La globalización en cuestión

Comentar

NOTICIAS RELACIONADAS

Ofertas descenso del sella en oriente de Asturias
Patrocinio Cogersa

Publicada por Carlos Ortiz de Zárate el 15/03/2015 11:19:53

No solamente es global la historia, también lo es la más  remota prehistoria. No estamos viviendo un fenómeno nuevo;  la que vivimos es mucho más sectaria, arrogante y poderosa. Nuestro problema no es la globalización, sino, el hecho de que ésta usurpa nuestra soberanía y mancilla nuestras instituciones.

Los financieros siempre han tenido poder; compraban a los soberanos con sus dineros, y tenían artes para multiplicarlos y para transferir los mismos a escala global;  no eran esos sus problemas, no; querían el monopolio y el poder. En la globalización precedente  tenían que competir con las instituciones y con las  diversas poblaciones migrantes, el ejemplo más socorrido es el de los  trabajadores de las catedrales, cuya organización extendió  sus redes, durante siglos, a cualquier lugar donde se iniciaran obras de estos monumentos. Eran enemigos, aumentaban los “costes de producción. Es un  ejemplo socorrido, porque en el espacio de un artículo no es posible tratar de las poblaciones insertadas en la globalización a lo largo de la prehistoria y la historia.

La globalización actual está en manos de los financieros poderosos; el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial…, y una larguísima lista, que incluye a la UE, aceptan, como un dogma, el “logos” que imponen los poderosos, pese a que los últimos incluyen recortes de derechos de los ciudadanos que estos organismos pretenden representar. Han ganado terreno; no tienen rivales u otras normas que las suyas propias.

Claro que existen leyes y criterios, pero estos no cuentan más que como principios, los buenos deseos de la Proclamación Universal de Derechos Humanos que, aunque descafeinada, no se logró consensuar en el Tratado de Niza (2001).

Nos han metido en un tinglado en el que lo que hay es lo que dicen los financieros; recientemente se ha expresado el presidente del BBVA sobre el error que han cometido, al elegir a sus representantes, los ciudadanos griegos. Esto, en las otras globalizaciones no hubiera podido hacerlo, ahora lo hacen constantemente. Todos sabemos que es una violación de la democracia, pero todos se proclaman demócratas, tienen el “logos”.

< a href="http://carlos-ortizdezarate.blogspot.com.es/">Visita mi blog

¿Quiéres comentar? Identifícate o Registrate

También en El Búscolu