como nos había prometido, aún tuvo tiempo para posar para buscolu.com, retratándose con Aida y Eutimio y también con nuestra redactora Covadonga Cima, al igual que antes lo había hecho Henar Ortíz.

Covadonga, Tita, Aida

Al salir a la calle, todo aquel gentío que la esperaba afuera comenzó a gritar ¡guapa,guapa!, respondiendo ella con gestos de agradecimiento.

El público esperando

En ese mismo momento la gente enmudeció, cambió la vista hacia la izquierda y comenzaron agritar ¡¡El Doctor Mateo, mirad!!

Así era, resulta que ante tal algarabía, Gonzalo de Castro se asomó a la terraza de su apartamento y al ser identificado de un salto se metió de nuevo en casa cerrando ventanas y cortinas.

Tita Cervera

Ojala contemos con Tita pronto en Lastres para rodar ese corto y que el amor que le tiene a este pueblo haga que se decida a invertir aquí y crear algún puesto de trabajo.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu