César Carús: Los sonidos del Silencio

Publicada por Redacción Búscolu el 12/12/2005 00:00:00

Nombre: César Carús Arnáiz

Edad: 72 años

Nacido en: Colunga, el 17 de Diciembre de 1932

Esta semana hemos elegido como personaje de nuestra entrevista a César. Los motivos son muy variados, pero sobretodo su tesón en la reivindicación, guste o no guste al poder, y su compromiso social.

César junto a las obras de encauzamiento del Río Libardón
 César Carús Arnáiz

Buscando a nuestro personaje, surgió el tema de la movilización ciudadana por los desbordamientos del Río Libardón. Mucha gente apoyaba esta iniciativa, más de medio millar de colungueses lo hacía con su firma, pero entre el bosque de ciudadanos distinguimos a nuestro viejo conocido y buen amigo César. Allí estaba, dispuesto a entrevistarse con el Alcalde, con los ingenieros de la C.H.N. o quien hiciese falta, porque la verdad sólo tiene un camino y la que nos hace realmente libres.

¿Cómo no se nos había ocurrido antes?. César era el personaje de la semana.

Le conocimos cuando, recién llegado de Vitoria, comenzaba a organizar a sus convecinos de La Riera para que se asociasen y reivindicasen sus justas peticiones ante el Ayuntamiento. Fueron negociaciones arduas y difíciles, pero al final, Julio Menéndez Gallego, alcalde por aquel entonces, cedió y centró la mayor parte de las actuaciones del Plan de Empleo en aquella localidad. Se hormigonaron los caminos, se canalizaron las aguas, se reparó la depuradora, hasta se intentó construir un parque infantil en unos terrenos cedidos por una vecina, que luego fueron retirados por un sobrino heredero quedando el solar completamente adecuado, pero sin los columpios y toboganes. Quizá fue uno de los hechos más dolorosos para César. Después de lograr la cesión del solar por parte de tres propietarios, que un heredero parase el proyecto no era muy ético. Esto lo decimos nosotros que lo sabemos, porque César, con la experiencia y la sabiduría que le ha dado la vida no ha querido rememorarlo en la entrevista, optando por guardar silencio porque no va a solucionar nada y puede herir “susceptibiilidades”. El daño está hecho y removiendo el pasado sólo se resta y lo que les importa a los pueblos es sumar, las experiencias negativas se duermen en la memoria colectiva y siempre hay ocasión de despertarlas para tratar de no cometer los mismos errores, aunque , hoy en día, algunos se obstinan en hacer lo contrario.

-César, háznos un breve currículum- Nací en Colunga. Cursé mis primeras letras en el Colegio de la Fundación Caride-Toyos, en La Riera. Allí nos enseñaron a comportarnos y nos dieron una excelente cultura general. Había un maestro y una maestra y había clase de niños y de niñas. A los 10 años ingresé en el Seminario por vocación, no para adquirir unos estudios. Estudié en los seminarios de Tapia de Casariego, Valdedios y Metropolitano de Oviedo. A los 20 años, cursando 2º de Filosofía y antes de ordenarme sacerdote, decidí abandonar los estudios religiosos e incorporarme a la vida normal de cualquier persona.

-¿A qué te dedicaste? Pues a trabajar fuertemente Lo hice en los empleos más duros y sin cualificación, como les ocurría a todos los estudiantes que abandonaban los estudios; trabajé, incluso, en la mina, en Floruros. De Caravia me fui a Gijón a trabajar al Musel a una empresa constructora llamada la Internacional. En 1959 comencé a trabajar en la empresa en la que llegaría a jubilarme , La Sociedad Española del Oxigeno, hoy L’ Air Líquide. Tras 33 años en la empresa, me prejubilé y regresé a La Riera,

-Háblanos un poco de tu paso por esta empresa. Entré en Gijón, pero pronto me trasladaron a Vitoria, donde me jubilé. Empecé de especialista y llegué a Encargado. Luego pasé a desempeñar trabajos de oficina y organización de almacén.

-Hay otras funciones tuyas en la empresa que nos interesan más. ¿Puedes decirlas? Por supuesto, y estoy muy orgulloso de ellas. Fui Delegado de Personal muchos años, desde 1962, y defendí con uñas y dientes los derechos de mis compañeros trabajadores hasta el mismo momento de mí prejubilación en 1.990.

-¿Cuándo regresas a La Riera?. Definitivamente en 1992

-A tu regreso ¿Cómo encuentras el Concejo y La Riera? Hecho unos zorros, falto de comunicaciones e infraestructuras y muy deficitario en viviendas sociales, equipamientos sanitarios y sociales. La Riera era un barrizal, con las aguas torrenciales arroyando por el pueblo, sin señal de T.V. decente, con la depuradora obstruida…

-¿Y las pilas de cucho no las nombras? (Silencio), no pongas nada de esto que no quiero problemas…

-Por cierto, ¿Cómo está el tema de la señal de TV’ Bueno, sabes que se arregló, pero luego volvió a dar la lata. Tras las gestiones que llevamos hechas el Principado ha aprobado un repetidor nuevo, dentro del programa de cambio de equipos y torres de emisión de T.V.

-No perdamos el hilo de la conversación. Llegas a La Riera y ante aquel panorama decides movilizar a los convecinos. ¿Cuál fue su respuesta? Fabulosa. Decidimos recuperar nuestra memoria de pueblo, potenciar las fiestas, reivindicar nuestros derechos… Así nace la Sociedad Cultural y de Festejos de La Riera. Hoy tiene 80 socios permanentes y muchos colaboradores y simpatizantes.

-Además de organizar actos culturales y las Fiestas, ¿qué más habéis hecho? Conseguimos la pavimentación del pueblo y la canalización de las aguas, recuperar y potenciar las fiestas y organizarlas, nos movilizamos cuando la causa es justa como lo es lo del encauzamiento del Río Libardón, creamos un periódico mensual…

-Hablando de pavimentación ¿Recuerdas aquel lunar de la retirada de permiso para construir el parque infantil? (Silencio) Por favor, no quiero recordar ese tema, puedo herir susceptibilidades. Hay que sumar, nunca restar.

-Si a herir susceptibilidades vamos, ¿ quieres herir a la persona que recogió la biblioteca del Patronato Caride-Toyos? (Sus manos tiemblan como una hoja) (Silencio) Si uno pudiera decir todo lo que sabe y expresar lo que siente, pero no puedo……

-Nosotros lo sabemos, como lo sabe toda La Riera y mucha más gente, pero es muy peligroso dudar de la honorabilidad de un político que predica la dignidad y la ética, pero ya se sabe que uno es predicar y otro dar grano. Digamos que tomó los libros en depósito para que no se pierdan… César, háblanos un poco de la Fundación, si quieres, o si puedesLa Fundación Caride-Toyos es un Patronato que gestiona la antigua escuela que hay en La Riera y que a día de hoy es un edificio en ruinas por dejadez de quienes tenían el deber de mantenerlo y protegerlo. Era algo bueno, pero ……Los patronos de la Fundación fueron D. José Caride y D. Eufrasio Toyos.. La Fundación que lleva sus nombres mandó edificar en 1909 las escuelas, de arquitectura ecléctica. De planta en H, tiene una altura y se extiende a lo largo, estando coronada la calle central por su reloj carillón. Esta fundación fue impulsada por el que fuera gran investigador y polígrafo Braulio Vigón.

-¿De quién es la culpa de que las escuelas estén en ruina?Sin duda, de gobiernos municipales anteriores, que ignoraron lo escrito, donde el Ayuntamiento se comprometía a perpetuidad a la rehabilitación y mantenimiento del edificio una vez pasó a su control. El tiempo pasó, las obligaciones no se cumplieron y el edificio se vino abajo.

.¿Quienes forman o formaron parte del Patronato? Un Presidente, Adolfo Bulnes ; un Secretario, que era el maestro; dos vecinos; el Cura; y el Ayuntamiento, en el que delegan todos, como vocal nato.

-¿Cuál es el futuro de la Fundación? Hasta la fecha muchas palabras, pero pocos hechos. Los equipos de gobierno anteriores fueron pasando del tema. Nos movimos, fuimos a varios organismo, siempre más solos que la una, sin ningún representante municipal que nos acompañase…Ahora, por lo menos nos apoyan en la búsqueda de una subvención que permita la recuperación de este patrimonio. Actualmente nos movemos en el Ministerio de Educación y Cultura, en el Principado, Cultura y, últimamente en Asuntos Sociales, con Rogelio apoyándonos, hay que decirlo todo. Lo último que podemos decir es que estamos inmersos en plena tramitación, con el alcalde a la cabeza, para tratar de conseguir, por fin, la rehabilitación de las escuelas.

-Elogias mucho al alcalde, pero te hemos visto hace poco formar parte de una comisión de vecinos que iban a exigir soluciones para las avenidas del Río Libardón Son cosas diferentes, además en ese tema la mayor parte de culpa es la Confederación Hidrográfica . Apoyamos a los vecinos del Solrivero y a los de los distintos pueblos a los que afecta la incomunicación. Recogimos 500 firmas de habitantes del concejo para exigir soluciones .

-Pero en la prensa salió el anterior alcalde, Daniel Gancedo ,encabezando las protestas (Silencio) ……La foto. No tengo nada en contra del PP.

-Pero a la gente no le hizo mucha gracia que él encabezase algo que no había promovido ( Silencio) No tengo nada contra el PP, pero en este caso (Silencio) …prefiero callarme. Hay que sumar..

-¿Conseguisteis algo?Lo primero, que se pusiesen a trabajar en serio, aunque ya cambiaron las tornas porque se les ha estropeado la máquina de pilotar y no sabemos qué van a hacer. ahora

-¿Qué opinas de los movimientos vecinales, de la movilización de la masa social?Sumando se llega lejos. Mientras en muchas localidades solo se preocupan de organizarse para las fiestas, en La Riera y varios pueblos más, en base a las Asociaciones de Vecinos se están logrando grandes mejoras.

-Antes nos comentabas que editabais un periódico. ¿Quiénes lo hacéis, con qué periodicidad y qué tratáis en él? Bueno, lo hacemos seis personas, aunque la mayor carga te imaginas quien la porta. Es mensual y va dirigido a los vecinos de La Riera, aunque queremos ampliarlo a todo el concejo. Tratamos de temas que nos interesan como pueblo, a todos los niveles, sin dejar de lado la política y el buen humor.

-¿Cómo ves el concejo en la actualidad? Mucho ruido y pocas nueces. El Muja, la autopista, el turismo…, pero el concejo sigue igual de mal a nivel sanitario, faltan viviendas sociales y equipamientos de la tercera edad, servicios, polígono industrial…

-Desde la experiencia que te dan tus 72 años ¿qué nos puedes decir de la juventud colunguesa? ¡Jolín! (Silencio) No me metas en estos berenjenales que me lanzo y luego no sé salir. Prefiero no opinar. Solo decir que hace falta un estudio en profundidad y una larga reflexión por parte de todos, padres, políticos, educadores….

-¿Con el alto número de incapaces que en gran porcentaje forman parte de las listas electorales de todos los partidos en cada legislatura , una persona válida, conocedora del concejo, curtida en mil batallas y negociaciones ¿nunca te planteaste presentarte en una candidatura electoral al Ayuntamiento?Siempre me atrajo la idea, pero no lo he hecho por lo que quiero a mi mujer..(Silencio)

-La entrevista finaliza. Le pedimos una foto, pero no quiere. Al final accede.

Como apunte final, César, cuando tanto te moviste en La Riera para conseguir la reparación de los caminos hubo quien dijo, en tono airado y despectivo, que mejor estabas revolviendo en Vitoria, que era lo único que sabías hacer… Nosotros, desde el conocimiento que tenemos, sólo podemos decir que en La Riera deben de estar dándole gracias a Dios a todas las horas por contar con un vecino como tú. Ha sido un auténtico honor departir contigo estos minutos. ¡Ánimo!.

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate
Autor: duwinchi - Fecha: 24/04/2015 19:04:07

Hombre, habría estado mejor si en lugar de silencio hubiese hablado sobre esos temas, jeje.

Autor: Techi - Fecha: 22/04/2015 16:00:38

¡FABULOSA ENTREVISTA! Me hizo gracia la parte "Desde la experiencia que te dan tus 72 años ¿qué nos puedes decir de la juventud colunguesa? ¡Jolín! (Silencio) No me metas en estos berenjenales que me lanzo y luego no sé salir. Prefiero no opinar. Solo decir que hace falta un estudio en profundidad y una larga reflexión por parte de todos, padres, políticos, educadores…" Pues ahora, 10 años después de la entrevista no se si sería suficiente con hacer un estudio...

También en El Búscolu