Colunga y el carbón

Comentar

NOTICIAS RELACIONADAS

Ofertas descenso del sella en oriente de Asturias
Patrocinio Cogersa

Publicada por Redacción Búscolu el 12/10/2005 00:00:00

La historia del carbón en el Concejo de Colunga

El subsuelo del Concejo de Colunga es carbonífero y triásico, habiendo sido explotado, con una intensa actividad minera, en las parroquias de Libardón, La Riera, Pivierda y, sobretodo, Carrandi. El carbón obtenido es de tipo Antracita.

Mercantes cargando carbón en la bahia de Lastres
 Carga de carbón en la Bahía de Lastres

Quien más estudió la composición geológica de este Concejo fue el alemán Guillermo Schultz. Este geólogo apunta la posibilidad de que el terreno carbonífero de Colunga sea una continuación del de Langreo, Bimenes y Nava, aunque de difícil explotación económica, por cuyo motivo fue abandonado por diversas empresas que intentaron su explotación.

Las primeras noticias que tenemos de extracción de carbón en el municipio de Colunga nos llegan de Jovellanos , quien reflejó en su diario en 1.790, la visita que hizo a la Riera, en la que vió la mina beneficiada por D. Cosme de Cangas, vecino de Libardón.

Durante el siglo XIX se extrajo carbón esporádicamente, pero fue a partir del último tercio del citado siglo cuando se concentró la explotación exclusiva en las parroquias de Carrandi y La Riera. Fue D. Braulio Vigón quien se hace propietario de la concesión y establece la explotación en los parajes La Canal de Carrandi y Los Cestos en La Riera, y la denominada “Mina de Irene y Loreto de Carrandi, consiguiendo sus carbones un premio en la Exposición de Filadelfia (EE.UU.) en 1.876.

"Jovellanos reflejó en su diario en 1.790 la extracción de carbón en el Concejo de Colunga"

Durante este periodo la actividad de la citada mina era bastante fluida. Se transportaba el carbón al puerto de Lastres en carros y, desde allí, en barco al puerto del Musel y a Bilbao. Esto suponía grandes costes y baja rentabilidad, lo que llevó al cierre de la explotación.

 Pantalán unido a la 'piscina'de la costa y a los pantalaninos de la costa
 Pantalán unido a tierra

En 1.890 se produjo una enorme subida del carbón inglés en Bilbao, por lo que los industriales vascos se lanzaron a comprar minas de carbón en Asturias, Palencia y León. El empresario vasco D. Antonio Acebal se hizo con la concesión carbonífera de Colunga, comenzando la actividad minera en la primera década de este siglo con el nombre de “Coto Minero Requeté de Carrandi”, que fue la explotación más importante habida en la zona, dándose un pozo inclinado y construyéndose un lavadero en sus inmediaciones.

Jamás conoció el Concejo una etapa de actividad tan próspera y prolongada como ésta, que duró hasta la Guerra Civil en 1.936. Se extrajo carbón a lo largo de toda la zona conocida como “Senda del Patudu”, utilizando galerías y travesales. Se instaló un funicular aéreo que transportaba el carbón hasta el puerto de Lastres; y, desde allí, por medio de un pantalán lo cargaban en barcos para llevarlo a Bilbao.

A principios de 1.950 compra la concesión otro empresario vasco, D. Nicolas Durana y pone en funcionamiento la explotación. Se dió un nuevo pozo en el paraje de La Canal, casi paralelo al antiguo, habilitándose un moderno lavadero en el mismo lugar que el anterior. El Carbón se transportaba al puerto de Ribadesella

" Hoy en día dicha actividad en nuestro Concejo está condenada a su total desaparición "

en camiones por carretera, y desde allí por tren o barco a Bilbao. La plantilla la componían un centenar de obreros.

En Febrero de 1.965, por deficiencias económicas y de explotación se declara en quiebra la empresa y se cierra la mina. Alguien escribió en la fachada del pozo la siguiente frase : “No murió, la mataron”.

Durante los años ochenta se hicieron extracciones de carbón en distintos lugares de Carrandi y Libardón, destacando la mina de antracita “Mina Consuelo” de Carrandena y El Eslabayu, explotada por D. Antonio García Morán y, posteriormente, por D. Ricardo Rubio, con una plantilla de 17 obreros, de los cuales 7 eran de Colunga. Estas minas eran de tipo guía.

A finales de los ochenta se interrumpe la actividad minera del carbón en Colunga, después de dos siglos de producción.

Hoy en día la actividad minera está condenada a su total desaparición en estas parroquias, al igual que la agricultura y la ganadería. La población envejece y la juventud busca salidas profesionales fuera de los pueblos, en la capital del Concejo o en los grandes núcleos de población de Asturias.

Ver más fotos sobre el Concejo y el Carbón

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu