Boroñes preñaes en Torazu, por José Antonio Fidalgo

Comentar

NOTICIAS RELACIONADAS

Ofertas descenso del sella en oriente de Asturias
Patrocinio Cogersa

Boroñes preñaes en Torazu, por José Antonio Fidalgo

Publicada por Redacción Búscolu el 31/05/2014 23:06:42

Fue don Antonio Balvidares Argüelles (Sariego 1751-Ceceda-Nava 1792) un personaje singular, rico de por casa, alegre, jovial, bromista... y buen poeta "en asturiano"

Como este jueves pasado debía celebrarse la fiesta de la Ascensión ("Tres jueves hay en el año/ que relucen más que´l sol:/ Jueves Santu, Corpus Christi/ y el día de la Ascensión"... como así decía el cantar) y ahora se "traspasó a domingo", pues se me ocurrió dar una "lecturina" a su poema "Vida,Pasión y Muerte de Jesucristo".


Dice así en sus últimos versos: "Yo lu allugaré en mio casa,/ y non i faltará el quesu,/ la cecina y el tocín, / les fabes, BOROÑA y sueru, / Todu será de vusté,/ la vida, el pan, el dineru.../Que e llarga la voluntá, / si e cortu el gasayamientu".

LA BORONA, como la famosa morcilla de Baltasar del Alcázar, el poeta sevillano del siglo XVI, es GRAN SEÑORA DIGNA DE VENERACIÓN. Y si está PREÑADA, la veneración se transforma en herética adoración.- Antiguamente, antes de "venir" las cocinas de carbón -las llamadas "bilbaínas".- la borona se cocía en el rescolde del llar cubierta con hojas de castaño o de berza con brasas por encima; o, tambien, se cocía en la forna del pan una vez bien arroxada con ramas de árgoma (cotolla,toxo), de roble o de castaño.

TORAZU, en Cabranes, sabe mucho sobre elaboración de boroñes en la forna y mañana domingo, impídalo o no el tiempo, lo va a demostrar a su fiel clientela visitante.-Y recuerden: para degustarla con arte no debe cortarse en cuñas: se corta la parte superior (el "sombrero") y, así, queda al descubierto el tesoro nutricio (compangu) que encierra; después, ya sí, se trocea según solicite cada comensal.- ¡Ah!, ¿Que prefieren ir a Oviedo a la feria de la Ascensión?.

Pues nada, ¡ a ello! y hagan como Bernaldu Lamiana y Pachín de Perán, los personajes de José Napoleón Acebal (1806-1879), comiendo en la plaza del Fontán: "Dempués, sentadinos, / como quien lo antiende /allí onde se viende/ la grasa y tocín, / vilos esmorgando / en una escudiella/ fabes y morciella/ y un pan de copín". 

Y recuerden: SIEMPRE ALEGRES PARA HACER FELICES A LOS DEMÁS.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu