FORO Asturias - Domínguez de Posada: “La descarbonización que pretende el Gobierno supone sacrificar la soberanía energética de España y pone en alerta a toda la industria”

Publicada por Pressy el 10/10/2018 12:05:02

Domínguez de Posada: “La descarbonización que pretende el Gobierno supone sacrificar la soberanía energética de España y pone en alerta a toda la industria”

“El carbón, nuestro único combustible fósil autóctono en Asturias, supuso en 2017 el 17,4% de toda la electricidad generada en España”

La senadora de FORO Rosa Domínguez de Posada apoyó hoy una moción del Grupo Popular sobre transición energética porque “los efectos de la transición ecológica anunciada por el Gobierno han hecho resonar con fuerza las alarmas en Asturias y en la industria española”.

“La renuncia al carbón, nuestro único combustible fósil autóctono –dijo Domínguez de Posada-, supone sacrificar nuestra soberanía energética. En 2017 el carbón supuso el 17,4% de toda la electricidad generada en España, es decir, la tercera fuente de energía en el mix energético, detrás de la nuclear y la eólica.

Mientras, “el Gobierno socialista copia su política desertizadora de los manuales ecologistas más rancios, calca su política de cierres de declaraciones equivocadas sobre los efectos perversos para el medio ambiente y la salud de un ministro francés ya dimitido”.

Para la senadora de FORO, existen otras alternativas y el Gobierno las tiene a su alcance: “en los PGE 2018, que en el debate de la moción de censura el señor. Sánchez se comprometió a ejecutar, se incorporaron a instancias de FORO importantes dotaciones, como los 20 millones para reducir las emisiones en las centrales térmicas y los 150 millones en ayudas a las industrias de consumo electro-intensivo para costes indirectos del CO2”.

Intervención de Rosa Domínguez de Posada en el Pleno del Senado:

Gracias, Presidente.

Los efectos de la transición ecológica anunciada por el Gobierno han hecho resonar con fuerza las alarmas en Asturias y en la industria española.

La desertización y la deslocalización amenazan la continuidad de importantes sectores como consecuencia de la ausencia en España de una política reindustrializadora. A ello se suma el despropósito anunciado por el Gobierno socialista para cerrar las centrales térmicas de generación de electricidad, que en Asturias alimentan las grandes industrias de consumo electro-intensivo y exportan energía.

El cierre de estas centrales alentado por el Gobierno supondrá el encarecimiento del recibo de la luz con impacto sobre la factura final de un consumidor medio de entre un 5% y un 10%. En España ya estamos en cabeza europea en la carestía de la electricidad y más aún con los máximos históricos alcanzados en días pasados.

La renuncia al carbón, nuestro único combustible fósil autóctono, supone sacrificar nuestra soberanía energética.

En 2017 el carbón supuso el 17,4% de toda la electricidad generada en España, es decir, la tercera fuente de energía en el mix energético, detrás de la nuclear y la eólica.

Con el pretexto de cumplir los Acuerdos de París, el gobierno de España se desmarca de la política energética que sin embargo mantienen otros países de la UE como Alemania o Polonia, donde sus dirigentes, antes de disfrazarse se verde, piensan en otras alternativas para proteger el interés general de sus ciudadanos, para crecer económicamente y para crear empleo y bienestar.

Señorías, el gobierno socialista copia su política desertizadora   de los manuales ecologistas más rancios, calca su política de cierres de declaraciones equivocadas sobre los efectos perversos para el medio ambiente y la salud de un ministro francés ya dimitido.

Señorías, hay otras alternativas y el gobierno las tiene a su alcance.

En los PGE 2018, que en el debate de la moción de censura el Sr. Sánchez se comprometió a ejecutar, se incorporaron a instancias de Foro importantes dotaciones como los 20 millones para reducir las emisiones en las centrales térmicas y los 150 millones en ayudas a las industrias de consumo electro-intensivo para costes indirectos del CO2.

El gobierno, en lugar de aplicarse en la ejecución presupuestaria para la que sólo le quedaba medio año, se lanzó irresponsable y frívolamente a pintar de verde la política energética con lo que sólo va a conseguir inquietar y desertizar las CCAA, amenazando su supervivencia económica y social.

Votaremos a favor de la moción del Grupo Popular porque este es uno de los puntos fundamentales de nuestro programa de coalición.

Muchas gracias.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu