La organización juvenil Darréu-Mocedá d'Izquierda Soberanista comienza una nueva campaña contra la emigración de la juventud

La organización juvenil Darréu-Mocedá d'Izquierda Soberanista comienza una nueva campaña contra la emigración de la juventud

Publicada por Redacción Búscolu el 17/09/2014 01:09:03

La mocedá asturiano atopa na emigración una de les sos principales problemátiques. Rara ye la persona que nel nuesu país nun tien un conocíu, un familiar... viviendo y trabayando fuera d’Asturies, y asina lo confirmen unes estadístiques qu’añu a añu espeyen la marcha de decenes de miles de mozos y moces rumbu a otros países, dientro o fuera del Estáu español.

Esta situación nun ye casual, nun ye frutu del azar. Supón un problema estructural nuna economía asturiana que nun ufre nenguna perspeutiva llaboral afayaíza pa los mozos y moces d’Asturies. Una tasa de paru xuvenil superior al 50%, más de 8.000 paraos y paraes ensin trabayu anterior, una mengua del 17% dende 2008 nos salarios de les persones menores de 25 años, calter temporal en más d’un 90% de los nuevos contratos firmaos... son dalgunes de les estadístiques a les que s’alfrenta la mocedá del nuesu país a diariu.

Paru, precariedá, y emigración: son les 3 alternatives a escoyer na Asturies d’anguaño, y ehí ta la causa de que’l nuesu país seya cabezaleru na emigración xuvenil, representando un 5% del pesu estatal nesta cuestión, cuando la población mozo asturiano namái representa’l 2% del total nel Estáu.

La emigración xuvenil n’Asturies ye un fenómenu agraváu pola actual crisis del sistema capitalista, pero non causáu direutamente por ella. Ye reseñable que tamos énte una problemática estructural afitada dende va décades, con especial protagonismu tres el desmantelamientu de la industria propiciáu pola mal denomada “reconversión industrial” qu’asitia a Asturies nuna situación de crisis permanente. Poro, ye una problemática que requier d’un analís y una praxis dende’l marcu específicu asturianu, atendiendo a les sos dinámiques económiques y sociales propies.

La falta de perspeutives llaborales dignes na que s’afita la emigración forciada de la mocedá d’Asturies tien, como dicimos, na “reconversión industrial” el so principal agravante: la privatización y/o pieslle d’industries venceyaes a la siderurxa, astilleros, minería; xunío a la mengua considerable en seutores económicos tradicionales como l’agricultura, la ganadería o la pesca –al calor de polítiques como la PAC- supunxo la perda d’una bayura de puestos de trabayu, que namái se recuperaron nuna parte mínima, enantes de tornar a perdese col actual ciclu de crisis capitalista.

Estos pieslles y privatizaciones ficiéronse atendiendo namái a criterios favoratibles a les grandes oligarquíes españoles (siendo les asturianes un apéndiz d’éstes) y europées, operando al traviés de ferramientes como l’Estáu español, o la Xunión Europea y tamién executaos por un títere gobiernu asturianu enxamás mirando a criterios económicos y sociales oxetivos sobre la realidá específica asturiana y les necesidaes de la clas trabayadora.

Amás, les úniques midíes de recuperanza vinientes de les instituciones españoles y europées –fondos mineros, fondos de desendolcu, etc-, tuvieron como sellu principal la corrupción nel so repartu y emplegu –cola participación imprescindible de PSOE, PP, IU, CC.OO y SOMA-FITAG-UGT.- A ello sumamos el so despilfarru, dao que dichos fondos nun foron empobinaos a una igua de les problemátiques económiques que carez el pueblu trabayador asturianu, sinon más bien a engordar les redes clientelares y de vasallaxe de los partíos y sindicatos mayoritarios dominantes n’Asturies, que representen los intereses de les clases dominantes.

Esta ye la trayeutoria pasada, presente, y el futuru qu’España y la Xunión Europea mos ufierten a la mocedá. Cola nuesa soberanía política secuestrada pol Estáu español y la XE, el nuesu país queda condergáu a la desvertebración, a ser un simple suministrador de distintes mercancíes, variables según el momentu y les necesidaes de les élites: nunos momentos carbón, n’otros enerxía llétrica, o mesmamente la esportación de mano d’obra cualificao, que nel so propiu país ve cómo cada vegada son menos y más precaries les oportunidaes llaborales pa quedase.

Frutu d’esa falta de soberanía, alcontrámonos con un gobiernu asturianu títere, cuyos miembros van camudando, pero non el factor común a toos ellos: el sucursalismu, la subordinación política al Estáu español y la Xunión Europea. La calificación de la emigración forciada como “lleenda urbana” por parte del Arecismu –col perimportante papel d’IU nel so caltenimientu-, o la desplicación d’esti fenómenu pol “afán aventureru” de la mocedá, son les úniques xustificaciones y pseudo-rempuestes que mos ufren dende los gobiernos asturianos. Nin se reconoz el problema, nin muncho menos se fae nada pa la so
igua, cuando debería ser ún de los puntos principales de l’axenda gubernamental pola so gravedá y consecuencies.

La Mocedá d’Izquierda Soberanista ye consciente de que les causes de la emigración forciada namái cunten con una igua posible: que seya’l pueblu trabayador asturianu quien marque les prioridaes nes problemátiques a iguar, o dicho n’otres pallabres: qu’algame la so soberanía. Soberanía política y económica que permita un analís y aición empobinaos a frayar les rellaciones y polítiques sucursalistes, que causen l’avieyamientu y la perda demográfica, el despoblamientu del rural en xeneral y de les ales del país en particular, la constante agresión mediuambiental promovía poles propies instituciones, un desemplegu descomanáu, la discriminación de xéneru, o la esplotación de los nuesos recursos atendiendo a criterios ayenos a los intereses de la clase trabayadora del nuesu país.

Dende Darréu nun entendemos dicha soberanía ensin la construcción del socialismu, que permita’l desarrollu económicu y social atendiendo a los nuesos intereses nacionales y de clase, frayando les actuales formes d’opresión y dominación, y faciendo posible con ello que podamos vivir y trabayar nel nuesu país en condiciones afayaíces, con accesu a sanidá y educación de baldre y de calidá, a vivienda digno... en definitiva, poniendo la economía al serviciu del pueblu trabayador y afitando una verdadera democracia: la democracia obrera. A ello acompañamos la irrenunciable llucha escontra’l patriarcáu, qu’ amesta una opresión adicional por ser muyer, que fae más difícil entá atopar trabayu y, polo tanto, que
da pie a mayor probabilidá d’emigrar.

Frente a estes aspiraciones, alcontrámonos anguaño con que la emigración forciada contribúi a caltener l’actual “statu quo” y una correllación de fuercies favoratible a les oligarquíes y les sos polítiques de dominación pa con Asturies, dao que ye un fuerte elementu desmovilizador de les reivindicaciones y lluches del Pueblu Asturianu, especialmente de la mocedá. Nin la represión, nin la criminalización de la rempuesta social son tan efeutives como esti fenómenu p'aparar cambios sociales y políticos n'Asturies,
cuntando con qu’en cualquier sociedá, la mocedá ye un importante motor de dinamización pa propiciar cambeos.

Poro, dende Darréu – Mocedá d’Izquierda Soberanista, entendemos que ye imprescindible que la mayoría social asturiana algame mayor conciencia d’estes cuestiones, de la gravedá d’esta problemática, de les sos causes, y de la necesidá d’autoorganizanos como pueblu en defensa de los nuesos porgüeyos como asturianos y como obreros. Ye por ello polo qu’entamamos una nueva campaña de denuncia y concienciación alrodiu la emigración forciada de la mocedá.

QUEREMOS UNA ASTURIES CON FUTURU

STOP EMIGRACIÓN FORCIADA DE LA MOCEDÁ

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu