Xagardúa triunfó en Murcia

Publicada por Redacción Búscolu el 22/05/2007 00:00:00

El cronista oficial de la localidad murciana de Alguazas Luis Lisón Hernández nos hace una crónica de su Festival folclórico y homenaje, que contó con la presencia especial del grupo de baile colungués Xagardúa, que actuaron en esa localidad el domingo 20 de mayo de 2007

Alguazas,  Murcia, domingo 20 de mayo de 2007

Francisco Asís Cascales era ayer un hombre feliz. El "Huertano del año 2007", distinción que desde hace doce años otorga la Peña Huertana "El Molinico", acudió acompañado de Fuensanta Rodríguez, su esposa, y de sus hijos, al homenaje que Alguazas le tributó anoche en la Plaza del Ayuntamiento, como acto principal del festival folclórico organizado en su honor.

Aunque por primera vez, desde que se instituyera esta distinción, la designación iba mucho más allá de una persona determinada, pues esta vez, Paco "el Chusco", era consciente de que estaba allí representando a una institución con más de cuatro siglos de antigüedad, ya que los actuales Armaos son los herederos y continuadores de aquellas milicias concejiles que fundara Felipe II en la segunda mitad del siglo XVI.

Tras la designación e imposición de las bandas acreditativas, a las nuevas madrinas, infantil y mayor de la Peña, se procedió a la entrega del nombramiento y diversos obsequios a Francisco y Fuensanta, pronunciando unas palabras el Cronista Oficial de la Villa, quien glosó la persona del homenajeado y una breve semblanza histórica de los Armaos.

Tras la cual, Francisco Asís agradeció con sentidas palabras la atención que “el Molinico” había tenido con él y con la institución que simbolizaba en ese momento; siendo calurosamente aplaudido por el público asistente –menos numeroso que en ocasiones precedentes, por estar desarrollándose a la misma hora un mitin de campaña electoral organizado por el Partido Popular–.

Intercambio de obsequios

Dio comienzo entonces el festival folclórico, propiamente dicho, que se inició con los diversos bailes protagonizados por el grupo infantil de la peña organizadora, quienes pese a los pocos años de los miembros que lo integran, lo hicieron con mucho arte y desparpajo, ante la satisfacción no disimulada de sus familiares.

Sin duda alguna, que estos alevines de la Peña tiene mucho futuro si se continúa poniendo en ellos ilusión y trabajo, y son además, la levadura fecunda para el día de mañana. Además hay que tener en cuenta, que no son solo ellos, pues sus familiares también sentirán la peña como algo suyo y podrá encauzarse en ellos una educación correcta que les aleje de malas actividades, o simplemente inadecuadas.

A continuación subió al escenario el grupo “Xagardùa”, de Colunga (Asturias); que tras dedicar a Paco “el Chusco” los bailes que iban a interpretar, dejó maravillados a los espectadores; no solo por su buen hacer sobre las tablas, sino también por la pujanza y brío de algunos de sus bailes, muy distintos de los que se usan por nuestra tierra.

Tras ofrecer, acompañadas por los sones de la gaita y tamboril, una muestra variada de las diversas danzas propias del Principado –alguna de las cuales han sido rescatadas del olvido por el propio grupo–, sus integrantes recibieron un prologado aplauso, entre vítores del respetable, rendido ante la evidencia.

Cerró el festival el grupo titular de la Peña Huertana “El Molinico”, con diversos bailes de la región de Murcia, entre los cuales estaban la jota de Caravaca, la del Verdolay y las “pardicas de Ojós”, cantadas estas últimas con gran vehemencia por Pedro Barqueros. Pieza que me agradó particularmente, dada mi condición de Cronista Oficial de dicha Villa valricotí.

Tras esta actuación, ambos grupos se intercambiaron diversos regalos, entre los cuales –según pudimos observar–, no faltaba la popular y refrescante sidra. Recordaba entonces el Cronista el mes de abril de 1996, cuando un grupo encabezado por Nicolasa Torrijos Alfonso, María Jesús Cano Sarabia, Fuensanta Méndez Belmar y María Jesús Benavente Orcajada, organizaron esta peña, que se presentó oficialmente en las fiestas patronales del mes de junio, estrenando grupo y coro huertano, y un grupo de sevillanas; que se amplió en 1997 con un grupo infantil.

Acabado el certamen, los de “El Molinico” obsequiaron a sus invitados con una cena, en la que no faltaron las típicas viandas y bebidas de nuestra tierra, prolongándose los actos de confraternización hasta bien entrada la madrugada, dejándose oír nuevamente las melodiosas notas interpretadas por el gaitero y los sones del tamboril. Como leí en cierta ocasión, “el tambor en Asturias siempre ha sido el hermano gemelo de la gaita y el más popular y reconocido. Éste no es ni más ni menos que el tambor de Infantería de la época Napoleónica, que sale del ámbito militar y se incorpora a la música tradicional, quizás durante la Guerra de la Independencia o las Guerras Carlistas”.

El grupo “Xagardúa” –que está compuesto por unos treinta componentes, aunque por motivos laborales algunos de ellos tuvieron que quedarse en Colunga–, tenía previsto iniciar el regreso a su tierra hacia el mediodía de hoy. Hermosa y querida Asturias, a donde viajarán los de nuestra peña el próximo mes de julio, para devolver la visita.

Para ver más imagenes del evento pinchar sobre la foto de abajo:

Xagardúa

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu