Obra del beato lastrín Ángel Cuartas, de Pablo Braquehais Desmonts

Obra del beato lastrín Ángel Cuartas, de Pablo Braquehais Desmonts

Publicada por Redacción Búscolu el 25/06/2019 23:35:53

El viernes 21 fue homenajeado en su Lastres natal el beato y se colocó la obra realizada por Pablo Braquehais Desmonts. A continuación informamos de cómo surgió esta obra, el transcurso de su ejecución y algún avatar por el camino.

Todo comenzó cuando un día Don Jesús le hizo un comentario a María Fernández Ampudia ( del Hotel Restaurante Las Vegas en Colunga) diciéndole que tenía la idea de hacer un retrato al Beato Ángel Cuartas con el fin de colocarlo en la Iglesia de Lastres, en misa homenaje junto a una reliquia del mismo. María le dijo: "¡Ah, pues yo tengo un amigo que pinta retratos!", les puso en contacto y al contarle Don Jesús de lo que iba el asunto enseguida se pusieron en su casa a pensar (y decimos "en casa" porque el artista y arquitecto Pablo Braquehais Desmonts y su padre trabajaron en equipo, ya que es su maestro y él aprende con cada obra. Hombre, no son el taller de Leonardo da Vinci pero modestamente creemos que juegan en primera división, aunque sea en la parte baja de la tabla).

La primera idea que tuvieron fue que les chirriaba algo eso de poner el retrato con su marco y debajo, aparte, una urna con la reliquia. No, el Beato merecía algo más y decidieron diseñar una custodia/retablo que contuviera a la vez lienzo y reliquia. En cuanto al lenguaje no había dudas pues debía ser clásico y dentro de ello de Orden Toscano, sencillo (Foto 01 adjunta). El conjunto mide casi dos metros de altura y hasta ahora todo bien, pero claro, madera, carpintero... esto iba a costar un dinero que no tenían, así que decidieron acudir a familiares y amigos con el convencimiento de que a base de aportaciones pequeñas se podía cubrir el presupuesto del carpintero, como adelantando el final decimos que así fue.

De las tres fotos existentes del Beato Pablo quería utilizar para el retrato esa en la que se le ve más mayor, seguramente en una edad muy cercana a su muerte (Foto 02) ya que, además, es la que define mejor sus rasgos faciales y da más pistas amén de que su intención era un retrato en el que también se le vieran las manos atadas, en fin, una composición más elaborada.

Don Jesús les dijo que habría que utilizar como modelo la foto más conocida de él, que es la que aparece en el centro, porque es la que conoce todo el mundo y no le falta razón así que se pusieron a la tarea, con una foto que es digamos "tamaño carnet" y con el reto de aproximarlo a su edad final. Combinando ambas fotos podía hacerse (inicio del retrato en Foto 03).

Como se trata de una foto, repito, casi de carnet, había que buscarle la composición, el movimiento a base de resaltar la figura y contrastarla con un fondo oscuro y difuso al estilo de los típicos retratos de, por ejemplo, George Washington. El resto de objetivos eran: que se parezca a la familia y que tenga actitud inocente, tal como era él.

Por el camino el carpintero empezó su tarea, ya casi con el tiempo contado pues no quisieron decirle "empieza" hasta que estuvieron seguros de que tendrían el presupuesto.. Todo iba transcurriendo en silencio, nosotros pintando y él aserrando, Tras corregir algún tema de diseño arquitectónico que llevó su tiempo, que se solucionó a base de sesiones nocturnas en su taller corrigiendo y sustituyendo, para llegar con la pieza concluida el jueves 20 (Foto 05) a la Iglesia Parroquial Santa María de Sábada, para una prueba de iluminación y en la noche del jueves al viernes (Foto 06) tinte de madera, secado y capas de cera. Para las 18:00h de la tarde, una hora antes de la ceremonia, la obra estaba lista. Es un carpintero fenomenal, francamente bueno . Consecuencia de esas madrugadas no sé quién ha aprendido más, si el carpitero de composición arquitectónica o yo de "andar con la madera". Ya con el retrato terminado (Foto 07) sólo era cuestión de colocarlo por detrás en su lugar adecuado, poner el vidrio del relicario, la cruz en lo alto y andando (Foto 08).

La misa del viernes 21, para mí, fue emocionante, todo salió bien y el único que falló fui yo, que no fui capaz de pronunciar una sola palabra de agradecimiento por un día inolvidable.

Don Jesús tiene una lista de las familias, particulares y anónimos que aportaron las limosnas que hicieron posible la obra y esta semana la pondremos en su lugar definitivo, que es la pilastra que hay nada más entrar a la iglesia a la izquierda.

Para ver footos pulsar sobre f

NOTA DE REDACCIÓN:


SABER MÁS SOBRE EL ARTISTA Pablo Braquehais Desmonts

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu