Historias de emigrantes colungueses: Los Hermanos Toyos-Ruidiaz

Comentar

NOTICIAS RELACIONADAS

Ofertas descenso del sella en oriente de Asturias
Patrocinio Cogersa

Publicada por Redacción Búscolu el 20/12/2006 00:00:00

Este resumen se realizó con información y documentos aportada por José Luis Toyos Capellán, nieto de Manuel residente en Colunga, y Gastón Toyos García, nieto de José, residente en Chile.

Manuel y José Toyos Ruidíaz, hijos de Francisco y Rosa, nacieron en el Juesu en 1858 y 1864 respectivamente y emigraron a Chile en 1876, donde pensaban dedicarse a la agricultura.

En cuanto lograron unos ahorros dedicándose al comercio, compraron unas tierras en 1879 donde descubrieron una mina de plata (Caracoles) y con las ganancias compraron, en 1882, la mina de cobre “Rosario del Llano” en Chuquicamata (donde hoy esta la mayor mina a cielo abierto del Mundo que explota Codelco) hasta que el Gobierno chileno se la expropió. Fueron los primeros en aprovechar los finos de mineral “los llampos” por lo que sus mimas fueron conocidas como “las llamperas”.

Con el dinero de la expropiación compraron un “fundo” de 800 Ha en Ovalle en el Departamento de Monte Patria (IV Región), en el que tenían toda clase de cultivos. Tras veinticinco años de estancia en Chile Manuel volvió a Libardón en 1901 donde se casó con Maria Cueto Ruidíaz con la que tuvo dos hijos (José y Diego, aunque ya tenia dos hijos reconocidos en Chile Manuel y Edelmira) y fue el primer Presidente de la Sociedad Fomento de Libardón hasta su muerte, a los 51 años, ocurrida en 1909 cuando comenzaba a construir su casa familiar con luz de gas, calefacción central y agua corriente.

Cuando volvió de Chile fundó una fábrica de sidra achampanada en Colunga junto a otro socio. Esta fábrica de sidra champagne (La Colunguesa Asturiana) rezaba en su publicidad como “bebida estomacal recomendada por todas las eminencias médicas”. Manuel también fue uno de los promotores del trazado del ferrocarril del Norte por la costa (Gijón, Villaviciosa, Colunga, Ribadesella), frente al trazado interior que finalmente se impuso. El 1 de Octubre de 1908 la Asociación de antiguos alumnos y amigos de la Universidad de Oviedo le nombraron socio numerario de la misma.

El periódico “El Heraldo de España” publicó en la primera página la noticia de su muerte, síntoma de la importancia de este libardonés en la República de Chile. Todavía hoy sus herederos mantienen un litigio acerca de la expropiación del “fundo” en 1971.

Por su parte José se quedó en Chile y se casó con Dña. Lorenza Reales Anaya ciudadana argentina con la que tuvo ocho hijos, falleciendo en Ovalle en 1923 en donde los Periódicos “La constitución” y “El Tamaya” describíeron el entierro como “una gran manifestación de duelo en el traslado de sus restos mortales desde su casa habitación al Cuartel de Bomberos y la interpretación de la Marcha Fúnebre por parte de la Banda Municipal durante el traslado del féretro al cementerio. Al depositar el féretro en el Mausoleo de la Familia Castex, el Secretario del Cuerpo de Bomberos y algunos amigos de la Logia Masónica de Ovalle pronunciaron unas sentidas palabras de homenaje”. La noticia recoge también que el cortejo fúnebre llevaba 44 coronas de diversas instituciones y personalidades.

De la importancia de José en Chile da idea el hecho de que participó en el cortejo fúnebre del cadáver de Arturo Prat Chacón en Iquique, funeral secreto ya que se consideraba que estaban en terreno peruano y existía una guerra entre los dos países.

Por último cabe reseñar una anécdota de su participación en la compra del “hombre de cobre”. En la mina “Corina” un minero halló el cuerpo de otro con sus herramientas de piedra; era una estatua, un cuerpo humano impregnado de cobre. Un minero momificado.

Edgard Jackson, un estadounidense que trabajaba en Chuquicamata ofreció 500 pesos al autor del hallazgo, pero este no se decidía a venderlo. Jackson encargó a su amigo José Toyos la compra del “Hombre de cobre” hasta por mil pesos, pero apareció otro norteamericano, Norman Walke, que ofreció dos mil. Pepe Toyos y Jacson consiguieron la momia que expusieron en Valparaíso y posteriormente fue trasladada a Estados Unidos. En 1905 John Piper Morgan lo regaló al Museo Americano de Historia Natural de Nueva Cork.

Hoy los chilenos del Norte reclaman que el Gobierno de Chile lo rescate y lo restituya a su tierra ya que es el mas fiel testimonio de la explotación del cobre en esta región chilena desde hace muchos siglos.

La acción social de los Hermanos Toyos Ruidíaz fue muy intensa ya que disponían de un buen servicio médico botica, así como una Escuela Mixta de la Mina “Rosario del Llano”, cuyos alumnos reconocieron su labor con la entrega de un cuadro en el que se les reconoce como fundadores de la Instrucción Primaria de Chuquicamata. En el cuadro figuran las banderas de España y Chile, así como alusiones a la actividad minera y otros elementos decorativos.

Maria Soledad Toyos

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu